-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 23 de octubre de 2014

Jueves de noticias




Lucía nos propone esta semana escribir sobre esos periodistas que ejercen su profesión con rigor, comunicando la verdad.

El problema es que, de un tiempo a esta parte, los medios de comunicación están en venta y quienes los compran pretenden que la verdad coincida con sus intereses.

Está ocurriendo lo mismo en todos los ámbitos: quien paga entiende que debe mandar. Mandar sin cortapisas, ni concesiones a la ética o a la lógica.

Un caso extremo fue el despido de Carlos Otto-Reuss, según la empresa, por morder la mano que le da de comer. La causa, opinar en su blog personal sobre las obras del aeropuerto de esa ciudad (aeropuerto sin uso), en las que, como en casi todos los proyectos de esa ciudad, tenía intereses Domingo Díaz de Mera, dueño del periódico.  

Hay algo que me hace pensar que esto va a cambiar. Algunos políticos han querido atribuir las causas del caso de contagio de ébola en España a la propia afectada y sus sicarios en los medios de comunicación han abundado en esa idea.

Pero en cuestión de unos días, la actitud de los políticos y sus sicarios mediáticos ha cambiado radicalmente, y creo la causa ha sido la reacción de la opinión pública, asqueada por esas mentiras.

Por eso tengo la esperanza de que el periodismo del que habla Lucía, con profesionales que realizan su trabajo con honestidad, vuelva, porque los ciudadanos lo necesitamos.

Que así sea.

Más relatos sobre periodismo en este vínculo.


14 comentarios:

Lucia M.Escribano dijo...

Con la misma esperanza propuse el tema amigo, quiza sirva para ir despertando del letargo en el que nos han metido o nos emos dejado meter. Noticias como la del Ébola, en boca de semejante impresentable, que se permite el lujo de culpar a alguien enfermo,de su falta de eficacia y moral. Desperto a la sociedad entera, por eso recularon.
Deseo que sea la primera vez de otras muchas, quizá así, dejemos de sentir verguenza ajena, por la falta de valores de esta sociedad enferma.
Gracias por tu participación.
Abrazos y besos de esta bilbaina que os quiere.

Yessy kan dijo...

Es una lástima que el monopolio de la información sea manipulada por los gobiernos.
Si los ciudadanos no protestan en masa es dificil derrotarlos.
Besos

Ester dijo...

Nos dejamos conducir al revés y es difícil regresar a aquellos maestros de las letras ordenadas y cabales. Un abrazo

casss dijo...

Cierto Juan Carlos, la opinión pública es la que debe incidir, al fin de cuentas es la dueña de todo, porque sin destinatarios que compren, los que venden se quedan sin poder.

Interesantes aportaciones a este tema tan delicado y manipulado.

besos jueverísimos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Ojalá que la ética y la honestidad se re inserte como premisa en todas las profesiones y actividades, no sólo en el periodismo. Es una expresión de deseo...
=)

rosa_desastre dijo...

Yo también firmo por ese periodismo de letras limpias, que salgan ya de la espiral de intereses y se dediquen a la verdad, aunque eso venda poco y esté peor pagado.
Un abrazo

G a b y* dijo...

Un deseo compartido! Celebro cuando veo periodistas que se despojan de cualquier tipo de trabas, y exponen la realidad haciéndola visible tal cuál es. No es fácil de encontrar hoy por hoy quien se la juegue de éste modo, pero cuándo así es, la esperanza se enciende. Ojalá la honestidad sea la premisa a la hora de informar.
Un reflexivo texto y un gran análisis de estos tiempos que nos tocan.
Besos!
Gaby*

Loquita Diplomada dijo...

En todos lados apelamos que quienes tienen acceso y difusión de la información lo hagan con responsabilidad y objetividad.Lo que planteas da para reflexionar.
Ojalá así sea!

Un beso!

Sindel dijo...

Todos tenemos esa esperanza Juan Carlos, que las cosas vuelvan a su cauce de honestidad y que la información dada sea sin corrupción, ni intereses comerciales o de poder.
Me gustó tu reflexión y sobre todo que mantengas el optimismo de recuperar lo que perdimos.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Que Dios te oiga... a ti y a Lucía, porque estos de los diarios impresos y hablados son camaleónicos, solo falta cubrir el expediente hasta la próxima legislatura y luego a MENTIR otra vez.
Abrazos.

Alberto V. dijo...

Hola Juan Carlos, vuelvo a estar por aquí después de mucho tiempo perdido por quién sabe donde.

Una crítica genial sobre el periodismo más clientelista que se estila últimamente. Me compro un medio de comunicación y ya está. Ahora comprendo por qué una de las intenciones del partido político Podemos sea que nadie pueda ser propietario de más del quince por ciento de un medio de comunicación.

Bueno, me despido de ti hasta..., mañana ;-)

San dijo...

Ojala sea de este modo, todos lo deseamos. Periodismo del bueno y no mediatizado.
Besos Juan Carlos.

LAO Paunero dijo...

Las crisis siempre fueron la antesala de los cambios, no tengo dudas de que algo está por cambiar en los medios de comunicación Juan Carlos. Tal vez sea mas profundo de lo que imaginamos... no debemos dejarnos invadir por el escepticismo negativo. Me gustó tu reflexión....

Pepe dijo...

Te confieso mi escepticismo en cuanto a la evolución positiva del periodismo. Ojalá pudiera creer que cambiará hacia una mayor objetividad del periodista y ojalá tambien pudiera creer que el espíritu crítico del lector irá a más, pero los ratios de audiencia me dicen que lo que prima es lo banal, superficial, falso y no contrastado.
Un fuerte abrazo.