-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

domingo, 24 de febrero de 2013

Saltando de las normas


Para comenzar, mi apoyo a Seth Mc Farlane (guionista de la fabulosa serie family guy) que esta noche presentará la gala de los oscars y confío se salte algunas normas.

Ahora, el relato (si se le puede llamar así), que se encuadra en una convocatoria de jueves dominguera.

Otros relatos bajo la misma idea aquí.




Las normas tienen un sentido, regular la convivencia y evitar conflictos. Las normas se deben cumplir, no por la coercitividad de la fuerza sancionadora, sino por mero civismo.
Soy un mero operario de la norma. Llevo años informando cuales son las normas aplicables y como se debe hacer. No me ha ido mal, cobro por hacerlo. Y compruebo que muchas veces esos informes y opiniones que justifican mi sueldo son en la práctica poco mas que papel mojado. Es conclusión, en años de dedicación he conseguido una cierta posición y una cierta ineficacia.

A la gente le gusta que les hable de las normas del Estado de Derecho, luego emplean la tradicional ley de la jungla.

A veces confío que los tribunales pongan las cosas en su sitio y, efectivamente, lo hacen. Aplican la Ley de la Jungla.

Y es que el razonamiento jurídico vale menos que una llamada oportuna. Un buen trabajo se neutraliza con una exacta influencia. Y que le voy a hacer: hay cierto romanticismo en saltarse las normas y la sociedad en que vivo es perdidamente romántica.

Particularmente romántico era mi hermano, Abel, guapo, carismático, encantador. Todos siempre dijeron que el podría hacer lo que quisiera.

Abel hizo lo que quiso. Prensaba que las normas eran para los feos; no para quienes, como él, estaban más allá. Hasta que aquel día desde mi modesta ventana vi como se lo llevaban detenido. Se le acusaba de haber extralimitado las normas. Curioso, llevaba muchos años haciéndolo. Debio de ser que su belleza se había arrugado, su carisma se convirtó en discurso cansino y su encanto se había ajado hasta apestar.


Así que, aproveché mis conocimientos, no esos conocimientos jurídicos, sino los otros, los que podrían encuadernarse bajo una portada que dijera "Se lo que hicisteis el último verano "

Saber, la verdad, no sabia nada. Pero tengo imaginación e intuyo. Y como quienes tienen la conciencia sucia tienen miedo, jugué esa baza con decisión.

Gracias a ese farol gané la partida. Respetando las normas logré un salvoconducto que me sirvió de paracaídas para suavizar mi salto desde el mundo de la norma al de la fantasía.


viernes, 22 de febrero de 2013

Hasta luego Kevin, siempre sonarás en mi memoria

El pasado miércoles se fue de este mundo Kevin Ayers, ese personaje al que considero un genio, tanto por la musica que hizo como, muy especialmente, porque en lugar de sacrificar su vida para alcanzar el estrellato, mantuvo su vida en sus manos y se dedicó a la buena vida.

Y así llegó solo hasta los 68, pero menudos 68 ... Si quitásemos su adicción a extrañas sustancias, me parecerían envidiables.

En lo musical fue decisivo en aquello que se llamó rock psicodélico. Colaboró con él Mike Oldfield (fue el bajista de su grupo) y él con John Cale, dos de mis figuras favoritas en el mundo de la música.

Así que, desde aquí un homenaje a alguien que hizo, sencillamente, lo que le dio la gana. Y lo hizo muy bien.

Y el homenaje no puede eludir algunas de sus canciones:. Inevitable este delicioso May I?, que hasta hace poco solo conocía en su versión francesa de Puis-je?


Y, por citar otra, este maravilloso Lady Rachel, que podría poner BSO a una historia de terror


Y este maravilloso Stanger in blue suede shoes


Thank you very much, Kevin, gracias a mis mayores que me acercaron a tí y me hicieron tu seguidor y a tanto como he disfrutado con tu música.

Sé, como has sido, feliz.

Bye, bye.

lunes, 18 de febrero de 2013

El fantasma de Bo Xilai planea sobre el PCCh

EL FANTASMA DE BO XILAI PLANEA SOBRE EL P.C.Ch.


Este es mi último cuento escrito para el Taller de Cuentos de Aranjuez. La consigna era escribir sobre una noticia. A partir de una que El País tituló "El fantasma político de Bo Xilai planea sobre el P.C.Ch" surge esta historia, con una base real y un desarrollo imaginario, surrealista y en el que se trata injustamente a Xi Jinping y al funcionamiento de la Justicia en China sin fundamento alguno, son meros elementos necesarios para el desarrollo de la historia imaginada.
Fuentes:
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/02/06/actualidad/1360139514_261983.html
http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/27/actualidad/1338128173_085638.html
http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/directm12/internacional/noticias/397401/03/08/Como-funciona-el-Parlamento-chino.html
http://www.guardian.co.uk/world/2012/apr/11/bo-xiSoing-fall-chinese-news
http://www.que.es/ultimas-noticias/espana/201302061143-cumple-primer-aniversario-detonante-caso-efe.html
http://www.wantchinatimes.com/news-subclass-cnt.aspx?id=20120727000055&cid=1101
http://chinalawandpolicy.com/2012/08/19/the-trial-of-gu-kaiSoing-did-the-ccp-bite-itself-in-the-butt/
http://www.topchinatravel.com/china-attractions/fengdu-ghost-city.htm
http://english.caixin.com/2012-09-15/100438227.html
http://www.zaichina.net/2013/01/29/bo-xilai-un-nuevo-ilustre-en-la-prision-de-qincheng/



Miércoles 13 de febrero de 2013. Beijing. Plaza de Tiananmei. Llegan al Palacio del Pueblo los 2987 delegados para iniciar otro mandato en el que representarán la voz del pueblo chino durante los próximos cinco años. Algunos llegan por primera vez, muchos repiten. Bo Xiliai no regresará. Nadie es ajeno a ese hecho. Nadie habla de ello.



Quienes continúan recuerdan con rubor, algunos incluso con miedo, como despidieron a Bo un año atrás. Todos cariñosamente, algunos con empalagosas adulaciones. La estrella de Bo iba a llegar al cenit en el Congreso que el partido celebraría el siguiente noviembre.
 
Pero Bo no pasó de marzo. La línea que separa el honor y la humillación en el partido es difusa, como si la trazara un borracho con tiza invisible sobre arena de playa. Un día Bo apareció en el lado oscuro y no volvió a aparecer. Apenas se cuchicheaban rumores sobre la fecha del juicio en el que se conocerían las acusaciones que se le imputaban.

Wong Song repetía como delegado por la provincia de Shanxi y, saludando a otros delegados, vio como el veterano Tin Som caía al suelo. A plomo. Escuchó que cuando le transportaban a la UCI móvil negaba rotundamente. ¿Qué? Nadie lo podía afirmar, alguien dijo escuchar que hablaba de mujeres, opio. Y algo sobre Bo. Wong no fue el único que se estremeció.

 

Ya en la sala, Hu Jingtao abría la sesión del Parlamento con un discurso predecible. Wong iba confirmando hasta que punto habría ganado las apuestas que hubiera hecho sobre los temas que trataría, la forma en que los abordaría, incluso que palabras emplearía.

Lejos, a su derecha, escuchó unos gritos escalofriantes. ¡Vete! ¡Déjame! Y más palabras indescifrables. Pudo distinguir que seguridad se llevaba a Li Nisong, delegado de Anhui. Así de extrañamente terminaba su dilatada carrera política.

 

Hu Jintao continuó su discurso detallando cansinamente los éxitos de la nación, imperturbable aunque repentinamente otros delegados prorrumpieran en gritos y fueran evacuados por los servicios de seguridad.

El sereno discurso del líder contrastaba con la desazón de los delegados por esas extrañas reacciones de sus compañeros. Entonces fue cuando Wong escuchó una voz conocida:


- “Las plantas saben que la primavera pronto les dirá adiós, cientos de flores rojas y violetas compiten en belleza ” (1).


- Bo, ¿eres tú? ¿dónde estás?


- No estoy, amigo, ya no estoy.


- ¿Qué ocurre? ¿Es mi imaginación?


- Probablemente, querido amigo. ¿Te acuerdas …?


- No – Se escuchó murmurar a sí mismo y bajando la voz preguntó - Bo, ¿no estás detenido?


- No. Como ves soy libre. Absolutamente libre desde que dispararon en mi nuca.


- Vi tu foto en Quincheng esperando juicio.


- Buen actor al que han puesto. Hasta yo mismo a veces me creído que soy ese tipo. Su actuación llegará a su culmen en el juicio, donde asumirá humildemente todos los cargos y a lo sublime cuando le fusilen.


- ¿Fusilarán al actor?


- Claro, la historia termina con un entierro humillante y el ataúd debe ir lleno. El actor no lo sabe, pero interpretará su papel hasta el final.


Wong sudaba frío, trataba de no gritar, de no llamar la atención. - Bo, no me hagas daño. – Musitó.


- No vengo a hacerte daño, ni a hablar de temas desagradables Quiero recordar buenos tiempos ¿Te acuerdas del fin de semana que pasamos en Fengdu, en la casa de los fantasmas? Que presagio, ¿verdad?, fantasmas, jiji. ¿Y aquellas chicas que atendían nuestras apetencias? ¿Y ese vino alemán que tanto te gustaba?


- Bo, por favor, no es momento.


- Para mi ya son buenos todos los momentos. Ya no tengo necesidad de fingir ¿qué me van a hacer? ¿Imputar más cargos al figurante? Ya no me importa. Y tú, ¿a qué atribuyes mi defenestración?


- Todos lo sabemos, eras una figura emergente, o tú o Xi Jinping. Y él jugó sucio y te acusó de corrupción.


- Buen análisis amigo, pero, ¿Por qué no hicisteis nada? ¿Por qué habéis dejado que esto ocurra? Se me imputa corrupción y abuso de poder, pero no he hecho más de lo que hacéis cualquiera de vosotros. Lo sabes. Y sabes que muchos habéis disfrutado de lo que yo tuve. Te acordarás de aquella noche en el parque Eling. Y de aquella deliciosa jovencita del lunar. ¿Sabes? realmente ella no te deseaba.


- Bo, déjame. Sabes como es esto, nadie puede replicar, habríamos corrido tu misma suerte.


- Me sentí muy solo en mis últimos días. Yo tenía muchos amigos y ninguno estaba a mi lado. Entonces comprendí que es necesario visitar a los amigos, recordarles que uno les aprecia. Por eso he venido a saludarte, Wong. Ya te dejo, con tu brillante porvenir, con tus recuerdos, con tu conciencia.


- Bo, no es de nosotros de quienes te debes vengar, sino de Xi.


- Tengo tiempo, seguiré visitando amigos. No te preocupes, no olvidaré a Xi.


Y Wong, aterrorizado, vio cómo el personal de seguridad se le acercaba para evacuarle.


La prensa oficial hablaba de la espectacular jornada de apertura de la nueva sesión del Parlamento, que había aprobado con entusiasmo la gestión de Hu Jintao. Contra pronóstico no se hablaba del próximo relevo de éste por el joven Xi Jinping. Nunca se supo nada más del delfín, ni de muchos delegados.


Quienes pasaron aquel día por la Plaza de Tiananmen hablan de una extraña sombra que revoloteaba, feliz como una cometa, sobre el Palacio del Pueblo de Beijing.


(1) Versos del poeta Han Yu que citó Hu Jintao en la ultima edición del encuentro para el Diálogo Estratégico y Económico entre China y USA.

miércoles, 13 de febrero de 2013

En jueves, pillados "in fraganti"



Versión de A

Tenía que imprimir un documento y no había forma. Por eso fui a pedirle el favor a B, el vecino de mi mismo rellano. Iba vestida de andar por casa, un vestidito de tirantes, pero no tenia tiempo para ponerme nada más, total, iba a ser solo un momento…

Versión de B

Acababa de llegar a casa, con un calor terrible. Justo cuando entraba en la ducha, sonó el timbre. Me puse un pantaloncillo corto y una camiseta y fui a abrir. Era A, me dio un pendrive y pidió que imprimiera un documento urgente. Imposible negarme, es encantadora. Encendí el ordenador y mientras se cargaba hablamos un poco. A es un encanto. La impresora no funcionaba y le pedí que comprobara el cartucho de tinta.


Versión de C

Lo sabía. Los jueves B llega de su trabajo cuando yo ya he salido hacia el mío. Sabía que la guarra de A aprovechaba esas tardes para encontrarse con él. Así que pedí libre aquella tarde para  sorprenderles.
Y ahí estaban, ella agachada, con el culito en pompa diciendo – Espera un poco, enseguida lo coloco.
No pude evitarlo. Me lance a matar a esa zorra.

Versión de A

Efectivamente, el cartucho estaba descolocado y mientras lo trataba de poner se me echó encima como una gata furiosa esa loca de C, agarrándome y arañándome.


Versión de D

Llegué a casa con prisas para dar un beso a A antes de que saliera a presentar su proyecto. Ella no estaba, la puerta de los vecinos estaba abierta y de dentro se escuchaban gritos. Llegué a una habitación en la que estaban C y A, enlazadas, haciendo el amor en el suelo. B, ante ellas gritaba pidiendo que pararan, le cogí del brazo para que me dijera que pasaba y, sin saber como, sentí un terrible golpe. No recuerdo nada más.


Versión de B

Era horrible, C y A peleando y no podía hacer nada. Entonces algo sujetó mi brazo y reaccioné golpeándole. Me di cuenta que era mi amigo D y le intenté auxiliar.


Versión de A

Manoteando alcancé el cartucho de la impresora y lo utilicé para golpear a C hasta que se rompió.


Versión de la Policía

Llegamos a la vivienda situada en el 2º B del 45 de la calle Gustavo Calleja a las 16,15 horas, alertados por la llamada de un vecino. La puerta estaba abierta. Registramos la casa hasta llegar a un cuarto de baño en el que una mujer, cuya filiación es C, con la cara y el pelo tiznados de negro, se miraba al espejo y chillaba. En otra habitación un hombre apenas vestido, cuya filiación es B sostenía entre sus brazos la cabeza de otro, cuya filiación es D, y le hablaba con un extraño afecto. Más atrás estaba una mujer, cuya filiación corresponde con A  de rodillas, jadeando, medio desnuda y llena de arañazos y hematomas.


Hemos detenido a los cuatro por provocar un grave desorden público, probablemente tras mantener aberrantes prácticas sexuales en grupo.



Otros relatos, flagrantes y, por que no, fragantes, aquí, en el blog de Juliano.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Un segundo de eternidad





Un segundo …


Un segundo es una medida de tiempo, pero ahora me interesa como medida de capacidad. ¿Qué cabe en un segundo? Poco, casi nada, es imperceptible.

No siempre hay veces en que en alguno de ellos cabe mucho, hay segundos que son como el relámpago que alumbra fugazmente una nigérrima noche.


En un segundo, en un selecto segundo, llega esa idea, ese sentimiento, esa conclusión. En un segundo cambia el enfoque y se ve todo claramente. En un segundo se puede fundar una decisión que marque una vida, .


He vivido más de mil seiscientos sesenta y cuatro millones de segundos. Muchos han sido fugaces, pero unos pocos han alcanzado la eternidad, al menos la eternidad de mi finitud.


-

 
Y como he sido breve, aunque no tanto como lo es un segundo, ofrezco escuchar esta canción, que habla de esos segundos que guardamos para la eternidad, y visitar el blog de Cecy, donde se enlazan otros relatos escritos bajo la misma premisa; aquí.




lunes, 4 de febrero de 2013

Viva la gente




El lunes optimista que propone Natalia aquí, en su blog Imaginaresta semana trata sobre la gente:
 ¡VIVA LA GENTE!

Gente es posiblemente el término más igualitario para hablar de grupos indeterminados de personas.

Muy pocas veces tiene sentido peyorativo, hay casos, como suele ser ese “dice la gente …”

Normalmente se utiliza de forma amable, buena gente, incluso recuerdo haber escuchado decir de algún canalla “ese no es gente” (supongo es una expresión mexicana).

Así que me uno al clamor: ¡VIVA LA GENTE!

Y si a alguien le apetece escuchar una canción sobre gente, ente humilde, esta de Chico Buarque me parece muy bonita: