-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 6 de octubre de 2016

Un jueves homenaje a la Sanidad Pública y sus profesionales.





Había llegado el momento de cambiar en el perchero la bata por la chaqueta de punto.  El momento, porque hacía más de cuarenta minutos que había llegado la hora y se había marchado sin esperarla, porque el tiempo no espera ni aunque uno esté diagnosticando.
Normalmente en ese momento de cese de actividad profesional solían surgir imágenes en su mente, como proyectadas en un carrusel por un equipo en función random, que hacía un repaso puramente emocional de los casos y personas que había visto durante la jornada laboral.
Era lo que su mente iba viendo mientras sus ojos atendían a las circunstancias de la carretera que llevan a su casa.
Era, porque desde hacía un tiempo algo perturbaba su vida, el hospital estaba en venta y con él su plantilla. El nuevo propietario, fuera quien fuera, podía decidir si ella continuaría trabajando, en caso afirmativo en qué condiciones lo haría o si la mandaba, como decía su veterana compañera, a escardar cebollinos.
Desde la radio llegaba la voz del Consejero de Sanidad, que con tono de autoridad explicaba que traspasar la gestión de la sanidad pública a manos privadas era la única solución para rentabilizar un servicio absolutamente deficitario. Aunque apagó la radio, aquellas palabras abonaban las plantas carnívoras que devoraban su ilusión.
Al llegar a casa, su madre la abrazó y mirando su rostro cansado, repitió una vez más que no entendía por qué su trabajo estaba tan mal pagado mientras hay tanto mindundi ganado millones.

Pero ella no envidiaba a mindundis millonarios, se limitaba a envidiar a cualquiera que tuviera una mínima certeza sobre su futuro laboral…



Más relatos sobre este tema en este mismo blog, en la entrada anterior.

17 comentarios:

Tracy dijo...

Has retratado muy bien la terrible realidad de este puñetero país.
Gracias por tu comprensión para mi no asistencia este jueves.
Un beso

Tracy dijo...

Has retratado muy bien la terrible realidad de este puñetero país.
Gracias por tu comprensión para mi no asistencia este jueves.
Un beso

Ester dijo...

Te has salido del hospital para entrar en el despacho, batallas duras en ambos lugares. Un abrazo

Sindel Avefénix dijo...

No puedo entender como además de ser una profesión tan mal paga, es una profesión tan descuidada por todos. Es, a mi entender, la más noble elección de vida que pueda hacer alguien para ayudar a los demás. Pero así estamos, de cabeza, con los valores revueltos y dejando en la calle a aquellos que con tanto sacrificio han estudiado. Sin palabras, amigo. Me ha dejado impactada tu relato.
Un abrazo enorme.

María Perlada dijo...

Es una pena que en España se tengan unos sueldos tan míseros, de países tercer mundistas, y que muchos especialistas tengan que irse a otros países a trabajar, porque allí les reconocen más sus méritos profesionales y académicos, teniendo unos sueldos mejor remunerados.

Muy bueno tu relato juevero, Juan Carlos.

Un gran beso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

A veces las prioridades de los negocios se imponen a las necesidades reales de la gente. Imperdonable que eso suceda también con la salud pública.un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

Se debería volver por un momento a la medicina antigua y volver a permitir las sangrías, para tratar de limpiar el organismo de estos impresentables que son capaces de negociar con la salud.
Estupendo relato.
Un abrazo.

Leonor dijo...

Desmotivan a los jóvenes, amenazan a los que trabajan con contratos que aunque se firman como indefinidos pueden acabar por una módica indemnización. Se han cargado el Estatuto de los Trabajadores y hoy día nadie vive con tranquilidad. No se valoran las profesiones realmente importantes como las que se dedican a la salud y la educación. Los muchachos estudian si ilusión.

Un beso.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Aqui en Cataluña (cuna donde se "esperimenta" todo lo que es posible en cuestión recortes) se empieza privatizando por areas en un hospital, asi nos encontramos con profesionales de primera y de segunda. El trabajo es el mismo y todos son buenos profesionales pero los de la publica tienen mejores condiciones y mejores sueldos cosa que no pasa con los que trabajan en las areas privatizadas. Como puedes comprender esto provoca un clima enrarecido no exempto de malos royos. Ya sabes lo retorcidos que son los de arriba (divide y venceras) en estas privatizaciones muchos se han quedado sin trabajo.
Besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Aqui en Cataluña (cuna donde se "esperimenta" todo lo que es posible en cuestión recortes) se empieza privatizando por areas en un hospital, asi nos encontramos con profesionales de primera y de segunda. El trabajo es el mismo y todos son buenos profesionales pero los de la publica tienen mejores condiciones y mejores sueldos cosa que no pasa con los que trabajan en las areas privatizadas. Como puedes comprender esto provoca un clima enrarecido no exempto de malos royos. Ya sabes lo retorcidos que son los de arriba (divide y venceras) en estas privatizaciones muchos se han quedado sin trabajo.
Besos.

Yessy kan dijo...

Un relato con la crudeza de la realidad que esta pasando en esta profesion, que es tan necesaria para la humanidad. Es algo que no logro asimilar.
Beso

Mag dijo...

La incertidumbre del futuro y los por qués con como una daga en el corazón cuando se produce algo que ves venir pero que no te atreves a creer que se pueda llegar a hacer pero... ocurre...
No está en tus manos.

Un beso enorme.

ibso dijo...

Habría que haberse una simple pregunta: si la Sanidad es deficitaria, ¿porque hay b empresas privadas que ven un lucrativo negocio en quedarse con hospitales?
Siento no haber podido asistir a tu convocatoria.
Un abrazo

Charo dijo...

Es una pena que gente cualificada y supercapacitada no pueda tener la oportunidad de demostrar su valía. Me ha encantado la frase donde "las plantas carnívoras devoraban su ilusión", me parece demoledora.
Buen relato, me ha conmovido.
Un beso

Diva de noche dijo...

Juan Carlos....la medicina ya no es un acto social..es solo un negocio en donde pueden acceder solo los que tienen como...lo demás, son solo conejillos de indias en donde probar los fármacos que luego que demuestren que resultan serán vendidos a precios altos...Yo todavía sigo sintiendo que el Zyca y la chicungunya han sido virus implantados para poder vender mas medicamentos...
Que tengas un lindo comienzo de semana

Pepe dijo...

Juan Carlos tenemos la sociedad que nos merecemos. Entremos todos en el saco y que se salve el que pueda. Si la corrupción, la mediocridad, el oportunismo se premia con más votos a favor... ´¿de qué podemos quejarnos?. Hoy toca hablar de sanidad, pero podríamos hablar de educación, de pensiones, de precariedad laboral. de... ¿para qué seguir?. Tú lo has desarrollado magníficamente bien en tu relato.
Un fuerte abrazo.

Alma Baires dijo...

Esto sucede en tantos sitios y sectores que ya no quedan palabras, ni explicasiones posibles...

Un beso.