-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

martes, 27 de octubre de 2015

Semanas 42, 43 y 44: jazmín, madre e imagen de Gaby*

Vuelvo a ponerme al día en las semanas que cuenta Sindel haciendo la goma, como se dice en ciclismo a quienes se quedan atrás y vuelven a unirse al grupo de cabeza. 




Recuerdas el día en que te cubrieron con guirnaldas de jazmines. Recuerdas la leyenda, te la contaron aquel día.

Esa que cuenta la historia de Jasmine, aquella bella beduina que vivía esa vida nómada y libre enamoró a un príncipe berebere que le pidió que se casara con ella. Ella, fascinada por el porte y las riquezas del joven, accedió a casarse y accedió a un suntuoso palacio en el que ella era el ama.
Tal vez tuviera todo lo que una mujer deseara siempre que esa mujer no deseara ser libre. Y resulta que Jasmine necesitaba ser libre, así que en ese palacio se sintió como pájaro encerrado en una jaula de oro y, al no poder respirar, montó un caballo al que hizo saltar todas las vallas y cabalgar, lejos muy lejos, en pos del horizonte.
Cuando se detuvo en un oasis, el sol, mirándola, comprendiéndola, quiso hacerla feliz y la convirtió en una flor que florecería una vez aquí, otra vez allí, luego en varios lugares. Aquí allá, más lejos…
Una nómada, algo que a ti te habría gustado ser y que te ha impedido ser algo más que tu contrato de matrimonio. Te atan ese príncipe y esa Jasmine a los que diste vida, a los que educas y que te miran como si fueras un ojo universal, capaz de adivinar cada uno de sus pasos.

Y tú finges serlo, consciente de que ese poder que ven en ti deriva de que eres más sabia por vieja que por diosa. O por diablesa, que, qué cuernos, a veces es necesario ser diablesa. 

miércoles, 21 de octubre de 2015

Este jueves un relato sobre chantajes emocionales


Esta semana Pepe nos propone escribir sobre el chantaje emocional. En mi relato debo agradecer la primera frase a Neil Young, porque está tomada (no literalmente) de su canción pardon my heart.

Las visiones de mis compañeros sobre este asunto se pueden encontrar aquí.




Te veía en mis sueños y ahora te veo en mis pesadillas.

Sabías que estuve dispuesto a hacer cualquier cosa por ti y lo aprovechaste al pie de la letra, me ponías a prueba una y otra vez y yo te demostraba mi amor realizando tus caprichos. Besarte, acariciarte, amarte anestesiaban mi conciencia y, así seguía adelante, contraviniendo normas, lógica y moral, corriendo en una carrera a ciegas.

Cuando me di cuenta era demasiado tarde. Las ambulancias se llevaban a dos personas que resultaron heridas por la última locura que hice para demostrarte mi amor. Sería el estruendo de las sirenas o los fogonazos de las luces rotativas lo que me despertó de la anestesia.

No cayó sobre mi el peso de la justicia, si el del remordimiento, que tanto escuece. Aprendí, ahora sé que el amor solo se demuestra amando, algo que yo siempre hice, tú nunca.


Te veía como la princesa de mi historia de amor, la protagonista de mis episodios eróticos hasta que me di cuenta que siempre fuiste el monstruo de mi película de terror.

jueves, 15 de octubre de 2015

Este jueves, la historia de amor entre la Sra. Preguntas y el Sr. Respuestas.




Esta semana, mi muy querida San nos propone escribir sobre preguntas y respuestas. Los relatos inspirados en esa idea se encuentran en este enlace

LA HISTORIA DE AMOR ENTRE LA SRA. PREGUNTAS Y EL SR. RESPUESTAS

Ella constantemente se hacía preguntas.
Él se jactaba de tener todas las respuestas.
A primera vista se reconocieron su complementariedad. El amor que surgió con la velocidad de una pregunta simple respondida con un monosílabo. Y cuando él formuló la pregunta, ella respondió afirmativamente y sin dudar: sí, quería vivir con él.
Viviendo juntos, la felicidad llenó su vida. Él tenía alguien que le formulaba preguntas y ella alguien que le daba respuestas.
Pero eso duró lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks. O para ser más riguroso y menos sabinero[1], escasos años.
Ella, viendo como sus preguntas quedaban descuartizadas tal como las expresaba por la artillería respondona de él, comenzó a guardarse sus dudas para poder reflexionar sobre ellas, volver a navegar en el mar de sus dudas en el que se mantenía a flote y con rumbo solo a base de sus sentimientos.
Él, al constatar el cambio de actitud de ella, volvió a darse a sí mismo respuestas a preguntas que nadie le había realizado.
No obstante, siguen juntos. Ella sigue formulando preguntas ante las que él conjetura pacíficamente, sin imponer soluciones.
Y aunque divulgue un secreto de alcoba, os cuento que han llegado a cambiar de rol: él también formula preguntas que ella responde.



[1] Guiño al comienzo de la canción 19 días y 500 noches, de Joaquín Sabina.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Un titular de prensa de un jueves loco



Pikxi nos dirige esta semana para redactar un artículo que desarrolle un titular de prensa propuesto por ella. El periódico completo puede leerse en este enlace a la guarida de las locuras.


Los simios marinos invaden costas y ríos.

Todos vemos como nuestras aguas están llenas de unos animales que no conocíamos hasta el primer avistamiento de un primer grupo de ellos hace un mes en la costa occidental de la isla de El Hierro: los simios marinos.

Desde entonces, millares de nuevos ejemplares han ido ocupado las costas noroccidentales de África y suroccidentales de Europa y, sorprendentemente, se han adaptado sin problemas al agua dulce, llegando al interior a través de los ríos.


Aunque no se ha denunciado ningún caso de agresiones a humanos, las autoridades recomiendan precaución al acercarse a ellos.

El naturalista alemán Gerhard Von Rassel no cree que estos monos supongan ningún peligro ni alteren gravemente la vida en los territorios en los que se asientan. Piensa que tal vez pueda ser necesario controlar la natalidad, aunque cree que la naturaleza se encargará de ello. Rassel explica que se trata de simios que han perdido su hábitat como consecuencia de la deforestación y contaminación y se han adaptado al medio acuático. Calcula que este proceso se ha producido en cinco décadas, tres generaciones de simios y cree que solo ellos han evolucionado dada la especial inteligencia de este orden de mamíferos.
Maravillado, nos muestra, en un ejemplar de simio acuático, esa membrana interdigital, similar a la de los palmípedos, que une sus dedos prensiles.

Diferente explicación ofrece el oceanógrafo noruego Knut Andersen para quien el origen de esta especie está en la Atlántida, indicando que al hundirse el continente se adaptaron a la vida en profundidades abisales y que ahora, como consecuencia del cambio climático, se han visto obligados a emerger y buscar aguas de menor calado. Considera muy peligrosa esta invasión y pide luchar contra ella con contundencia si no queremos ver destruido nuestro ecosistema.

Interrogado sobre la tesis de Andersen, Von Rassel sencillamente afirma Knut siempre ha sido un idiota.

Sea una u otra la explicación, en nuestras playas y ríos vemos la invasión de los simios acuáticos y empiezan a ser normales imágenes como estas, tomadas en aguas del rio Ebro, cerca de Zaragoza. 



                                                 


                                                     





martes, 6 de octubre de 2015

Semana 41 de 53, confianza.



En una entrevista a Ernesto Sabato en Radio Nacional de España respecto a un informe sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por los gobiernos de los khmeres rojos en Camboya, le escuché decir que, a pesar de tantas decepciones, cada niño que nace nos renueva la confianza en la humanidad.

También Sabato dijo que Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil.


Ambas frases me parece que expresan una idea sublime, que ojalá nos calen dentro y confiemos en nosotros mismos. De otro modo nunca mejoraremos el mundo.

Más visiones sobre la confianza entre las palabras de Sindel.

jueves, 1 de octubre de 2015

Este jueves cuento mi amor por la palabra HOLA



Esta semana CASSS, desde su balcón (al que se llega mediante este enlace), nos propone hablar de una palabra amada. Siguiendo lo que dice en la convocatoria, yo soy de los que tienen un harén de palabras amadas, pero, así de pronto, me quedo con HOLA.

Es una palabra sencilla que se presenta tal como es, sin maquillajes ni artificios, tal vez algo feúcha, pero cargada de sonrisa y afecto. Me gusta y lamento aunque algunos consideren que es demasiado poca cosa y empleen otras fórmulas, ninguna tiene esa espontaneidad.

HOLA es una palabra de principios, que siempre genera expectativas; tras un HOLA comienza un tiempo de contacto cercano con alguien, pues tras ella comienzan a aparecer otras palabras tímidas que no se atreven a brotar sino detrás de ella, entre las cuales están las conocidísimas ¿CÓMO ESTÁS? o ¿QUÉ HACES? A partir de allí, fluirá una conversación, la comunicación entre personas.

Su enemigo es un supervillano llamado ADIÓS, que siempre aparece para terminar lo que HOLA comenzó. Si HOLA abre un capítulo en una relación interpersonal, ADIÓS lo cierra.

Tanto HOLA como ADIÓS se enfrentan a un mismo enemigo que quiere acabar con las dos. HOLA y ADIÓS son dos palabras de carácter, reconocibles, irreconciliables, mientras que su nuevo enemigo es un modismo bien adaptado a la posmodernidad que descafeína esa épica lucha de titanes. Ese enemigo tiene tres variables y las escribiré como las pronunciaba Jim Carrey en el papel de Truman Burbank (en El show de Truman):


BUENOS DÍAS-BUENAS TARDES-BUENAS NOCHES