-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

viernes, 1 de mayo de 2015

Tomándole el pulso a los jueves

Tomándole el pulso a los Jueves


Desde el Daily nos proponen tomar el pulso a la convocatoria semanal de este jueves un relato. Allí podréis encontrar los enlaces con las opiniones de otros participantes.
Personalmente, estoy más allá de lo que soñaba cuando abrí mi blog. Soñaba encontrar una red de personas interesadas en escribir con quienes compartir los relatos que escribiéramos. Eso lo logré con el grupo juevero que, además, me ha dado un grupo de amigos.
No importa hacia donde vayamos. Parafraseando a Susanna Tamaro, Hacia donde el corazón nos lleve. Dada la esencia de este grupo, lo que importa es que esa antorcha que nos pasamos de mano en mano cada convocante permanezca ardiendo, que sigamos adelante.
La llegada del jueves puede tener la placidez de llegar con el relato terminado y poder leer a los compañeros, o con el apuro de no tenerlo y sentir el agobio de no llegar y fallar a quien dirige la convocatoria.
Los jueves son un festival de enfoques sobre un mismo asunto. Disfrutar de las palabras de mis compañeros y hacerlo como cuando como un flan, a cucharaditas pequeñas, saboreando cada una para que el placer se prolongue.
En el aspecto crítico, como soy un tauro cabezota, tengo que insistir en que no me gusta que se limite la extensión de los relatos. Lo comprendo, lo asumo y lo cumplo por sentido democrático, pero sigo sin estar de acuerdo. Aquí, un cariñoso tirón de orejas a mis queridísimos convocantes, esa limitación no la estableció Tésalo, ni tampoco Gus.
Hace un tiempo habría reivindicado un blog de referencia juevera, como fueron el de Tésalo o el de Gus, lo cual ya tenemos con ese Inventario juevero.
Finalmente, por referirme a las propuestas, he entendido que cualquier idea es buena, incluso las que en principio parecen más complicadas pueden dar lugar a resultados excelentes.

Diría más, por ejemplo creo que deberíamos interactuar más con el convocante, a quien a veces dejamos solo, como a veces puede impregnarnos la rutina y como luego com prendemos que estas convocatorias no son rutinarias, esa pena de no leer a quienes se espera infructuosamente porque no participan, pero me pasaré de palabras y de hora, así que corto y cierro.

16 comentarios:

LAO Paunero dijo...

Buen relato e interesantes aportes, sobre todo la sugerencia de no dejar solo al convocante, pienso que es un muy buen consejo amigo Juan Carlos

Ester dijo...

No soy juvera y mi opinión es desde fuera, los jueves os leo y me gusta ver cuán diferente puede ser la visión de cada uno sobre un mismo punto. Abrazos

Carmen Magia dijo...

Me ha gustado lo que has expuesto. A veces, tienes razón, es difícil ceñirse al número de palabras porque corta la inspiración... Aunque creo que si uno se pasa no le regañáis :)

Muchos besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy buen aporte reivindicando este espacio que crece y se fortalece a medida que se suceden las convocatorias.
Un abrazo, Juan Carlos
=)

Sindel dijo...

Me gustó mucho tu visión de los jueves, creo que todavía queda mucho para dar, que nos sobran ganas e ideas, y todo lo demás se puede acomodar o mejorar.
Un abrazo y gracias por permitirme ser tu compañera!

H... (Perla Gris) dijo...

Que buena reflexión... Me está gustando mucho está convocatoria porque me ayuda a conoceros más y a saber más de los jueves... Sobre la extensión de palabras es cierto que tener un tope acorta quizás la historia pero ahí también está el reto... yo se de alargar los relatos en los jueves voy a aprender a concentrar la idea en 350 palabras... :)
Muchos besinos!!

Teresa Oteo dijo...

Totalmente de acuerdo amigo güevero,lo importante no perder nunca la ilusión y no caer en la rutina ni en tomarlo como una obligación, todo lo contrario disfrutar de cada lectura, como tú dices.
Muchos besos y espero estar prontito en plena forma de nuevo.Gracias!!

Carmen Andújar dijo...

Lo de la extensión amigo, yo tampoco recuerdo quien lo puso. Es verdad que se ha de ser un poco flexible;pero se ha de comprender que si los textos son muy largos, no da tiempo a leerlos todos, es sobre todo por eso.También estoy de acuerdo en lo de no dejar solo al anfitrión.
A pesar de todo las cosas positivas ganan, y espero que continuemos muchos años más.
Un abrazo

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Juan Carlos:
Enhorabuena por la manera en que hilvanas las opiniones personales con las reflexiones sobre la historia del grupo.
Llevo poco tiempo escribiendo en los jueves; y ésta ha sido la primera vez en que he leído todos los relatos (bueno, hubo un blog que me pedía actualizar plugins y no lo hice)
Como “escritor” la limitación a 350 palabras me ha condicionado, aunque creo que el problema estuvo en que la entendí de manera estricta. No volverá a pasar. Como lector, sí que agradezco el que los textos tengan una extensión máxima. Lo que no quiero para mí, no lo quiero para mis compañeros; por lo que entiendo las limitaciones (soy propenso al caos y a la desmesura, lo único que deseo breve es el dolor)
Un abrazo, Juan Carlos.

Lois y Clark dijo...

Juan Carlos, gracias por participar. Creo que los corazones nos van a llevar juntos muchas más veces, lo que celebraremos felices y contentos.
Abrazos

Charo dijo...

Bueno,"madrino juevero", quiero darte públicamente las gracias por introducirme en este grupo que tanto bien me ha hecho en todos los sentidos. Por mi parte, tú lo sabes bien, he contribuido en captar nuevos integrantes. Estoy de acuerdo en todo lo que dices, también en la extensión aunque en su momento, como nueva que era en el grupo, acepté las normas. Lo que más me gusta del grupo, sin lugar a dudas, es que es muy acogedor con todo el que quiera participar.
Un beso

Pepe dijo...

No puedo sino estar de acuerdo con todo lo que escribes sobre los jueves y el espíritu juevero. Si acaso, y permíteme discrepo en cuanto a la absoluta libertad en la extensiòn de los escritos. Me explicare: Sábado noche y ahora comienzo a leer a los compañeros. Si todos nos extendieramos por necesidades del guión, no me daría tiempo material para leeros a todos y es algo que me gusta y a lo que, en cierta forma, por justa correspondencia, me obligo a mí mismo, aunque nadie me obligue. Pero sabes muy bien que es una norma lasa en el sentido que cuando es necesario se infringe y nadie se echa las manos a la cabeza.
Un fuerte abrazo.

Yessy kan dijo...

Estoy de acuerdo contigo, muy buena reflexion.
Es un placer leer todos los jueves tus relatos, sean menos o se pasen las 350.
Un beso

rosa_desastre dijo...

Los "jueveros de bien" acertamos siempre y te incluyo y me incluyo porque se que esto de escribir nos hace felices.
Un abrazo

rosa_desastre dijo...

Los "jueveros de bien" acertamos siempre y te incluyo y me incluyo porque se que esto de escribir nos hace felices.
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Lo de extensión tiene sus ventajas y contras. Como escritor, a veces es dificil recortar los textos, sin perder la idea central.
Como lector, demasiada extensión llevaría más tiempo. Pero la limitación estricta también podría dificultar la lectura, que sería más comprensible con algunas palabras extras.
Y suelo comentar, incluso al convocante de turno.