-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

viernes, 31 de enero de 2014

Un vídeo en relación al jueves de deportes

Si me permitís una segunda aportación al jueves deportivo, comparto este reportaje de Televisión Española. Porque los perdedores también son grandes.

El equipo que soñaba con marcar un gol

 :
MARÍA CASTELO 02.08.2011
Hay niños que desde pequeños sueñan con ser grandes estrellas del balón, otros que entrenan horas y horas para poder hacerse un hueco en la élite y, en cambio, hay un equipo de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) cuyos deseos son muy distintos a la de la mayoría de los conjuntos de su edad. La productora ‘El Cangrejo’ se interesó por su historia y ha decidido contarla.
Enlace para ver el video reportaje
La ilusión de los niños del Margatània F.C es marcar algún gol porque hablar de ganar un partido sería soñar demasiado.
Con las esperanzas renovadas cada fin de semana, lo han intentado durante todo la temporada, y aunque han recibido 271 goles este curso, finalmente en el último partido consiguieron batir al portero.
Cuando se les pregunta por qué pierden, ellos lo tienen claro. “Son demasiados enormes, demasiado grandes”, dice Gerard, aunque para Ruth la clave está en que los rivales “hacen más pases” y ellos no hacen tantos.
Pol sin embargo, tiene tres teorías: porque “están muy nerviosos”, o quizá el problema es del portero, Haritz, “que no puede pararlas todas” aunque finalmente afirma que son los contrincantes, que “son mayores y saben más”.
Los padres son sus mayores seguidores y cada semana están a pie de campo viendo como sus pequeños se desviven jugando. Alguno de ellos, incluso bromea asegurando que “tienen la mejor cantera de porteros porque son los que más practican”. “Pasar un par de veces del medio del campo...eso ya es un éxito”.
Aunque antes de cada partido aseguran que “van a peder” porque “siempre lo hacen”, algunos se muestran optimistas y comentan que si algún día meten gol, “estarán como locos”. “Si algún día marco estaría tan contento que saldría volando”.
El partido que menos goles recibieron fueron 11, y el que más 27, pero para ellos el resultado es lo de menos. “Si no marcamos da igual, nosotros nos lo pasamos bien. De mayores, ya meteremos goles”.

martes, 28 de enero de 2014

Semana 5 de 52: felicidad + Paseo por Londres + Jueves de deportes



Ya perdonaréis esta mezcla de convocatorias, pero el tiempo se me viene encima y la inspiración me pidió permiso para ir a comprar un cucurucho de castañas y por ahí anda ...

El caso es que María invita a pasear por Londres, Sindel propone hablar de felicidad y Landa invita a escribir sobre deportes.

Londres + felicidad + deportes = Final del torneo olímpico de fútbol en los JJ.OO de 2012.

Curiosamente, he visto a España ganar torneos que me interesan, pero en ninguna de esas finales he sido tan feliz como cuando vi como México ganaba a Brasil en un campeonato que nunca me ha interesado. Uno es un poquito mexicano y el corazón no entiende proporciones.

De casualidad vi en la televisión que iba a comenzar la final olímpica. Me alegró saber que jugaba México, pero al ver enfrente a Brasil pensé que nos iban a golear. Esa sensación creció leyendo los nombres de los jugadores de cada selección y se extremó viendo el físico de unos y otros.
Pero nada más comenzar, una buena combinación entre jugadores mexicanos hasta el delantero centro, Oribe Peralta, que marca. México, ordenado defendía muy bien y creaba más peligro que el propio Brasil. Será por eso que ellos recurriendo a los superhéroes: sacaron a jugar a Hulk, al que solo faltaría ser verde para ser como el personaje.
Esperando, con fatalismo, el gol de Brasil, Peralta cabecea un balón y logra el 2-0 ¡2-0!. Queda un cuarto de hora y tenemos un margen de dos goles. Parece que la piedra lanzada por David había impactado en Goliat, ¿caería?
El tiempo se cumple y seguimos aguantando bien. Pero en la prolongación Hulk recorta distancias. ¿A qué quiere ese árbitro para pitar el final?
Cuando al fin lo hace, el triunfo parece magnificado por el escenario en que se ha logrado, el estadio de Wembley, un lugar propio esa ciudad en la que la historia se continúa escribiendo día a día, evento a evento, proyectando la tradición hacia el futuro.



El orgullo de un hombre es la vergüenza de otro (de la canción Another man`s world, de  Immaculate Fools, )

Más relatos sobre deportes en Os relatos pasaxeiros.


Por si alguien quiere ver un resumen de seis minutos de aquel memorable partido:


jueves, 23 de enero de 2014

Relato con un invitado


Esta semana el personaje me ha elegido. Tras leer la convocatoria de Jime escuché esta canción




Así que ante mi apareció Alex, protagonista de La naranja mecánica, de Anthony Burguess, novela que no he leído, pero conozco por la película de Kubrick.
Ahora no tiene aquel aspecto felino, a sus setenta años su mirada sigue siendo inquietante, pero su rostro tiene surcos que denotan muchos arados.
La canción no le debió hacer mucha gracia, pues la mirada que me dirigió era como aquellas que en su juventud prologaban una repentina agresión. Fuera por sus condiciones físicas o por haber templado su carácter, simplemente se recostó en un sillón y me preguntó si yo creía que realmente algo ha cambiado.
Reconocí que no, aún hay chicos que ingieren cualquier guarrada para desinhibirse y ejercer como vándalos y cambié, le pregunté lo que me interesaba, a qué había dedicado su vida.
¿Adivina? Respondió. Supongo que te alistaste en el ejército- le dije. Unos años … - confesó - Luego seguí siendo soldado, pero de fortuna. Se gana mucho más y es más divertido … sin disciplina ni principios.
Le pregunté si creía que una vida así tenía sentido
-    Ninguna vida tiene sentido – Espetó (¿esputó?).

Sentí náuseas, me alejé de ese espécimen que me eligió para este relato, dejándole solo, viejo, carente de afectos o ilusiones. Espero que nadie siga su ejemplo, aunque con el rumbo que llega el mundo no soy optimista.

Malcolm Mc Dowell, el actor que encarnó a Alex, en la actualidad.

Otras historias con personaje invitado en el blog de la Loquita Diplomada.

lunes, 20 de enero de 2014

Semana 4 de 52: Mentiras



Con mentiras podrás llegar muy lejos, 
pero no podrás volver atrás.

Esta frase está tomada de la película Transsiberian, donde la citan como refrán ruso. 


domingo, 19 de enero de 2014

Salimos de paseo a Portugal: Un país abocado al mar.

Desde el blog de Sindel he llegado al de María siguiendo una convocatoria que ésta última hace, llamada Salimos de paseo.
Imposible no sumarme, lo que hago con una reedición:

UN PAÍS ABOCADO AL MAR

Torre de Belem (Lisboa)

Basta una mirada superficial para comprender que se trata de un país marinero. ¿Por qué? Podría estar muy estado vinculado con el vecino que le rodea por este y norte Pues no, sus ciudades se concentran en la costa. Ya se observa con su forma, de perfil, con la nariz lisboeta y el afilado mentón del Algarve están orientados al mar. Y le salen unas gotas, tal vez de sangre, de sudor o más bien, lágrimas de alegría: las islas Azores.
Sí, es un país abocado al Océano, impregnado de esa nostalgia que denominan saudade, con gente que observa más que habla, que lee y respeta a sus poetas. País con el encanto del misterio, con el misterio de la bruma que el mar envía tierra adentro, con la bruma que mezcla pensamiento y ensueño.
Menos de 80.000 kilómetros cuadrados de tierra y millones de kilómetros cuadrados de mar por delante. Siete mares han explorado dejando una huella especialmente profunda a lo largo de todas las costas, aprendiendo y enseñando en todas ellas, incluso en el recóndito Cipango.


Y cierro citando a Fernando Pessoa:

El Tajo se va al Mundo
Más allá del Tajo está América
Y la fortuna de quienes la encuentran.

Nadie ha pensado nunca en lo que hay más allá del río de mi aldea
El río de mi aldea no hace pensar en nada
Quien se encuentra a su lado, sólo a su lado está.


(del libro Poemas de Alberto Caeiro).

 Monumento a los descubrimientos en Lisboa

miércoles, 15 de enero de 2014

Auxi puso el principio


Esta semana Auxi pone el principio. En su blog Llanuras abisales se pueden encontrar los comienzos que sugiere y el desarrollo del resto de compañeros.

Este es el que me tocó en suerte:




La Posada Roca de Guía se encontraba, como casi todo el pueblo, frente al mar. Cuando atravesaron su puerta, en ella se hizo un silencio. Ellos sintieron tres:
Uno de expectación, ¿quiénes eran?
Otro hostil, ¿a qué vienen?
Y un tercero perturbador, ¿qué les podemos sacar?
Contuvieron el impulso de protegerse con un abrazo. El silencio fue roto por el viento, que parecía ser el amo tanto del pueblo, como de su entorno que erosionaba para esculpirlo a su capricho. Terminado el arcano pronunciamiento del viento, uno de aquellos hombres hoscos, curtidos por naufragios, fracasos y resignación; superviviente hasta ese instante, se levantó ante ellos. No habló.
El recién llegado preguntó si tenían habitaciones. Entre la calma, sintieron callados reproches de los sufridos nativos hacia ellos, turistas a quienes la vida sonreía. Una mujer de edad indefinible apareció de entre las sombras para acompañarles hasta su habitación. Allí cerraron la puerta con todas las vueltas que dio la llave y decidieron dormir vestidos sin deshacer la maleta, para tener una fácil escapatoria.
El viento ululaba y ellos imaginaban a los aldeanos bailando danzas macabras a ese son.
Él notó el crujir del hambre en las tripas de ella. A pesar del terror que les daba separarse allí, él bajó a la taberna para pedir unos bocadillos para que ni ella ni la criatura que llevaba en su interior pasaran hambre.
Ella, sola y en posición fetal, miraba continuamente la hora en su teléfono sin cobertura. Quince minutos, media hora, … le imaginaba crucificado, empalado, degollado … Al cabo de una hora, entre las brutales e intermitentes rupturas, unos golpes parecían tratar de derribar la puerta. Voces agresivas con acento extraño clamaban su nombre. Pensó que nunca saldría viva de ese pueblo maldito.
Una llave daba vueltas en la cerradura hasta abrir la puerta. Por ella aparecieron dos de aquellos hombres que transportaban el cuerpo inerte de él.
Ella ahogó el grito, pero no los sollozos.
Entonces una voz brusca le dijo que su marido era un tipo estupendo, aunque no resistía bien el aguardiente de la tierra y que le dejaba sobre la cómoda su bocadillo y un vaso de leche calentita.

martes, 14 de enero de 2014

Semana 3 de 52: Futuro + lunes de caricias.



Uniendo las dos convocatorias semanales, me ha salido un haiku:



Para el futuro

Nada mejor que pedir:


Tiernas caricias



jueves, 9 de enero de 2014

El puentecito del parque


Gaby* lanza el reto de escribir un relato inspirado por una foto que a través de ella nos regala un amigo invisible. La que me ha tocado en suerte es la siguiente, que por cierto, creo que es de un lugar que conozco muy bien.
En el blog de Gaby*, mis letras insomnesse encuentran los otros relatos participantes en este juego.



No era capaz.
Nunca lo había sido.
Había cruzado los viaductos más increíbles, había escalado montañas, saltado en paracaídas. Decían que era el hombre sin vértigo, pero no era capaz de cruzar aquel puente del parque.
Una reunión familiar le llevó a su ciudad y, cómo no, alguien propuso pasear por el parque. Aunque no tendría por qué acercarse a su temor, comenzó a presentir un drama.
Mientras contaba cómo batió el record mundial de permanencia en caída libre cuando, se encontró ante el maldito puente. Su mente se ennegreció, sus músculos se tensaron hasta acercarse al colapso, sus nervios explotaron como si fueran parte de un castillo de fuegos artificiales y se detuvo en seco.
Fue entonces cuando su prima Amparo dijo que le daba miedo podía atravesar el puente en su silla de ruedas y quería que él la ayudara.
Intensamente agarrados uno a otra, con evidente esfuerzo, cruzaron el puente con pasitos cortos y muy pausados.
Amparo, en voz baja recordó aquel día que él, cuando apenas tenía dos años, había caído bajo el puentecito, quedando completamente embarrado y sepultado por las hojas secas. Él agradeció la ayuda.

Los congregados aplaudieron al héroe que acababa de auxiliar a su prima discapacitada, interpretando tan mal lo que pasaba por la mente del uno, como la complacida sonrisa de la otra.

martes, 7 de enero de 2014

Semana 2 de 52: Cielo


Segóbriga floreció hace dos mil años, gracias a la riqueza de su subsuelo. 

Aquello duró unos doscientos años. 
Cuando se dejó de emplear el espejuelo como cristal para ventanas la ciudad fue abandonada.



El cielo de los tiempos de actividad frenética contribuye ahora decisivamente para disfrutar un relajado paseo por sus ruinas.



sábado, 4 de enero de 2014

Semana 1 de 53: Estreno




Todos los escenarios del mundo regido por el calendario gregoriano, a medida que el UTC (tiempo universal coordinado) les daba la pauta, han estrenado la nueva obra.

Los actores, vistiendo sus mejores galas han comenzado a representar su papel con entusiasmo, soñando alcanzar un papel de protagonista en este reinicio de la misma comedia.

¡Suerte!

Y con estas palabras, ¿Y qué te cuento? se suma a la propuesta de las Palabras de Sindel para escribir cada semana del año en relación a una palabra.