-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

domingo, 28 de junio de 2015

Convocatoria literaria este jueves un relato: Un día en la vida



Esta semana me vuelve a corresponder dirigir la convocatoria juevera y en esta ocasión os pido escribir bajo esta consigna: 

UN DÍA EN LA VIDA.


Será una historia que dure un día, puede durar desde las 00.00 horas hasta las 24.00 o desde que alguien se levanta hasta que se acuesta, podemos contar lo que ocurre en un día especial o en uno de tantos. Puede ser un primer día o puede ser el último.

Lo que os pido es que me contéis lo que acontece al cabo de un día, una historia con esa extensión temporal.

Y lo de siempre, me comunicáis el enlace de vuestro blog para que el día jueves esté confeccionada la lista de participantes, que iré actualizando hasta la noche del viernes y que las musas os sean propicias.

La imagen es orientativa, usad cualquiera que os guste. La que propongo es una fotografía del calendario de 2015 de AMIVAL, la Asociación de Minusválidos de Valdemoro.

miércoles, 24 de junio de 2015

Tengo una muleta y sé cómo usarla.



Nos invita este jueves José Vicente, autor de la novela Sueños de escayola y amigo muy apreciado, a escribir sobre la polio, proponiéndonos varias fotografías que nos inspiren. 
Los otros relatos participantes pueden leerse a través de los enlaces de este blog.


A Amanda hay algo que le diferencia de las mayoría de las personas, necesita la ayuda de una muleta para andar. No le diferencia más porque ella transita eficazmente los mismos caminos que los demás y menos lentamente de lo que se podría suponer.
Alguien, posiblemente Cervantes, dijo que la fortuna hace burros y la desgracia hace sabios y eso me evoca ver el enorme partido que Amanda saca de esa muleta que siempre le acompaña.
Amanda siempre está con personas que tienen más facilidad motora que ella, pero a veces se reúne con amigas que comparten su misma característica, Juntas se divierten mucho, entre otras cuestiones, cuando sacan partido a eso que las diferencia de los demás. Una de ellas, Rosalía, ha convertido una de sus muletas en una flauta que toca con maestría.
Y ahora, mientras les tomo la foto que ilustra este relato, las cuatro advierten a quienes las acompañamos, retiraos del alcance de nuestras muletas o podrán alcanzaros nuestras balas.
No me retiro, porque sé que esas balas, dado quienes las emiten, sé que no me van a herir.



Nota:  He visto utilizar una muleta como flauta. Quien lo hizo se llama Rosalía y esta su página web.

sábado, 20 de junio de 2015

Semana 25 de 53





Sindel nos pide en esta semana, la 25 de las 53 que tendrá 2015, que escribamos inspirados por esta imagen dibujada por Victor Nizovstev. Los resultados pueden leerse en este enlace.



Allá, lejos, hacia donde ella mira, se desarrolla un mundo, una vida en la que
hay cámaras y hay pantallas en las que se proyecta lo que graban,
hay caminos y hay tráfico,
hay leyes, que están matizadas por condicionantes,
hay ética pero también dogmas que la diluyen,
hay personas buenas otras malas y la mayoría, son, a la vez, buenas y malas,
hay toda la gama de colores, allí tienen pinturas que pueden maquillar la realidad de cualquier modo.
Y ella mira hacia allá, pero no se atreve a ir, tiene miedo de no poder adaptarse. Sueña conocer a un hombre de allá que la acerque a aquel mundo.

Lo que podría contar lo que canta otro Víctor en la siguiente e impresionante canción.


miércoles, 17 de junio de 2015

Este jueves, un mundo nuevo




Rainer tuvo que recoger sus cosas y presentarse en Comandancia. De allí junto a un grupo de unos cincuenta soldados, les enviaron al puerto para abandonar la Noruega ocupada a bordo de un submarino.
Escuchaba los rumores que circulaban entre los seleccionados, pensando que eran meros palos de ciego. Él apreciaba que los seleccionados eran muy jóvenes y con un físico perfectamente ario.
No supieron cuanto tiempo estuvieron encerrados en el submarino. Cuando salieron fueron deslumbrados por ese sol que tanto habían ansiado, sufrieron un calor que nunca habían conocido y humedecía su piel hasta hacerles temer que se desintegrarían en sudor.
Les explicaron que estaban en Brasil y se dirigían a la Antártida para ser los colonos de un nuevo mundo en el que los valores del III Reich permanecerían vivos hasta que pudieran volver a imponerse sobre Alemania, sobre Europa, sobre el Mundo.
Así que su viaje continuó rumbo al frío y, cuando éste era extremo, fondearon para desembarcar en un puerto desde el que unos microbuses con tracción oruga se internaban en el blanco total, infinito hasta que, tras horas de viaje, surgiera aquello tan increíble ante ellos.
Era su próxima morada, Nuevo Berlin, un milagro en medio del desierto helado. Allí encontraron invernaderos con cultivos, establos con ganado, una cervecería, una sala de reuniones, aulas. Todo lo necesario para subsistir.
Y, lo más importante, cincuenta chicas, todas perfectamente arias, con quienes emparejarse y tener hijos que mantendrían viva la esencia alemana.
Rainer supo que ese era su destino, renunció a volver a ver a su familia, a volver a su pueblo, y se afanó en afrontar sus labores en ese nuevo mundo que le tocaba vivir, en el confín del mundo. Asumió su trabajo, cultivando verduras en uno de los invernaderos y, su tiempo libre lo dedicó a pasear con Ilka, la chica que cada día le gustaba más. Su matrimonio fue autorizado al cabo de tres meses.
Este relato termina con Ilke y Rainer haciendo el amor, plenos de placer, decididos a ser padres de un niño nacido en Nuevo Berlín.

Pero la historia continuó.. 

Otras visiones de nuevos mundos en este enlace al blog de Mónica.

domingo, 14 de junio de 2015

Semana 23 y 24 de 53: Tierra y Atrapasueños.



Dijo Rabindranath Tagore que La tierra es insultada y ofrece sus flores como respuesta.

Y así seguimos, disfrutando de esa generosidad de una tierra que sufriendo nuestras ofensas,  nos sigue regalando a nosotros, sus hijos, sus mejores obras.


Hay personas que sueñan con que en esa tierra reine una justicia que la historia le ha robado y pretenden transferir dinero desde los países que lo tienen a los que no.

Pero hay quienes atrapan esos sueños, como Rafael Blasco, un tipo que, antes de ser político, se dedicaba a lo mismo que yo, a controlar la legalidad, especialmente en el área económica, de ayuntamientos.

Y Blasco destinó varios millones (no sé bien si 6 o 4) de euros para ayudar a Nicaragua. pero solo 43.000 euros llegaron allí. El resto no salió nunca de cerca de su entorno.

La semana pasada se decidió su ingreso en prisión, pero los 3.957.000 euros que se embolsó nunca llegarán a financiar proyectos para propiciar el desarrollo.

Me despido soñando que hechos como estos no se repitan, que el sueño de la justicia planetaria se cumpla, que estos atrapadores de sueños o ladrones de sueños desaparezcan y la Tierra se sienta feliz contemplando escenas como la de esta foto:





Esta es mi colaboración en la convocatoria semanal basada en una palabra. Otras visiones en este enlace a las Palabras de Sindel con las visiones sobre la tierra en las este enlace y sobre atrapasueños en éste.

jueves, 11 de junio de 2015

Este jueves, círculos pecaminosos.



Esta semana Charo propone escribir sobra alguno de los pecados capitales y yo, por aquello de no tener que elegir, me quedo con todos, haciendo una recreación de un tuit que publiqué hace unos meses.
Los relatos de los otros participantes se pueden encontrar en este enlace 


CÍRCULO  PECAMINOSO


Por pereza no liberaba su lujuria, era demasiado soberbio para envidiar y su avaricia le impedía desarrollar su gula.

Ello le provocaba ira, una ira que habría querido podido con el placer que le habría proporcionado dar rienda suelta a su lujuria o, al menos, a su gula, pero se limitaba a envidiar a quienes saciaban sus pasiones y así atesoraba con avaricia esa ira que no reconocía sentir.

Nunca lo reconocerá, claro está, por soberbia.