-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

viernes, 24 de enero de 2020

Este jueves os cuento lo que llevo en mis bolsillos




Esta semana Mar nos propone hablar de lo que llevamos en los bolsillos. Ahí va mi relato y os recuerdo que podéis leer los que presentan otros escritores en este enlace.


¿Qué hay en mi bolsillo?
Os lo puedo decir de memoria, en el derecho un pañuelo y el teléfono y en el izquierdo la cartera, monedas y las llaves de casa y del coche.
Pero lo haré de modo más teatral. Mirad.
Bolsillo derecho: Veis el pañuelo. Aquí sale… y sigue saliendo (mi pañuelo, es muy largo ¿por qué?). Y de diferentes colores (¿Qué pasa?). Bueno, como veis en el bolsillo derecho tengo el pañuelo.
Y en el izquierdo: (Uy, que es esto) ¿Un conejito? ¿Y mi cartera?
¡Pero dónde se va el conejo!
Qué diablos, otro conejito.
Y en el bolsillo de atrás que hay… ¡palomas! Ahí se van volando… una, dos, tres.. ¿por qué hay palomas en mi bolsillo?
Y otro conejito en el derecho.
Y el pañuelo del izquierdo no se acaba nunca… ¡Pero si no tengo pañuelos tan largos!
-          Perdona, Juan Carlos.
-          Lo siento, no puedo atenderte, estoy escribiendo.
Pero reclamó mi atención porque me convenció que tenía que decirme algo importante. Venía con unos pantalones algo apretados y me dijo que pensaba que en el vestuario de la piscina, mientras hablábamos, me había puesto sus pantalones.
Le iba a decir que eso explicaba todo, pero no me dejó hablar, me dijo que no me preocupara, que es mago. Cuando le dije que sentía haber perdido varios conejitos y un puñado de palomas me tranquilizó asegurando que podía conseguir cuantos quisiera.

Tras volver al vestuario para cambiarnos los pantalones, volviendo a casa, pensaba que había hecho mal. La verdad es que tener un pañuelo inacabable en el bolsillo derecho y un número ilimitado de conejitos en el derecho mola más que esas cosas tan convencionales que llevo. Pero, que le vamos a hacer, uno es un tipo normal y aburrido.



15 comentarios:

Tracy dijo...

Además del relato nos has ofrecido una sesión de magia.
Dos en uno, extraordinario.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

<interesante forma de contarlo.

Sara O. Durán dijo...

Jajaja. Te quedó muy buena esta historia juevera.
Un fuerte abrazo.

Campirela_ dijo...

Jaaaa, que bueno tu texto, ingenioso y divertido, me gusto leerlo me sacaste una sonrisa.
Una feliz noche ..abrazos!!

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Siempre la magia asomando desde donde se es bienvenida... y si es de unos bolsillos ajenos, igual divierte😅. Muy buen relato Juan Carlos. Un abrazo

Albada Dos dijo...

Muy original. Me ha encantado cómo has resuelto ese bolsillo :-)

Un abrazo

Ester dijo...

¡Genial! has resuelto la propuesta con arte por tu parte y magia. Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Juan Calos. SEguro que mola más llevar los bolsillos llenos de papjarillos palomas y pañuelos de colores. Menuda dferencia!!! En los bolsllos siempre se han de llenar de cosas divetidas. Sapos gusanos....Un abrazo l

Mar dijo...

Anda que la sorpresa que te llevarías sería chica!!! Yo no le habría cambiado los pantalones al mago por nada del mundo ;)
Gracias por participar.
Bas.

María Dorada dijo...

Hoy has sido un mago, qué bueno.

Besos.

el oso dijo...

Jajajaja, qué confusión sorpresiva y divertida.
Abrazo

Mağ [Mağade Qamar] dijo...

Tienes que mirar el lado bueno, ¿qué hubieras hecho con tanto conejo y tantas palomas si deciden regresar? La magia la lelas tú pero me encanta cómo lo has descrito, la realidad en esa fantasía que imaginas cada detalle y las caras de ambos.
Un beso enorme. Nos leemos.

Max Estrella dijo...

Buenas,
Que no me había dado tiempo a comentar la historia de los payasos, o no. Es muy divertida y tiene mucho de metáfora. Cómo nos empeñamos en sacar pañuelos del bolsillo o perdemos el tiempo muchas veces en cosas superfluas.
Un abrazo compañero.

Susana dijo...

Quë original. Un saludo

AlmaBaires dijo...

Tu relato me ha sacado una sonrisa... te he imaginado rodeado de conejitos!

Un beso.