-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

martes, 14 de abril de 2015

Semanas 14 y 16 de 53: jardín y pluma.



La presencia de una pluma blanquinegra en el jardín me puso sobre alerta del suceso. Con dificultad conseguí determinar hacia donde había continuado la acción y, efectivamente, allí, entre la enredadera, otras plumas con igual bicromía, algunas ensangrentadas, confirmaron mis sospechas.

La presencia de unos huesecillos me dio las evidencias que necesitaba para formular mi acusación.

Por eso, Señoría, solicito la condena de este gato a seis meses de reclusión por el asesinato de una urraca, una vez aplicado la atenuante de haber empleado el cadáver para alimentarse.

Más sobre plumas aquí  y sobre jardines en el mismo blog, el de Sindel, un poco más abajo. Y mis disculpas a los participantes en esta convocatoria por los pocos comentarios que he publicado, pero tempus fugit y eso, que no me da tiempo. Intentaré mejorar y llegar a todos.

15 comentarios:

Sindel dijo...

Jaja pero que gato más malo, igual consideremos que lo hizo para alimentarse, tal vez se le pueda acortar la condena. No intencional se diría.
Gracias por tu aporte y por enlazar las dos palabras en un relato tan divertido, más allá del final no feliz de la urraca.
Un beso

Ester dijo...

Caramba con el gato, pero seis meses parecen muchos. Abrazos

Montserrat Sala dijo...

Los gatos se alimentan de ratones, y creo que matan a los pájaros por
divetiimento. así que yo condeno al gato, a comer bolitas. Hala!!! para que aprenda!!!
Una abrazo. das recuerdos a mi choferesa.

Yessy kan dijo...

Pero que pérfido gato. Pobre urraca, menos mal la pluma sobreviviente es fiel testiga de semejante crimen. Pero que ingenioso, Juan Carlos. :0)
Un beso

LAO Paunero dijo...

Tu pluma ha resultado muy divertida a pesar de las limitaciones del tiempo!!

Carmen Magia dijo...

:) Me ha hecho sonreír este gato asesino. Pobrecita urraca...

No sé yo si debería tener cadena perpetua :)

Muchos besos

Marta Nidia Ioele dijo...

Que mal fin, pero se impusieron las plumas para la sentencia del gato,eran la prueba del crimen cometido, un placer leerte.
Un saludo Marta

Tracy dijo...

Las plumas como armas para descubrir el delito gatuno, eso está bien.

Milena dijo...

Je... muy ocurrente tu relato... a las urracas que hay por aquí no las pilla un gato, menudas son... Pido clemencia para ese lindo gatito.

Saludos

Volarela dijo...

Me temo que el defensor de la urraca añadirá que lo hizo para satisfacer su instinto de caza porque andaba aburrido el minino...En todo caso, siendo animal es cien por cien inocencia y obtendrá la absolución...
Muy peculiar tu enfoque hacia las plumas.
Un gusto leere :)

Abrazos y muchas gracias por tus palabras en mi espacio :)

Ilesin dijo...

Una manera diferente de enlazar ambas palabras!! me ha gustado.
Besos

Isa Iss dijo...

jajaja muy bueno. Si fué para alimentarse, se le puede perdonar..
Tu relato me llevo a una cosa similar que vivie, me encontre en mi terraza, un monton de plumas ensangrentadas, y una paloma muerta.

Es verdad lo que dice Montsérrat los gatos matan a los pajaros por divertirse pero no por hambre. Cambio la sentencia, no hay clemencia jajajaja
Un placer leerte
Gracias por tu vista en mi blog
Isa

Isa Iss dijo...

jajaja muy bueno. Si fué para alimentarse, se le puede perdonar..
Tu relato me llevo a una cosa similar que vivie, me encontre en mi terraza, un monton de plumas ensangrentadas, y una paloma muerta.

Es verdad lo que dice Montsérrat los gatos matan a los pajaros por divertirse pero no por hambre. Cambio la sentencia, no hay clemencia jajajaja
Un placer leerte
Gracias por tu vista en mi blog
Isa

Fanny Sinrima dijo...

¡Muy bueno, Juan Carlos! Una pluma puede ser prueba irrefutable contra el asesino; menos mal que señalas el atenuante de que fue para alimentarse.
El gato te lo agradecerá.
Un abrazo.

Musa dijo...

Pobre gato, ya sabemos como son las urracas, quizá el también la descubrió.
Un abrazo.