-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 28 de enero de 2016

Este jueves una entrevista

 




Después de visitar la exposición  sobre Cleopatra tuve un deseo, conocerla en persona y como, dicen que basta con desear algo con verdadera fuerza para lograrlo, aparecí en la embarcación de la más legendaria mujer de la antigüedad.

Allí otra mujer que se presentó como Charmion me guió, acercándome al sonido de una música de arpa.

De pronto la vi, tendida, sola, mirándome. Me costó mantener su mirada y ella, consciente del impacto que me había provocado, comenzó a hablar con tono suave y afectuoso, permitiéndome ganar confianza para hablarle.

Teniéndola cerca comprobé que, efectivamente, no es una mujer bella, menos comparada con la preciosa Charmion, pero su magnetismo es absoluto y sabe potenciarlo. Le comenté lo bien que manejaba su imagen y ella rio, explicándome que hizo de la necesidad virtud. Tenía pocas cartas y debía jugarlas todas y bien para lograr sus objetivos.

Me confirmó que, efectivamente, llegó hasta Julio César camuflándose en una alfombra enrollada y se recreó describiendo la sucesión de expresiones que fue apreciando en el gran César, con las que supo jugar hasta tenerle rendido ante ella.

Cuando pregunté si se sentía satisfecha de su vida me dijo que sí, que aunque fracasara en el logro de sus propósitos, Pretendió que el milenario Egipto, entonces en franca decadencia, volviera a estar en la vanguardia del mundo, pero su fracaso condenó a ambas naciones a quedar relegadas para siempre al pasado.

Sobre sus fracasos comenta que no supo prever lo que ocurriría en aquella Roma imprevisible, en la que resultaba imposible controlar tantas tramas como se urdían.

Al preguntarle por la manera que eligió para morir me preguntó si yo creía que realmente estaba muerta y me contó como la mordedura de la cobra, combinada con unos elementos que me detalló, pero que no me permitió contar, conducen a la dimensión atemporal, esa en la que nos habíamos encontrado.

Tuvimos que despedirnos, los marineros subían a la nave para comenzar un nuevo viaje. Charmion llegó para tomarme de la mano y llevarme hasta la salida de la embarcación mientras Cleopatra se despidió con un intrigante nos veremos.


Otras entrevistas, posibles o imposibles, en el blog de Mirella.
 

14 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesante reportaje.
Creo que quedaste impactado por Charmion.

Saludos.

Tracy dijo...

Me ha gustado que pongas enel punto de mira a Charmión en lugar de Cleopatra.

Diva de noche dijo...

Intrigante hasta el fin...esa era la mayor virtud de esta reina egipcia, que no era egipcia..pues aún no siendo la mas bella mujer, logró cautivar a dos de los mas importantes hombres de Roma..Es la representación mas viva de que una mujer no solo cautiva a un hombre por su belleza...sino que debe ser inteligente para mantener su interés en ella..(algo feminista soy, pero de una manera tan sutil que nadie se da centa jeje)...Bien por la reina que supo emplear bien sus conocimientos de alquimia para no morir..besos

Ester dijo...

Entiendo tus recelos finales, Charmion no es de fiar ya nos lo contó Poe. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Gracias por hacernos participar de semejante encuentro!
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Hola Juan Carlos: has elegido un personage enigmático y fascinante. Me ha gustado como has enfocado el tema. Los dos hombres mas poderosos de la tierra cayeron rendodos a sus piés, por algo seria. Saludos!!!

* dijo...

Cleo eea más bien poco agraciada y no levantaba un palmo del suelo pero tenía un genio y una ambición que la hacían grande. Una mujer muy bien educada y con mundo.
Desde que subió al tono no hizo más que avanzar y avanzar y tener fracasos pero un personaje que siempre me ha gustado, la verdad. Muy, muy interesante.
Una mujer de armas tomar que no sé cómo no murió la cobra en vez de ella.

Un besazo enorme.

Pepe dijo...

No sé si era bella o no, pero seductora lo era sin duda alguna. Ambiciosa también y creo que todas sus acciones estaban regidas no sólo por sus ansias de poder sino por su preocupación por devolver a Egipto como nación parte del poderío perdido.
Un abrazo.

Yessy kan dijo...

Otra de las grandes, Juan Carlos. Sino fue por ser tan bella, fue la combinación de su gran inteligencia, fortaleza y atractivo inevitable como lo fue también Mata Hari.
Aun así puedo intuir que te impresionó más Charmion. Un final donde te confía el secreto de esa dimensión donde se encontraron, saliste ganando con esta tan original entrevista.
Abrazo

Carmen Andújar dijo...

Gran personaje Cleopatra. Quizás sea un misterio su muerte, y eso es la grandeza del mito.
Un abrazo

Alma Baires dijo...

Cleopatra, una de las mujeres más enigmáticas de la historia, y la demostración que para seducir no hace falta ser bella.
Me gustó tu entrevista y cómo la desarrollaste.

Un beso.

censurasigloXXI dijo...

Oh, qué envidia sentiría si eso fuera de verdad. Menuda experiencia, eh?

Abrazos a todos y hasta pronto.

Atalanta dijo...

Cuidadin Cuidadin!!!!

Atalanta dijo...

Cuidadin Cuidadin!!!!