-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

viernes, 12 de diciembre de 2014

Jueves de UFOs



Este jueves Charo nos propone escribir sobre el Proyecto UFO. Esta es mi nave y la dirijo hacia el aparcamiento de OVNIs o UFOs, donde podréis visitar diferentes relatos sobre la materia. Podéis ver todos los UFOs en este enlace.




Superada la selectividad, Ángel solía venir por las noches a mi casa. Hablábamos horas, de muchos temas, aunque los que más nos gustaban eran los misterios. Las noches de verano de mi barrio, ayudaban. Allí, en calles que llevan nombre de estrellas el cielo era un manto negro, el ambiente de tranquilidad absoluta y el clima perfecto.
La vida era un misterio. Nuestra adolescencia estaba terminando y, pocos días antes habíamos terminado nuestra vida escolar y se acababa de cerrar una larga dictadura.
Ante nosotros la Universidad y una democracia que debía constituir el primer parlamento democrático elegido en casi cuarenta años.
A veces nos planteábamos si existirían los ovnis. Nos debatíamos entra el no, pero a lo mejor y lo contrario. Parecía más divertido pensar que existieran. Entonces, ¿tendrían forma de puro o de plato? Como había referencias de uno y otro tipo, dedujimos que debía haber diferentes modelos, como en la Ford. Y divagábamos imaginando como serían hasta llegar a imaginar aunque la imaginación se desviara inevitablemente para intentar visualizar a alguna de nuestras compañeras desnuda.
¿Y los alienígenas? Sería muy avanzados tecnológicamente. Si eran capaces de viajar por el espacio merecían nuestro respeto. ¿Cómo serían? Verdes no, demasiado tópico. ¿Se confundirían entre nosotros? ¿Conocemos a alguno? Qué no, que Don Ricardo (nuestro antiguo tutor) es algún lugar de Castilla. ¿Seguro? Risas.
Y dábamos pinceladas para hacer un retrato robot, en que nos aparecía Don Ricardo.
Que no, es castellano y en concreto de la provincial de Ávila.
O de la Galaxia de Andrómeda.
Reíamos y nos planteábamos como nos relacionaríamos con ellos. El idioma sería una barrera, por lógica. Lo de la conexión telepática era difícil de entender y, pensándolo bien, terrorífico. Si pudieran leernos el pensamiento … ¡Menudos capones nos habría dado Don Ricardo!

Y cuando Ángel se había marchado, daba vueltas a otro misterio que anhelaba descubrir: Saber qué sentiría si lograba besar a Marta.

10 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

jeje Todos, me animo a asegurarlo, alguna vez al menos nos pusimos a divagar sobre la eventual existencia de seres del espacio y las consecuencias de un encuentro del tercer tipo, o al menos, una visualización desde lejos... pero creo que así como la curiosidad resultaba ser la primera sensación que nos impulsaba al divague, el miedo era lo que le ponía punto final a las discusiones, y terminábamos sobresaltados e inquietos jaja
Creo que a tu protagonista le entusiasma más el tema Marta que el UFo. Bien que hace!
=)

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

A lo mejor cuentan con un traductor universal.

Charo dijo...

Claro, tú bien sabes porqué he propuesto yo este tema verdad?....recuerdos...de tardes de verano hablando del tema,de viajes en coche al pueblo mirando al cielo por si veíamos algún OVNI, de series y programas de televisión y radio sobre el tema....después, cuando te haces mayor ya tienes otros pensamientos en tu cabeza...en mi caso era Juan, el chico que iba a C.O.U.
Gracias por participar.
Un beso

Charo dijo...

Claro, tú bien sabes porqué he propuesto yo este tema verdad?....recuerdos...de tardes de verano hablando del tema,de viajes en coche al pueblo mirando al cielo por si veíamos algún OVNI, de series y programas de televisión y radio sobre el tema....después, cuando te haces mayor ya tienes otros pensamientos en tu cabeza...en mi caso era Juan, el chico que iba a C.O.U.
Gracias por participar.
Un beso

Montserrat Sala dijo...

HOLA juan Carlos:como me has hecho
reir con tu entrada. DEsde lugo detrás de las chicas, en el cole,simepre mejor que pensar en alienígenas. jajaja!!!
UN abarazo grande.

Yessy kan dijo...

Recuerdos de juventud con una chispa de humor, te qedó muy original. Algunos chicos en colegio suelen tener estos tipos de conversaciones: las chicas,Ovnis y deportes. Tu protagonista estaba ya inquieto por salir a explorar otra dimensión. Genial, Juan Carlos.
Un beso

rosa_desastre dijo...

Son los descubrimientos de adolescencia los que nos hacen volar mas alto....como los OVNIS exactamente.
Un beso

Juan Carlos Celorio Ripoll dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Aquí, intentando eliminar el captcha ... no sabía que tenía la verificación de palabras hasta que me lo dijo Ester. Perdonadme por ello.

Max Estrella dijo...

Si es que las noches del verano y esos calores son los mejores momentos para hablar de los ovnis y los alienígenas que están entre nosotros...yo creo que tiene que haber muchos en Palencia...por ejemplo...
Un abrazo

Alberto V. dijo...

Jajaja, qué final más tierno. Me estaba imaginando a Carlitos y su amigo, de la famosa serie televisiva Cuéntame. Un relato de nivel Juan Carlos, como sueles hacer.

Un abrazo