-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 8 de junio de 2016

Este jueves, la génesis de un personaje literario


Imagen by Susan Hoerth




Mónica nos propone hablar sobre la génesis de un personaje literario y voy a hacerlo de uno de los que mejor conozco, mi espía galés Daffyd Jones.




Las génesis de otros personajes pueden leerse siguiendo este enlace al blog Neogéminis. La de mi Daffyd viene a continuación.

Daffyd Jones nació en Gales en los primeros años 40 y el 9 de octubre de 1962 comenzó a trabajar en MI6, servicio secreto británico.

Le conocí en Malmoe. Por ahí estaba mi imaginación escribiendo El valor de una ficha naranja, que trataba sobre un personaje que ganaba una fortuna en el casino y después se suicidaba. Mi relato tenía fondo de espionaje y el detective me salió demasiado blando, por lo que tuve que buscar otro y ahí le encontré. Duro, aficionado al rugby y con gran sentido del humor. Me gustó tanto que tuve que casi terminó protagonizando del cuento.

Le miraba y me decía le conozco de algo… y claro, era uno de los agentes que aparecían al final del cuento El triciclo de Miss Molly Penny.

Ahora está retirado y tiene un alto grado de discapacidad, pues tras todos aquellos años de guerra fría, el nuevo orden mundial le pilló por sorpresa y unos rusos que no trabajaban para la KGB sino para un avaricioso oligarca le acribillaron a balazos. Los médicos pudieron mantenerlo con vida pero con muchas funciones vitales atrofiadas.

Daffyd tuvo dos hijos. Gwys, el mayor acaba de lograr un buen trabajo y ha hecho realidad algunos de sus sueños, compartir una pequeña casa con su chica, con un jardincito que recorre con entusiasmo su pequeña perrita para recibirle con mucho entusiasmo y una suscripción a una televisión de pago que transmite los mejores partidos de rugby para verlos con su padre y su hermano.

Además, dado que entre las funciones que perdió el viejo espía está la del habla, ayudó a su hermano para lograr un ordenador apto para que lo maneje con sus mermadas capacidades, que permita que su padre pueda comunicarse con algo más que gestos, lo cual cuentan El cumpleaños de Daffyd y el primer correo de Daffyd.

Ahora, como sus hijos, sigo esperando que lleguen más historias suyas por correo electrónico, hace poco envió uno recordando las herramientas que utilizaba en su trabajo, ahora consideradas objetos obsoletos.


Ya os las iré contando.

15 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Hola Juan Carlos! me alegra que mi propuesta haya sido excusa para que este personaje tuyo haya vuelto a salir a la luz con su pasado y las huellas de sus peripecias a cuestas. Te agradezco haberlo compartido.
Un abrazo

Juan Carlos Celorio dijo...

Muchas gracias Mónica, me ha encantado que me dieras esa oportunidad. Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me gusta que nos sigas contando de este gran personaje.
Despertaste mi curiosidad. ¿Seguirá con su novia Jenny?
Saludos.

Juan L. Trujillo dijo...

Por lo que he podido comprobar este personaje ya tiene su "historia".
Será bueno seguirlo.
Saludos.

Ilesin dijo...

Me alegro que ello te haya echo rescatar a este personaje.
besos

rosa_desastre dijo...

Un detective atípico, por eso "engancha" así que nos vendría bien saber mas de sus peripecias.
Un besazo

rodolfo dijo...

que sensibilidad la de ese " detective-jugador de rugby", mmm quizás sea un vecino tuyo? su retrato sicológico alguno de sus rasgos me suenan :-)
Agradable siempre leerte Juan Carlos, un abrazo

Ester dijo...

Ya se porque cuando se actualiza tu blog acudo entusiasmada a leerte y es que siempre sorprendes. Hoy recuperando un personaje familiar y nuevas descripciones. Un abrazo

Tracy dijo...

Una original manera de concluir la génesis del personaje, contándonos que fue de él a través de los años.

Yessy kan dijo...

Me encanto la originalidad de tu relato. Has descrito con prolijidad el por qué y el final de tu protagonista uniendo capítulos anteriores, y dejando la historia apta para una continuación.
Abrazo

Yessy kan dijo...

Me encanto la originalidad de tu relato. Has descrito con prolijidad el por qué y el final de tu protagonista uniendo capítulos anteriores, y dejando la historia apta para una continuación.
Abrazo

* dijo...

Mira, no hay mal que por bien no venga...
Si ha sido para que aletee este personaje que no conocía te aseguro que ha merecido la pena.

Un abrazo y un beso.

Charo dijo...

Me gusta que tengas personajes tan bien definidos que aparezcan en varios de tus relatos, la verdad es que es una buena idea...al final pasan a formar parte casi de tu familia...no?
Me quedo con ganas de saber algo más del otro hijo pues dices que tiene dos pero solo nos hablas de uno.
Tienes una gran capacidad para inventar personajes complejos:espías, detectives...
Un beso

Sindel Avefénix dijo...

Una recorrida rápida, pero muy interesante, por la vida de este personaje. Me gustó mucho conocerlo, saber qué ha sido de él en la actualidad y quedo con ganas de saber lo que vendrá.
Me gusta porque tiene un toque cotidiano en su historia, como la parte en que nos cuentas sobre su hijo.
Un abrazo enorme.

Leonor dijo...

Buena idea la de rescatar un personaje que ya tiene su historia y parece que es muy interesante, me pondré a manos a la obra para saber más de él.

Un abrazo amigo.