-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 15 de enero de 2015

Este jueves, escritura creativa





Este jueves practicamos escritura creativa siguiendo las pautas de María José. Los resultados podéis encontrarlos en el lugar de encuentro.



La chica de las pecas tuvo un presentimiento, pero lo descartó inmediatamente. No era posible.  Estaba en un lugar desconocido, donde una música, que llegaba no sabía de dónde, lo inundaba todo. Era agradable, celta, probablemente bretona.
Volvió a su mente aquel momento en que, estrenando su mayoría de edad, iba a firmar en apoyo a una iniciativa legislativa popular y un hombre de mirada vacía irrumpió, atacando como una bestia furiosa al hombre que recogía las firmas en un tenderete, llamándole falsificador. El dependiente resultó gravemente herido y el agresor, llevándose pliegos con varios cientos de firmas, huyó embozado en un abrigo negro, como cuervo que ha liquidado a su presa.
En su presente no había viento, no hacía frío ni calor. Nada en el ambiente salvo esa música en la que aparecieron unos rápidos cánticos que, por una parte, le confirmaron que la música debía ser efectivamente bretona y por otra le inquietaron, le hicieron recordar su presentimiento ¿sería cierto?
Juró que no olvidaría aquella agresión y se ofreció para colaborar con la policía para identificar al agresor cuando vio, exultando soberbia, a su propia hermana. Dedujo que ella tenía poder sobre el agresor e intereses en que la iniciativa popular no llegara al Parlamento y, como si fuera adivina, visualizó a su hermana organizando submundos que ella nunca conocería. Esa hermana que la miraba como si hubiera cometido una grave ofensa. Y supo que la iban a matar.
Así confirmó su presentimiento. Estaba muerta, escuchando danzas macabras. ¿Qué hacer?

Pues bailar. ¿Qué si no?





Este relato está inspirado por el siguiente tema musical:.


18 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Autocrítica: ¿para qué se recogían las firmas? No se me ocurre, agradezco ideas. Sería algo que perjudicara el negocio ilegal en que estaría envuelta la hermana de la protagonista.

Carmen Andújar dijo...

Pues podría ser para que parte de los impuestos se gastaran en medidas sociales para los parados.
Has enlazado muy bien los dos comienzos. Como hay gente bastante impresentable, seguro que uno de esos se llevó las firmas, menuda pieza. Ahora, menuda sorpresa al descubrir que su hermana estaba metida en el ajo.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

¡Bailar! Vaya ocurrencia en un momento así! jeje... muy original y arriesgado tu relato
=)

Neogéminis Mónica Frau dijo...

...por eso de meterla en política, digo jaja

Mar dijo...

Hola Juan Carlos, de nuevo me ayrevo , me animo a colaborar con vosotros en este ejercicio literario que Mª José nos ha propuesto. Era un reto para mí obedecer a tantas instrucciones, comienzo, unas ciertas palabras... una cierta dificultad. .. Tú además has enlazado los dos títulos y sales airoso del ejercicio. Original que la hermana estuviera metida en política y que, encima, fuera causante de su muerte. Y original lo de "bailar" pues no queda otra. En fin que has sido muy obediente y que has sacado buena nota. Felicidades. Un abrazo Juan Carlos!

Ester dijo...

El poder de la música que en esta ocasión ha sido tu musa y te ha llevado a un relato con tintes políticos, supongo, no sabemos para que eran las firmas. Un abrazo

Lucia M.Escribano dijo...

Nos dejas con la intriga de saber para que eran las firmas, si unimos el oscuro negocio en el que andaba la hermana, con que ella es politica quiza encontremos los motivos jajajjaajaj
Besos para todos, y un abrazote enorme para mi amigo Jaime, de esta bilbaina que os quiere.

Montserrat Sala dijo...

Bonita música celta y muy bueno el relato. Me ha encantado, además con el aliciente de haber utilizado todas las palabras y enunciados. Buen trabajo si señor!
Un fuerte abrazo.

G a b y* dijo...

Es maravilloso como la creatividad mueve en cada uno todos sus engranajes para lograr resultados impecables. La música fue una musa muy inspiradora y te ha quedado un relato muy intrigante!
Besos!
Gaby*

Mª Jesús Muñoz dijo...

Juan Carlos, gracias por tu visita y comentario, amigo...Tu relato está muy bien construido, el tema de las firmas le aporta realismo y la música fantasía. Has unido los dos elementos para acabar de forma sorprendente y original.
Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer.
M.Jesús

Sindel dijo...

A mi humilde entender no hace falta aclarar para qué eran las firmas, en el transcurso del relato entiendo que era para un fin que podía ocasionar problemas si se realizaba. Me gustó el relato, es ágil y ocurrente, y cumple con la propuesta de este jueves muy bien.
Ahora en respuesta a tu pedido de sugerencias, lo único que se me ocurre que podría provocar una cosa así es pedir la legalización del consumo de drogas, a los grandes negociantes les conviene que eso se siga manejando de manera turbia.
Un abrazo enorme!

Pepe dijo...

No me cabe la menor duda de que las firmas iban en contra de alguna clase de poder tiránico, el poder político, el poder económico, el poder... siempre el poder, siempre opresivo poder. Las hermanas estaban en lados opuestos y a una de ellas le fué mal. Los ideales suelen acabar derrotados. Así que sólo le quedaba, bailar con la más fea, su propia muerte.
Un fuerte abrazo.

Maria Jose Moreno dijo...

Pobre chica y qué mal resultado para su manifiesta oposición hacia el tirano. Excelente hilván entre las propuestas (más difícil todavía) que consigues en un dechado de creatividad.Gracias por estar en mi jueves. Un beso

Max Estrella dijo...

Qué bien sabes girar y girar para jugar con el lector...esas danzas macabras terminan llevando el relato y al lector donde quieres, a un zarpazo final...
Bravo, amigo
Un abrazo

San dijo...

Un relato que gira y gira hasta esa danza macabra. Es como un juego entre laberintos, me gusto la agilidad que tiene.
Sugerencias nos pides, pues...¿Que podria ser lo que enfrentan a las hermanas? podría ser algo como el contrabando, o algo político tan de moda últimamente.
Besos.

Alfredo dijo...

Y puestos a bailar, bailemos con palabras, con líneas que se unen de forma rítmica y acompasada. Yo me quedo bailando a ser posible con las dos.
Abrazos

Maria Liberona dijo...

wommm !!1
vaya que relato, simplemente sin palabras

Atalanta dijo...

La que has liado "miarma", que si la hermana, que si la música bretona , la muerta, el robo de firmas que por cierto eran para pedir el no cambio de hora de verano, pues la hermana tenia algo que ver con las eléctricas; por eso se pone al bailar, que sino se muere...si pero de frío.

jajajajajaj!!!!

Eres genial y por eso te quiero.

Besos bretones.