-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 13 de octubre de 2016

Encontrando la felicidad y semana 41 de 52, The rose


Esta semana uno dos convocatorias con un único motivo, la semana 41 de las que contamos de la mano con Sindel propone la canción The Rose y el relato de los jueves, que Mirella nos propone bajo la consigna Buscando la felicidad.

Mi relato incluye una traducción muy personal de la canción (que es de mis favoritas) que aparece en color morado.
Para más relatos buscando la felicidad, este es el enlace:
Para más relatos sobre la rosa, es éste..

El vídeo no lo pongo para que lo veáis, es bastante malo, pero la música, que es la base del relato, recomiendo escucharla.





Siendo aún joven, en su rostro se aprecian algunas arrugas, no todas las que hay en su alma.

No quiso ocultarlas con maquillaje aquella noche en que se lo jugaba todo. Ante aquel auditorio que iba escuchando sus poemas, sus músicas, quería mostrarse tal cual era, sin ocultar el rastro de caminos por los que nunca debió transitar aunque finalmente la hubieran llevado allí, a su meta, en la que se encontraba consciente de quien había llegado a ser: Una mujer aún joven en cuyo rostro se apreciaban arrugas, no todas las que había en su alma.

El público escuchaba y aplaudía sus composiciones y aún faltaba su mejor baza, esa canción tan potente en la que expresaba cómo había mantenido su esperanza pese al dolor que había tenido que soportar en su periplo por el submundo artístico.
Un piano solemne dio paso para decir:

Algunos dicen que el amor es como un río, que arrasa los juncos tiernos
Algunos dicen que el amor es como una navaja de afeitar, que hace sangrar tu alma 
Algunos dicen amor es como el hambre, una eterna necesidad que lastima
Yo dio que el amor es una flor y tú su única semilla

Tras haber entonado aquellos versos con una seguridad complementada por un temblor de emoción, unos acordes de piano le daban fuerza para decir:

Es un corazón, tan temeroso de romperse, que no se atreve a aprender a bailar
Es un sueño del que da miedo despertar, creyendo que nunca se puede realizar
Es aquel que nunca elegirás, pensando que nunca se entregará
Y así el alma, por miedo a morir, no llega a aprender a vivir.

Y, alcanzado el clímax, trasmitir el mensaje final:

Cuando la noche ha sido demasiado solitaria y el camino demasiado duro 
Cuando llegas a creer que el amor es sólo para los afortunados y los fuertes
Recuerda que en el invierno, muy debajo de la nieve amarga 
Se encuentra la semilla que, mimada por el sol, se convertirá en una rosa


Aplausos, enhorabuenas, elogios, críticas positivas. Nada de eso le importa. Es feliz porque efectivamente, al fundirse la  amarga nieve, floreció su éxito en el mundo de la música. Aunque fuera en la voz de otra cantante.

14 comentarios:

Sindel Avefénix dijo...

Qué lindo relato, con la letra de la canción enlazada que le da un tono magnífico. Me admira la facilidad con la que resolves cualquier consigna, siempre con cosas buenas. Muchas gracias por sumarte. Un abrazo enorme.

Tracy dijo...

Completísima tu entrada. Te felicito.

Ester dijo...

Música y relato no nos podemos quejar. Un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

Felicidades por tu manera de ensamblar ese relato dando feliz solución a dos peticiones.
Y gracias por esa interpretación perfecta de la actriz y cantante Bette Midler.
Un abrazo.

Mag dijo...

A mí me encanta que unas palabras y retos porque todo es imaginación y sentir.
Bella la canción, efectivamente.

Un beso.

Pepe dijo...

Has conjugado magníficamente bien los dos objetivos semanales, la consigna de Sindel y la propuesta de Mirella. Me gusta mucho tu entrada, Juan Carlos.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Buena manera de graficar la sustancia de la que está hecha la felicidad: esa que sólo se puede experimentar más que definirla.
Un abrazo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

La felicidad que te da el hacer lo que te gusta, el sentir el exito y los aplausos. Muy buena tu aportació, besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

La felicidad que te da el hacer lo que te gusta, el sentir el exito y los aplausos. Muy buena tu aportació, besos.

Musa dijo...

Completa tu entrada, siempre un placer.
Besos

Carmen Andújar dijo...

Precioso relato con un tierno final.
Un abrazo

Diva de noche dijo...

Por eso el Principito no pudo dejar de incluir la rosa en su historia..Cuando mezclas una rosa y la felicidad llenas de perfume y colorido el ambiente...
A pesar de que la historia muestra a una artista en sus años posteriores a su apogeo, también muestra a una mujer reconciliada con la vida y feliz de que sus éxitos hayan sido al fin reconocidos...ha sido una historia muy linda...besossss

Maite S.R dijo...

He escuchado primero la canción, que es preciosa... pero realmente me ha emocionado seguir tu texto, sentir la letra y comprender el sentido, tan hondo y verdadero.
Has hecho un trabajo precioso. Tu sobriedad emociona.
Un abrazo :)

Esther Planelles Arráez dijo...

Una idea estupenda con un buen resultado. El arte no debería tener límites; por muy cómodos que nos sintamos usando el tiralíneas para cuadricular el mundo, la vida es eso que hemos leído en tu relato.
Un abrazo.