-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

viernes, 12 de mayo de 2017

Análisis jurídico de los relatos sobre contratos.



Esta semana Nieves (aquí) nos propone escribir sobre contratos, algo que forma parte de mi trabajo, así que he decidido participar analizando cada relato con un análisis sobre los aspectos básicos de un contrato: partes, objeto y consentimiento. Ello con un toque pretendidamente desenfadado que confío no moleste a nadie.

Versos en el mercadillo de los jueves (Juan): Lo que retrata es un contrato perfecto, aquí interesa más estudiar por qué la policía impide tal comercio. Eso en el mercadillo del Ayuntamiento en que trabajo no ocurriría
El contrato (Montserrat). Contrapone esos contratos perfectos, sin firmas, frente a esos que se plasman con todas las formalidades pero en los que el consentimiento tiene razones ocultas, turbias.
Este jueves: Contrato (Leonor). Un caso complejo. Uno de los contratantes no está seguro sobre la voluntad de la otra de cumplir lo pactado. Desde la frialdad jurídica resultan meras impresiones que no tienen valor para denunciar un incumplimiento.
El pacto (Carmen). Si Montserrat defendía el apretón de manos, Carmen defiende la mirada a los ojos como medio de dar el consentimiento y, efectivamente parece más válida. Claro que un apretón de manos comme-il-faut conlleva mirada a los ojos…
Firmar el contrato (Verónica), (Que me hizo buscar en el DRAE lo que significa sinalagmático). Vemos (en la imagen) el consentimiento y las partes, pero queda sin definir el objeto. En un plano literario lo podemos imaginar, pero jurídicamente sería necesario haberlo definido.
Contrato de palabra (Inma-Molí del Canyer). Muy interesante. Alguno de los contratantes no pretende cumplir su prestación, pero las circunstancias actuaron como fuerza compulsiva para hacer que se cumpliera.
Juramento inquebrantable (Campirela). Aquí encontramos un contrato que se resuelve a petición de una de las partes, pero lo interesante y curioso es que  eso rompe también un pacto de corte sentimental con otra persona que había suscrito un contrato igual al que se resuelve.
Contrato exquisito (Fabián). Este relato está contado en exclusiva por uno de los contratantes, luego es una visión subjetiva. Además, el objeto es secreto. Total, que confiamos que se respete lo pactado, porque si no, con los datos que tenemos no se podría exigir su cumplimiento.
El contrato-Anhelo (Yessy). El contrato fue firmado  ratificado sin firmas ni apretones, con tres guiños seguidos (me encanta, podríamos exportarlo al mundo actual, sería más ecológico que firmar sobre papel), pero una suscribiente tiene reservas mentales sobre cumplir su prestación. Podemos defenderla dado que aceptó en estado de necesidad.
A veces se cambia de opinión (Tracy). Una larga negociación que no termina de firmarse y otra que apenas sugerida se concreta. Y, por si se dudara, ese contrato express se está cumpliendo a la perfección..
De contratos y afines (Mónica-Neo). Establece una distinción que no se estudia por  parte de los expertos, contratos sobre cosas trascendentes y  transacciones de intercambio de bienes y compromisos. Y es muy importante.
Concertados (María). Como en el caso de Fabián, solo conocemos la visión de una parte. Además nos cuenta la negociación, aunque parece más que probable que la otra parte va a aceptar.
Contratos (San). Un caso de verdadera justicia, asumiendo una heredera la obligación asumida por su abuelo, uno de esos hombres de palabra.
El contrato (Demiurgo). Aquí comenzamos con un contrato que, una vez más, sería nulo porue se firma bajo coacciones. Es posible que los tribunales no lo vean así, dado que la coacción procede de megacorporaciones. Por eso es realmente necesaria la fuga del personaje hacia un lugar donde no exista la posibilidad de estradición.

12 comentarios:

Ester dijo...

En algún blog lei que pensabas hacerlo y me quedé intrigada, hoy me has sorprendido es magnifico, como un trabajo de campo. Abrazos

Tracy dijo...

Tu análisis es buenísimo y además muy original la forma en que has decidido participar.
Un abrazo.

Campirela_ dijo...

Muy buen trabajo y laborioso , gracias por la parte que me corresponde ha sido un honor sentirme reflejada junto con los demás textos de este jueves .
Un abrazo y feliz fin de Semana.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Qué estupendo trabajo nós regalas, Juan Carlos! Y original también!! Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Un trabajo que es como una tesis doctoral. Ni mas ni menos. Ahí se nota el oficio y la profesionalidad. graci<s por tan estupendo post. Un fuerte abrazo TAMBIÉN PARA MI CHOFERESA.

Juan L. Trujillo dijo...

Ante todo, gracias por incluirme entre los participantes del reto de los jueves. Hace tiempo que deje de participar en ese reto. Mis "musas", tardan cada vez mas en acudir as mi llamada y prefiero no comprometerme.
Dicho esto, gracias por tu análisis.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es original lo de hacer una referencia a otros relatos. Funciona para este tema,
Saludos

María Perlada dijo...

Este relato juevero tuyo que has hecho me ha parecido de gran trabajo y maravilloso, el de hacer una entrada con todos los participantes en la negociación de contratos, te felicito por todo ello, y además, te agradezco me hayas incluido.

Besos.

Yessy kan dijo...

Magnifico aporte, me gusto tu concepto y la originalidad del mismo.
Te quedo soberbio, bravo!
Beso

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me gusta tu analisis del contrato de mi relato.
Saludos

Fabián Madrid dijo...

Gracias por tu análisis jurídico.
Un abrazo.

San dijo...

Aquí se nota lo estudiado jajaja, muy original y muy bien analizado cada un de los textos.
Besos.