-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

viernes, 4 de septiembre de 2015

Un jueves de leyenda

Ya había desechado la idea de participar en este jueves, pero quería estar en esta convocatoria, tanto por ser la primera de H… Perla Gris, como por lo que me motivó su convocatoria.
Y en esta semana que ha sido complicada y en la que tantos asuntos han llamado nuestra atención, en la que me hubiera gustado escribir sobre el pequeño Aylan Kurdi, finalmente encuentro una fuente de inspiración en una noticia y, aunque no sea un leyenda, me sumo a la convocatoria con estas letras.
Si queréis leer sobre leyendas, ved este enlace: leyendas de nuestra tierra.


Siempre fueron los malos del cuento.
Ocurre que en estas tierras los recursos siempre han sido escasos y nuestros ancestros trabajaban afanosamente para tener el sustento de los suyos y ellos no hacían nada más que, cuando tenían hambre, robar lo que acopiábamos.
Es lógico que en aquel entonces tuvieran el papel de malos, las reses que nos daban leche, lana, incluso su cuero y su carne, podían ser devoradas por ellos sin ningún miramiento.
Ocurrió que los nuestros, continuaron trabajando y avanzaron tecnológicamente mientras ellos siguieron siendo esos ladrones y la brecha entre unos y otros creció hasta que los nuestros controlaron casi todo el territorio y nuestra expansión les llevó a refugiarse en los lugares más inaccesibles, menguando en su población.
Entonces fue cuando les miramos de otro modo, como el ganador debe mirar al derrotado. Con generosidad, tendiéndoles la mano, entendiéndoles,  que no tienen otra forma de vida y que su especie no debe desaparecer.

Hoy, relegados casi al olvido, cuando sus fechorías son anécdotas que subvenciona la Administración como si pagara las travesuras de un hijo descarriado, encontramos la noticia de que la Junta de Castilla y León establece un cupo para la caza de esos que fueron enemigos de nuestra especie y que ahora deberían ser nuestros amigos. Y uno sabe que debe haber motivos e incluso estará justificado medioambientalmente, pero da pena que esos malos de los cuentos, esos derrotados por el progreso, sean abatidos por los disparos de quienes se divierten acabando con vidas.


 Mapa de la  Junta de 

Castilla y Leon detallando la cantidad de lobos que se permite cazar en cada comarca.



 Lobos esperando ser alimentados en la Maison des Loups en Orlu (Ariege -  Francia)





27 comentarios:

Ame dijo...

No comulgo con la caza, tampoco con la feria taurina que afortunadamente ya está prohibida en mi estado.
Por cierto, la imagen del gorrioncillo es de una belleza que me tiene sin poder quitarle la vista.

Un saludo, Juan Carlos

Tracy dijo...

Me ha gustado que participes y de la forma que lo hiciste.

Yessy kan dijo...

Tambien aquí, los científicos y conservacionistas se han esforzado por restaurar las poblaciones de esta especie en el ecosistema Norteamericano. No se debe olvidar que los lobos mantienen el balance en el medio ambiente. Y que ellos también tienen el mismo derecho natural a la vida. Buen aporte, Juan Carlos.
Beso

Ester dijo...

Cuando veo un documental y un tigre caza a un antílope siempre me pongo del lado de la presa, olvidando que el tigre tiene que comer. Un abrazo

H... (Perla Gris) dijo...

Juan Carlos al final viniste a hacerme compañía en esta mi primera convocatoria y sobre todo especial convocatoria en honor a mi amiga P. Mil gracias por ello de corazón.
Nos has dejado un relato muy bueno y que a mi me pone los pelos de punta del coraje, amo los animales, no tolero ningún tipo sufrimiento animal, soy antitaurina, anti todas las cosas que hagan daño a un animal... No estoy a favor de la caza. y ese mapa de números me cabrea...
El mundo es grande para que todos podamos convivir en el, pero la raza humana se empeña en llevar a la casi extinción a los otros seres por cuestión de números,,,
Muy buen aporte, mil gracias de nuevo...
Besines...

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesante y está bien que sea as{i. Ellos también tienen derecho a existir.
Y sobre todo cuando algunos de ellos se acercaron a los humanos para ayudarlos. Y hubo tanta amistad que se convirtieron en perros.

Pepe dijo...

Por naturaleza soy contrario a atentar contra cualquier forma de vida, la de los depredadores naturales incluida. Bien es cierto que a veces, aficionado al senderismo como soy, me asalta el miedo a encontrarme con una manada de lobos hambrienta. pero esa remota posiblidad no faculta a los humanos a extinguir una especie tan hermosa.
Un fuerte abrazo.

José Vte. dijo...

Al final, en los campos, los lobos siempre aparecen como los culpables de todos los males, así ha sido desde las leyendas del tiempo. Imagino que generalmente es la falta de alimento los que les lleva a atacar ganados. Los humanos y los lobos nunca se llevaron bien.

Un abrazo

Juan Carlos Celorio dijo...

El gorrioncito es un regalo que me hizo Leonor muy adecuado a un cuento mío que se llama El último gorrión y que pienso que te puede gustar.
Gracias por leerme, besos.

Juan Carlos Celorio dijo...

Gracias Tracy, por tus palabras y por estar siempre.

Juan Carlos Celorio dijo...

Gracias por tu comentario Yessy, creo que la conservación de especies como el lobo u otras, como el oso, son básicas y por ello se trabaja en mantenerlas. Besos.

Juan Carlos Celorio dijo...

Me pasa igual, siempre me pongo del lado del débil. Y ahora los lobos son los débiles. Un abrazo.

Juan Carlos Celorio dijo...

Gracias por tu comentario y tu trabajo en la convocatoria a la que de ninguna forma quería faltar.
No entiendo el "placer" de cazar, pero tampoco lo quiero demonizar, puede ser conjugado con el mantenimiento del medio, como ocurre en algunos parques naturales.
Besos.

Juan Carlos Celorio dijo...

Gracias Demiurgo. Es curioso, con tu comentario veo que los lobos que mantuvieron esa condición son los que no supieron o quisieron reciclarse en perros. Algo que da para crear un relato tipo legendario. Similar a una leyenda que dice que los orangutanes son los simios que no quisieron convertirse en personas.

Juan Carlos Celorio dijo...

Me río contigo, porque tienes razón, el bosque cuando oscurece da mucho miedo. Y algunos incluso durante el día. Creo que pocos lobos hay y menos que ataquen humanos, pero ¿quién se fía?
Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Celorio dijo...

Ya, nunca nos hemos llevado bien hasta ahora, que creía que estaba todo superado, ahora se subvenciona al ganadero que sufre daños por culpa del lobo. Por eso me sorprendió que existan esos cupos de caza.
Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Carmen Magia dijo...

Me encantan los lobos... creo que son nobles.

No me gusta la caza..., y aunque ellos si cazan, me gusta que los dejen tranquilos. Aunque admito que me daría miedo pasar por donde estén...

Muchos besos.

Carmen Magia dijo...

Me encantan los lobos... creo que son nobles.

No me gusta la caza..., y aunque ellos si cazan, me gusta que los dejen tranquilos. Aunque admito que me daría miedo pasar por donde estén...

Muchos besos.

Alfredo dijo...

Desgraciadamente esto no es una leyenda, aunque se trate de un animal de leyenda. El lobo está presente en cuentos, historias, canciones... hasta en películas. No entiendo ese ajuste, ese cuadre como si se tratara de un balance contable. ¿Por qué no aprovecharse del superhabit?. Abrazos

Max Estrella dijo...

Bellos animales, el hombre como hace con casi todo, lo está relegando a una presencia testimonial...como bien dices, como miramos casi todo por desconocimiento, con una soberbia que creíamos solo tenían los dioses...
Un fuerte abrazo

ibso dijo...

Anoche mismo dieron por tv un especial sobre Felix Rodríguez de la Fuente (en Cuarto Milenio). ¿Recuerdas sus documentales del "Hombre y la Tierra"? Cuanto ayudaron a apreciar toda nuestra fauna ibérica, incluyendo al lobo. Lástima que a algunos ya se les ha olvidado lo importante que es la conservación natural, incluso económicamente.
Buena reflexión.
Un abrazo.

casss dijo...

Me gusta tu historia Me gusta lo que defiende y lo que censura y me gusta como lo explica.
En fin: me gusta leerte y visitarte y dejarte un fuerte abrazo con el deseo de un felíz semana!! (amo a los animales, de la especie que sean, a veces más que a muchos humanos...)

Juan Carlos Celorio dijo...

Gracias amiga. Iba a replicarte la última frase, pero no puedo. Es cierto que los animales son más adorables que algunos humanos.

Juan Carlos Celorio dijo...

Los lobos son así por naturaleza. Supongo que los humanos también, pero hemos evolucionado y la caza ya no es tan necesaria como antes. i lobos en la casa a la que hacía referencia al pie de una foto y me resultaron adorables. Muchas gracias, muchos besos.

Juan Carlos Celorio dijo...

Me pasa lo mismo que dices. Al ver ese cuadro me sugirió escribir este artículo en el blog. Abrazos.

Juan Carlos Celorio dijo...

Gracias Max. Pensaba, al leerte, si nos iría mejor si otra especie gobernara el mundo, pero creo que no, que sencillamente debemos lograr que los que nos gobiernan sean humanos. Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Celorio dijo...

Claro que recuerdo a Félix, increíble personaje. Coincido con lo que dices. Muchas gracias y un fuerte abrazo.