-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

domingo, 29 de septiembre de 2013

Convocatoria para el relato del jueves: En el camino

Recogiendo la antorcha juevera de las manos de Alfredo, buenas manos, esta es la convocatoria para el jueves 3 de octubre:



Nos ponemos en situación: 

Tras echar un último vistazo a la habitación que nos ha acogido salimos a la calle, mirando únicamente hacia adelante, dispuestos a iniciar un viaje que nos lleve hasta ... hasta donde cada cual quiera.

No importa el destino, lo que importa es que estamos en tránsito entre dos lugares, entre dos realidades …

Así que esta semana escribamos sobre el camino, una road movie en forma de relato, sea el camino por carretera o por cualquier otro medio. 

Ello las normas habituales.

Para ambientar os dejo esta deliciosa canción de Joe Egan.



jueves, 26 de septiembre de 2013

Una biografía para Martín


Esta semana nos encontramos en La Plaza del Diamante, una plaza que recomiendo visitar y revisitar cuantas veces se pueda. 
Allí se encuentran esta semana los relatos de la convocatoria de los jueves y, bajo su consigna, sale éste:

UNA BIOGRAFÍA PARA MARTÍN

Por ahí va, con su paso acelerado. Menudo, vivaz, siempre con una camisa, generalmente de cuadros, vaqueros y esa chaqueta de punto exageradamente grande.
Se le puede ver a última hora de la tarde, en el hipermercado, haciendo una compra  frugal. Allí siempre hay gente y les habla y sonríe pretendiendo obtener reciprocidad. Una forma de edulcorar su soledad.
Puede llamarse Martín. Debió nacer en esta zona centro, en la posguerra, siendo por tanto una de tantas víctimas póstumas de aquella masacre.
Pronto entendió que la vida no era un regalo, sino que había que ganarla día a día. Y así lo hizo. Primero en el campo, Luego en la ciudad, llevando, trayendo, preparando o recogiendo lo que le mandaran.
Rechazó la tentación de trasladarse a la capital, probablemente por causa de esa morenita a la que un día se atrevió a sacar a bailar, otro a invitar a pasear, otro a besar ...
El la amó y, como dijo el poeta, a veces también ella le quiso. Fue entonces cuando, viendo su carnet de conducir con sellos que le habilitaban para dirigir cualquier vehículo, el anillo de compromiso en la cajita y como se levantaba el edifico en el que estaría su futuro hogar, pensó que lograría la vida que soñaba.
Pero ella le ofreció pocos esplendores y muchas indiferencias, tenía nulas pasiones y frecuentes quejas. Los dos hijos le separaron más de la morenita que fue quitándole espacio hasta que se encontró sin sitio.
Sin perder su optimismo, fue a vivir con su madre, enferma de cuerpo y alma. Entonces comenzó a trabajar en los autobuses del colegio de educación especial. El discreto cariño de los autistas, los abrazos de los down y especialmente hacer sonreír a los paralíticos cerebrales, recargaban diariamente sus pilas anímicas.

Su madre murió, él se jubiló y sus días pasan en un tercero sin ascensor, uno tras otro serían iguales si no fuera porque, cada tarde, con su paso rápido y recolocándose permanentemente la chaqueta de punto de diez tallas más, logra alguna sonrisa que ilumina su noche.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

El fascinante sabor del apio



En el restaurante El Balcón de Casss se está elaborando un libro de recetas. Aquí se puede acceder a su contenido íntegro. 
Esta es mi aportación:


EL FASCINANTE SABOR DEL APIO

            Aquel mediodía era como cualquier otro de los últimos sábados. Ella cocinaba mirando absurdos programas en la televisión de la cocina. Él revisaba el correo de la semana ante la televisión del salón, que emitía incansablemente deportes.
            La comunicación entre ambos había desaparecido. Fue como si hubiera florecido una torre de Babel en alguna maceta de su apartamento para que, desde entonces cada cual hablara en un lenguaje diferente. El sexo había perdido emoción para no ser más que una mera liberación corporal.
            La relación se había vaciado de contenido hasta ser una simple cáscara sin fruto, como esos huevos pintados, reducida a ser un frágil compromiso sin nexo de unión.
            Ella llegó con los platos servidos de un guiso que él reconoció por el olor: ossobuco, con esa salsa de color naranja de zanahorias que recordaba tan sabrosa. Buena comida para un sábado.
            Haría unos tres años que no la probaban, poco menos que el tiempo que llevaban viviendo juntos.
Él mezcló el arroz y el pollo, tomando en su tenedor una porción de la mezcla bien impregnada en la salsa.
Entonces un inesperado sabor llenó su boca: ese toque de apio que daba personalidad a un guiso de por sí sabroso. Un toque que permaneció en su paladar y le evocó aquella vez …
Aquella vez que ella cocinó por primera vez la receta. Era uno de sus primeros sábados juntos y tras aquella comida decidieron cancelar todos los compromisos, pretextando que tenían que buscar un unicornio, para pasar el fin de semana en absoluta intimidad.
Esta vez, cuando aún el apio revoloteaba en su paladar, se ha sentido feliz, relajado. Ha mirado a aquella mujer con la que compartía mesa y, por primera vez en muchos meses, reconoció en ella a quien cocinó por primera vez el ossobuco con ese toque de apio.
Hoy sabe que lo unicornios no existen, pero ha llamado a sus amigos para excusarse de asistir a la cita. Ella le miraba sonriendo.
Y ahí están, miradlos, desnudos, abrazados, satisfechos, comentando lo ocurrido.

Y hablando el mismo lenguaje.

jueves, 12 de septiembre de 2013

anuncios.com



¿Se puede contar una historia mediante un anuncio por palabras? Pues sí. Éste, probablemente escrito por Hemingway (hay discusiones sobre su autoría) está calificado como una novela en seis palabras:

For sale: baby shoes, never worn.

Es decir, Se venden zapatos de bebé, sin usar.

O se han hecho chistes, como este:

Vendo Yamaha 500 seminueva. Preguntar por Mario, Hospital Clínico. Planta de Traumatología.

Buscando historias encerradas en anuncios por palabras, he encontrado algunos ejemplos:

Peces (SEVILLA)
r97921811
17 min
PEZ LORO
vendo un pez loro macho de unos 17 cm lo vendo por no ser compatible con los ke tengo , , , , tengo whapsaap. . 25€


Podríamos titular el anuncio “Terror en el acuario” ya que parece que el pez loro debió liquidar verios peces del pobre anunciante.

OFERTA
Padel (MADRID)
r102919716
PALA DE PADEL KAITT CALIBRE 2013 NUEVA
Pala de padel kaitt calibre 2013 nueva a estrenar. Precintada y con su funda. Puedes elegir peso. SOLO se envía contrareembolso, no se entrega en mano. Envío incluido en el preci o135€


Que se puede titular: “Qué no, Maruja, que no pienso hacer deporte …”

Pero no todas las historias son fáciles de entender. Algunas son un puro enigma:

OFERTA
Veleros en Norte (BALEARES)
r98890133
15 seg
PUMA 23
cambio puma 23 por algo que me interese, tiene motor intraborda mini sole , tiene velas, falta de ITB y repaso general, escucho cambios, gracias.. Color AZUL

Queda claro que no le interesa navegar en ese barco y probablemente sea otro regalo no deseado. Si fuera así: 
 ¿qué pensará de este anuncio quien se lo regaló? 
Además me quedo con ganas de saber qué es lo de verdad interesa. Quien le llame ¿qué le ofrece a cambio? ¿Un pez loro? Si es el de la pala de pádel, seguramente le interesará un sofá.

Y entre los anuncios que he visto, este me ha resultado bastante interesante. Especialmente porque no entiendo absolutamente nada:
OFERTA
Otros articulos de jardineria en Arteixo (LA_CORUNA)
r69682347
18 seg
SE DEBULLA MAIZ
se debuja maiz con maqina eleztrica a domicilio zona coruña pedir presupuesto sin conpromiso solo deven de estar secas las pichonas maqina por cadenas sencillo echa el canoto por un lado el maiz por otro y el salvado por otro precios muy razonables segun cantidad tambien se fabrican maqinas para su venta

Solo desearos, queridos lectores, que nunca seáis debullados.

Y recomendaros leer la sección de anuncios en la Brisa de Venus.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Madrid 2020



Soy madrileño y quiero a mi ciudad.
r eso lamento la imagen egocéntrica y prepotente con que se viene  presentando la candidatura olímpica de Madrid.

La imagen que me viene a mente es la del Alcalde, entonces Alberto Ruiz-Gallardón, mirado al espejo del COI y preguntando:
- Espejito, espejito, ¿cuál es la mejor ciudad del mundo para organizar los Juegos Olímpicos? 
Y, mientras despliega toda su cola de pavo real esperando escuchar el nombre de la ciudad que representa (¿representa?), el espejo responde:
- ¡Londres!

El Alcalde habría querido romper el espejo, pero como no podía, decidió emperifollarse más  y volver a preguntar. Y, seguro que esta vez la voz del espejo no se equivocaría, se sorprendió al escuchar:
- Río de Janeiro.

Como el Alcalde sigue convencido de que el espejito se equivoca, decide acicalarse, más aún. Dado que su política despilfarradora le ha llevado a más altas responsabilidades deja el mando a Ana Botella, quien, acompañada de toda su corte, vuelve a realizar la pregunta y el espejo responde:
- Tokyo.

No sé si seguirán maquillándose si o definitivamente romperán el espejo. Ayer, tras conocerse la decisión, se escuchaba por aquí un patético coro de voces repitiendo que la candidatura de Madrid es la mejor. Nadie se ha interesado por las otras candidaturas … pero saben a ciencia cierta que la de Madrid es la mejor.

Mi deseo es que dejen de presentar esa imagen de ciudad egocéntrica, rotundamente paleta, ante el mundo y, que si se vuelve a intentar, que mi ciudad no se presente como el ombligo del mundo, sino una de las muchas ciudades agradables del Planeta, respetuosa y solidaria con las demás.


martes, 3 de septiembre de 2013

Entre olvidos y recuerdos



Esta semana Charo comienza a conducir las convocatorias literarias de los jueves y sugiere como elemento evocador el olvido.
Los relatos están en este enlace al blog ¿Quieres que te cuente?
El mio es éste:



A veces, como aquella, hablaba con su padre aún sabiendo que él ya no entendía sus palabras Aquella vez no se resistió a plantear en voz alta la pregunta que no podía evitar formularse:
- Papá, ¿es más triste el recuerdo o el olvido?
Ella recordaba todo.
Su padre nada.
Y habría querido equilibrar la balanza, pero las cartas habían caído así, a ella le había tocado una mano llena de sueños abortados y a él una de vivencias perdidas en el olvido.
Él no respondió, solo la miró con ojillos pequeños, llenos de ese brillo acuoso que surgía, ade cuando en cuando, desde que la carcoma destruyó su mente. Brillo de picardía que se completaba con una sonrisa de medio lado, de viejecillo malo.

Un carrusel de imágenes llenaron de repente la mente de ella. Y todas las veía desde la perspectiva de su padre, cuya expresión parecía de satisfacción.
Eran aquellos recuerdos que él no podía procesar, que se habían transferido a la memoria de ella, abriéndose sitio en ese espacio lleno de recuerdos vacíos.
Ella le miró agradecida y le abrazó, sintiendo, sorprendida, que él se diluía, hasta que en los brazos de ella quedó sólo una forma inerte.

Habría llorado, pero se sintió llamada por un gorrión que, en el alféizar la miraba balanceando su cabecita hacia un lado y hacia otro antes de alzar un vigoroso y decidido vuelo, contra el viento, rumbo al infinito.