-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

martes, 23 de agosto de 2016

Semanas 32, 33 y 34 de 52: Fe, milagro y nada.



Nada es un tema muy aplicable para definir lo que llevo haciendo en el blog en lo que va de mes. Y como en este tiempo he visto lo que he podido (poco) de los juegos olímpicos, sobre esa idea va mi relato.


Viajó a Rio de Janeiro cargada de fe.
Competir en unos juegos olímpicos era un sueño y su intención es que ese sueño se cumpliera, sería un milagro, ¿por qué no? Una persona es una persona, con cuerpo similar y cada una dará tanto como pueda para ganar. ¿Por qué no podría ser ella?
Salió a la pista dando todo lo que podía y fue comprobando como las grandes figuras quedaban lejos, más lejos, muy lejos.
Su sueño se quedó en nada, el milagro no se produjo.
Todas las palabras de ánimo que recibió no fueron eficaces. Sí lo fue la vivencia, que la animó a soñar en que cuatro años más adelante podríarepetir la experiencia, sabiendo que aunque no lograra un triunfo, sería algo más que nada, un figurante necesario para que quedara redonda la fiesta del ideal olímpico.

Otras visiones de la nada aquí.

9 comentarios:

Sindel Avefénix dijo...

Hola amigo, es un gusto volver a leerte! Un relato muy original, yo creo que sin ella no podría haber juegos olímpicos, más allá de lo que crea es muy necesaria e importante para estar ahí. Como siempre es admirable como podes juntar varias propuestas y lograr cosas tan buenas. Un abrazo enorme.

* dijo...

La fe y los milagros, sempiternos conceptos unidos cuando, en realidad, en el trasfondo están las ganas, el pundonor... en algunos campos...
Antes he leído otra mixtura de esto... Y me ha encantado ver tu versión.

Un besazo enorme.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Soy de la idea que de todo podemos, si nos lo proponemos, extraer algo, aún de las amargas experiencias. En todo caso, la protagonista de la historia conservó la experiencia como alimento para reinventarse nuevas metas. Seguro ganó y creció con lo vivido.
Un abrazo
=D

María Perlada dijo...

Tienes razón que nada es un tema muy aplicable, tú lo manejaste muy bien en tu entrada, quedó un perfecto micro.

Un beso.

Montserrat Sala dijo...

Hola Juan Carlos : hemos coincidido em los temas escogidos, esta semana , y te he de decir que te he copiado descaradamente. Aunque eso si lo hago constar en el blog. Me ha gustado tu descripciónc de los hechos.Un abrazo

Esther Planelles Arráez dijo...

Sin competencia no hay juego que valga y el esfuerzo por llegar hasta los Juegos Olímpicos, ya es motivo de orgullo.

Es un buen texto para reflexionar acerca de lo que es y no es un juego: "juego" es correr en una pista olímpica, no es un juego la competitividad dentro de los ámbitos educativo y empresarial; el primero es noble, lo segundo siempre llena la pista de víctimas colaterales.

Un abrazo.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Ya se que soy un bicho raro pero no suelo seguir para nada los juegos olimpicos puede que porque mis metas en la vida estan en otro lado o porque la mayoria de los deportes en los,que se compite no me inspiran. Sera por eso que me ha gustado tanto tu escrito ya que lo veo como una forma de reflexión, una oda a los perdedores. Magnifico escrito, besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Ya se que soy un bicho raro pero no suelo seguir para nada los juegos olimpicos puede que porque mis metas en la vida estan en otro lado o porque la mayoria de los deportes en los,que se compite no me inspiran. Sera por eso que me ha gustado tanto tu escrito ya que lo veo como una forma de reflexión, una oda a los perdedores. Magnifico escrito, besos.

Musa dijo...

Una versión peculiar y genial, eres artista con palabras grandes.

Besos