-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Jueves con el pie cambiado




Esta semana San nos hace una genial propuesta, escribir un relato con el pie cambiado y para cambiarnos el pie nos impone comenzar el relato con la frase que en el mío aparece en rojo.

Otros relatos bajo la misma premisa se pueden leer desde este enlace.

Ayer fue miércoles toda la mañana. Por la tarde cambió: se puso casi lunes, lo cual resultó desconcertante. Especialmente para Nacho. Para él el orden lo es todo. 
El pobre sigue arreando a las cigüeñas del campanario para que migren. Les recuerda que llegará el invierno y que deben viajar a tierras más cálidas sin entender que sigan ahí, tan panchas. Nacho es menos consciente del cambio climático que las propias cigüeñas.
Para él todo es un sindiós y cuando lo dice le imagino como Saza en amanece que no es poco, vestido de guardia civil y disparando al sol que sale por poniente.
Pobre Nacho, siendo un chico tan ordenado se está convirtiendo en un inadaptado. Y no porque él no haya aprendido bien lo que nos han enseñado, sino justamente por lo contrario, porque el to ha aprehendido. Con uñas y dientes.
Los demás hemos aprendido a relativizarlo todo y cuando digo todo digo todo. Es decir, todo.
¿Quién cree en la coherencia? ¿Quién cree en la lógica? ¿Quién cree en una verdad única?
Nacho. Nadie más. 
Nos hemos hecho tan cínicos que aceptamos todo. Como en el chiste, creemos que dos más dos suman lo que decida que sume quien manda. Solo hay una persona que dirá cuatro.
¿Adivináis quien?
Nacho. Claro.
Hablando como estoy de él creo que merece ser premiado. Dénle un premio Nobel, varios Óscar, un montón de Grammies o, algo que realmente le emocionaría, una medalla de oro olímpica en patinaje artístico, aunque cada vez que se calza los patines se pega una bofetada espectacular. Bueno, ¿Eso importa?
A Nacho sí.

Ahí se va, a su paso, cambiado, diríamos los demás, pero porque es el único que mantiene el ritmo de siempre.


16 comentarios:

Campirela_ dijo...

Pues demos ese Oscar y todos los premios a Nacho , por ser como es .. y no importa cuantas veces caiga ..seguro que se levanta con mucho más animo ..
Feliz noche y un abrazo.

Ester dijo...

Un premio y un hurra para Nacho, las cosas estan bien cuando lo estan y si funcionan no hay que cambiarlas como dice la máxima informática. Un abrazo

Tracy dijo...

Mi aplauso más enfervorecido para Nacho y para el autor de este relato tan entrañable.

Atalanta dijo...

Yo quiero un MUNDO, llenito de Nachos.
Yo quiero ser Nacho.

Como siempre genial.

Besos ordenados.

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! ¡Qué genial la actitud de Nacho! Tan firme con sus ideas y a su ritmo ¡me ha encantado eso!

¡Un abrazo!

Juan L. Trujillo dijo...

Mientras la lógica solo sea una estratagema para vivir y no el lógico vehículo para razonar, los Nachos del mundo seguirán sin medalla.
Un abrazo.

Sylvia dijo...

Creo que me llevaría bien con Nacho. Un aplauso para él!
Bss

Fabián Madrid dijo...

Lo que hay que hacer es levantarnos cuando nos caemos, como el. Buen ejemplo.
Abrazo repetido.

Matices dijo...

Y seguirá luchando porque no es una cuestión de premios ni nombramientos, es de creencias, de aprendizaje de lo bueno (que tanto cuesta)... y nadie aprende por aprender. Cierto las circunstancias cambian y según dice toca adaptarse o morir...
Seguiré cediendo mi sitio en el metro al anciano. Porque hay cosas que no cambian, a veces, hay que saber despegar la mirada de la pantalla y ver que hay alrededor.
Besos!!
Nacha

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Seguir creyendo en lo lógico, en lo que debiera ser sin dudar, sin sospechas de conspiraciones extrañas que todo lo alcanzan, un tipo raro ese Nacho!
Un buen texto que ha sido un placer leer.
Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

El pobre Nacho no le iban las incoherencias, cosa que ahora están de moda, cada vez somos menos coherentes.
Un abrazo

San dijo...

Acabo de enamorarme de Nacho, de este chico sencillo y tan sabio. Que lujo poder compartir la vida con él, que suerte poder ser amigos y mantener una larga charla. Sí, me he enamorado de Nacho.
Besos Juan Carlos y gracias por acompañarme.

Ame dijo...

No estoy segura si tanto orden, tanta precisión sean benévolas con el destrampe de los días.
Debería haber mas Nachos, buen relato, un beso, Juan

Montserrat Sala dijo...

Desde luego que Nacho se merece todos los premios. harian falta muchos Nachos para mantener un mundo que se ha vuelto alocado e insensible, magnífca reflexión,smigo J. Carlos. BEsos.

Pepe dijo...

Me ha gustado Nacho, seguramente no conseguirá un mundo en orden, pero eso sí, será el que, a fuerza de intentarlo, más se aproxime.
Buen relato, Juan Carlos.
Un fuerte abrazo.

rosa_desastre dijo...

La fuerza, el tesón, la esperanza...Nacho, ese regalo del ser "diferente" que tu nos traes hoy. Gracias.
Un abrazo