-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 26 de marzo de 2015

Jueves con palíndromos




Este jueves Charo nos ofrece varios palíndromos para utilizar en el relato. Los resultados se pueden leer aquí.

Además, me despido, estaré umplugged hasta el 6 por la noche por unas vacaciones que no sé si son merecidas o no, pero que tengo muchas ganas de disfrutar y que me impedirán leer los relatos de esta semana.

¿ACASO HUBO BÚHOS ACÁ? Preguntó el guía con su torpe manejo del idioma de los turistas, queriendo hacer imaginar a su comitiva la presencia de rapaces en la noche en esos árboles sin hojas. No obtuvo respuestas, solo murmuraciones de las que dedujo que sería mejor dejarse de bromas con ese grupo y explicarles la ruta del parque natural con estricta sujeción al protocolo.
LA RUTA NOS APORTÓ OTRO PASO NATURAL, declararía más tarde el hombre de la perilla entrecana, quien lideró el grupo que abandonó la senda guiada por el profesional, al que descalificó diciendo que  un líder no puede dudar y pensé tuve por seguro que ese inútil nos va a perder en este inhóspito lugar.
Decenas de metros más adelante, en uno de los puntos más complicados del parque, el guía comprobó que solo le seguían cuatro de las veintiséis personas que formaban el grupo.
El hombre del anorak amarillo, recuerda que el quía dijo que OÍR ESE RÍO significaba que LA TURBA BAJABA BRUTAL y les pidió que no se movieran mientras él seguía el camino que llevaba al cauce fluvial.
´Llegó cuando la comitiva disidente estaba a punto de embarcarse en unas viejas canoas que estaban para decorar el embarcadero abandonado. SE VAN SUS NAVES, temió, pero por fortuna no fue así. La mujer del gorro rosa gritaba NO SUBAS ABUSÓN, al fortachón del jersey verde, cuando el guía gritó paralizando el inicio de la navegación.
Si hubieran zarpado, explicaba, en pocos metros habrían llegado a las cataratas de Podgosk, ello en caso que antes no les hubiera arrasado la turba. Explicó el guía.

El guía cuenta aquello como una anécdota. El hombre de la perilla da largas justificaciones y sigue pensando que un líder no puede hacer preguntas ni tener dudas. El señor del anorak amarillo recuerda que cuando al fin se reagruparon todos había caído la noche y se escuchó uhu, uhu, lo que confirmaba que sí, que hubo y habían búhos allí.

15 comentarios:

Tracy dijo...

Hoy nos lo han puesto difícil, pero tú has salido airoso de la encrucijada.+Un beso.

Ester dijo...

Disfruta de tus vacaciones. Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que interesante historia.
Felices vacaciones.

Carmen Magia dijo...

Muy bueno, original la situación en que se dan los palíndromos. :)

Muchos besos, que lo pases muy bien estas vacaciones.

José Vte. dijo...

Vaya relato Juan Carlos, esa aventura de excursionistas y buhos tiene unos originales tientes surrealistas, muy acordes a como has ido hilvanado los palíndromos.

Buen descanso y un abrazo.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Juan Carlos:
Gran relato de por sí, realzado por la manera grácil en que incorporas los siete palíndromos.
Disfruta de esas vacaciones, Juan Carlos.

Carmen Andújar dijo...

Pues menos mal que no me ha tocado nunca un grupo que se divida y se separe del guía. Tiene un buen final, se juntaron todos
Una historia original.
Un abrazo

G a b y* dijo...

Excelente Juan Carlos! No era nada fácil enhebrar tantos palíndromos y darle forma a un texto, como bien lo lograste tú. Toda una excursión con sus anécdotas y un guía, que... bueno...no parecía muy confiable.
Besos y que tengas unas lindas vacaciones! Hasta el regreso.
Gaby*

San dijo...

Que buena forma de cerrar esta propuesta, dejando tan buen sabor antes de tomar rumbo a tu destino vacacional jejeje. Disfrutad cuanto podais.
Un abrazo.

Sindel dijo...

Tu relato es genial! Me ha divertido a pesar del momento por el que pasan los protagonistas. Está contado de manera tan natural que se lee de un tirón!
Te felicito por tan buena imaginación.
Te deseo unas bellas vacaciones, que descanses!
Abrazo enorme.

Charo dijo...

Has salido airoso del reto planteado, además creo que has escogido para el principio uno de los más difíciles, en mi opinión, de colocar y no solo eso sino que lo enlazas con el final después de unas cuantas peripecias.
Muchas gracias por participar
Un beso

Montserrat Sala dijo...

Tiene mucho sentido tu relato, teniendo en cuenta que has introducido un montón de palíndromos. Me parecido genial. Una historia digna de un buén escritor como tu.
Felices vacaciones!!! Un abrazo.

Pepe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
rosa_desastre dijo...

Espero que en tu lugar de vacaciones no haya buhos ni rios tumultuosos ni compartas ruta con el hombre del anorak amarillo ni....que barbaridad, amigo que imaginación para coser palíndromos!
Un abrazo. Disfrutad.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Se me ocurre que este guía y esta gente de tu relato puede haber tenido mucho que ver con la turba que perdió sus naves en el mío jajaja
=)