-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 25 de junio de 2014

Escenas de playa


En la playa cambia el sentido del tiempo. Allí no transcurren los minutos, sino las sensaciones. Los baños, la exposición al sol, el juego duran el tiempo que tarda el cuerpo en pedir un cambio de actividad.
Así ocurre esta mañana, en la que unos veleros viajan en grupo, como temerosos a retar el poder de un mar que por ahora parece perezoso. Solo mueve pequeñas olas que mueren en la arena dejando un efímero rastro de espuma.

Un artista se dedica a transformar la arena. Con una dedicación que solo él entiende va dejando entender que esos túmulos terminarán adquiriendo alguna forma.
El balón de playa se detiene en el aire y cae con suavidad, permitiendo que el jugador calcule el golpeo con el que lo devolverá a lo alto.
En el horizonte de azules queda definido el fin de dos infinitudes, la del cielo y la del mar. Al sur lo trasgrede un cabo, que hoy se ve perfectamente dibujado, pero frecuentemente solo lo vemos esbozado entre brumas, dotando de misterio a ese promontorio de tierra que por alguna razón quiere asomarse al mar.

Una gaviota pasa emitiendo un graznido que parece ser el anuncio de que la figura de arena ha cobrado vida. Ya es un ser con formas femeninas, que al ir adquiriendo conciencia de su belleza, va perdiendo el pudor y va desvelando poco a poco su cuerpo.
El balón de playa vuelve a caer y el jugador lo devuelve a la ingravidez golpeándolo en un escorzo. Más atrás, los veleros se han expandido y copan todo el horizonte,

El sol, en lo alto, parece orgulloso de conceder este día de plácido descanso. Y noto que ha pasado el tiempo, que ya es hora de tomar un aperitivo que preludie la comida y dejar la playa, hasta que vuelva a llegar su tiempo.


Para contemplar escenas de playa, seguid los enlaces que recopila San en su blog ¡Y nacimos casualmente!

18 comentarios:

emejota dijo...

Magnifica descripción. Lo del aperitivo tentador. Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Cuantas sensaciones en un texto.

Yessy kan dijo...

Que refrescante relato, con muchas actividades y lindas fotos. =)
Saludos

Verónica Jazzy dijo...

Has creado magia en mulitud de sensaciones.
Abrazos

San dijo...

Se nota que tienes todas esas sensaciones a flor de piel, claro aún perdura en tus pupilas las imagenes, suerte la tuya.
Gracias por dejarnos pasear en tu playa.
Besos.

Fabián Madrid dijo...

La clave creo que esta en la primera frase, el sentido del tiempo.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Todas estas cosas pasan y más; pero la mayoría de las veces no nos fijamos. Tú las has escrito muy bien.
Un abrazo

Liwk dijo...

Juan Carlos,
Me encantó esta sutil escena de playa, detenida en la arena. Concuerdo contigo, en la playa cambia el sentido del tiempo.
Un beso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy acertada esa consideración sobre el distinto transcurrir del tiempo en la playa. Lo siento de la misma manera.
Un abrazo

Tracy dijo...

Sin duda hes descrito muchas de las estampas que se ven en la playa a lo largo del día.

Leonor dijo...

Juan Carlos qué bien has ido describiendo cada sensación. Cuando se relaja en la arena son muchas las escenas que puede ir observando alrededor y tu has elegidos unas de gran belleza. Qué rico el aperitivo en la playa.

Un beso amigo mío.

Esilleviana dijo...

Es un instante muy evocador porque detallas todos los breves momentos que componen una situación de observación o una mirada profunda a lo que tienes alrededor. Me gustó mucho.

un abrazo

censurasigloXXI dijo...

Qué playa tan calmada, o tal vez es el personaje que la siente así aunque el bullicio veraniego resuene hasta en el fondo del mar...

Un abrazo a todos.

Alfredo dijo...

Una inmensidad de sensaciones y hermosas imágenes que se dan en esa playa tuya y de todos.
la foto siempre se la queda el sensible porque de él es el reino de la belleza.
Abrazos

Pepe dijo...

Es curioso Juan Carlos. Llevo toda mi vida acudiendo a la playa todos los veranos. He visto miles de veces las escenas que de un modo tan intimista nos presentas y, sin embargo, nunca he sido capaz de apreciar toda la belleza que encierra esa cotidianeidad. Gracias por mostrárnosla.
Un fuerte abrazo.

rosa_desastre dijo...

Transformar la arena, esa efímera belleza, como transformar el tiempo desde la mirada. Precioso recorrido por las pequeñas cosas.
Un beso

Maria Jose Moreno dijo...

Has reflejado de maravilla cada una de las sensaciones que a diario vivimos en la playa y las has adornado con palabras maravillosas. Me encantó. Un beso

ibso dijo...

Las situaciones más comunes que suceden en un día de playa contadas con un colorido y una sensibilidad extraordinarias. Me gusto mucho.
Un abrazo.