-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

viernes, 15 de noviembre de 2013

Huelga de limpieza en Madrid





He dado mi apoyo a la huelga de limpieza que se está desarrollando en Madtrid, aún sabiendo que mi ciudad está hecha una marranada y a que la suciedad normal por diez días sin limpiar ni recoger la basura está potenciada por actos de vandalismo. Se lo doy, sin tener ninguna vinculación con los trabajadores de esos servicios, porque creo que su lucha tiene razones y una gran importancia.

El servicio municipal ha sido externalizado, empleando esa cantinela pendiente de demostrar que dice que será más eficaz y barato si lo realiza una empresa privada que si lo realiza una entidad pública. Si es más eficaz ¿será que quienes dirigen la empresa pública son unos ineptos?

Al margen de ello, la estructura de un servicio como este tiene básicamente dos tipos de gastos, los de personal y los de reparación, reposición o mejora de sus herramientas (entendiendo herramientas en sentido amplio). La empresa facturará por los costes que el Ayuntamiento soportaba, sumándole el beneficio que legítimamente deba obtener y el 21 % de IVA.

Eso incrementa el gasto. Entonces, ¿Cómo se puede ahorrar? Por una mejor organización del servicio, por una mejor gestión de las herramientas … o por una masacre en los derechos laborales de los trabajadores. Las dos primeras opciones son quimeras, la tercera, hoy, en España, no. Por ello se ha despedido a buena parte de la plantilla y a quienes permanecen se les ha reducido brutalmente el sueldo.

De esa forma cuadran las cifras, el Ayuntamiento ahorra gastos y las empresas son retribuidas con los tributos que pagan los madrileños, que no se reducen, ni siquiera la tasa por la recogida de basura, en la medida que se ahorra con la externalización.

Y así, varias empresas de oligarcas se van haciendo con toda la riqueza del país, hasta con los tributos que pagamos los ciudadanos. Todos los ciudadanos, incluso quienes sufren los despidos o rebajas de sueldo que ellos no tienen reparo en decidir.

Dicen que la avaricia rompe sacos. En Madrid, de momento, está rompiendo bolsas de basura.

7 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Toda esta mierda, con perdón, debería manchar la indiferencia de la alcaldesa, se nota que por el barrio de su casita pasan los barrenderos.
Lástima Madrid, con lo bella que es, una basura la aplicación de despidos y rebajo de sueldos más subida de horas de trabajo, unas condiciones laborales que ni Kunta Kinte, comprendo y apoyo la huelga.
Espero que de una vez por todas y urgentemente se tomen medidas antes no afecte al tema de la salud. Empresas implicadas, ayuntamiento, ministerio, a ver si se ponen manos a la obra como es su obligación, que los madrileños bien que pagan su cuota por el servicio de limpieza.
Amigo, la verdad, un asco.

LAO Paunero dijo...

aquí en ocasiones ha sucedido Juan Carlos, para que agregar si tu lo sabes bien. ¡QUE SE TERMINE ENTONCES ESA TORTURA!!!

Juan Carlos dijo...

Gracias, Natalia y Lao. Creo que esta huelga puede poner en jaque la política de privatizaciones que no sé perjudicará la calidad de servicios, pero seguro que deteriora la calidad de los puestos de trabajo, como queriendo volver a una clase proletaria.
Ya se logró parar la privatizaci´ón de la salud y confío que esta barbaridad también se frene.

censurasigloXXI dijo...

Así es, alguna vez nos tocará a los demás reinvindicar nuestros o mejores derechos y también necesitaremos apoyo. En Grecia, en 2003, aguantaron lo indecible, hasta fumigaban la basura para evitar epidemias.

Un abrazo y un bravo por tu soliradidad, Juan Carlos. Beso a todos.

Juan Carlos dijo...

Cierto Censu, esta lucha es significativa, porque otros profesionales tienen medios de presión menos visible y, digamos, olorosa. Besos a los cuatro.

Alberto V. dijo...

Hola Juan Carlos, el último día de clase no fui porque decidí ir a una de sus manifestaciones. En la tele dicen que han llegado a un acuerdo pero no dicen nada de las más de trescientas personas que se han quedado fuera con la subrogación del servicio que se ha producido hace escasos meses (a unas empresas se les acabó el contrato y las nuevas tenían que haber cogido al personal que había, cosa que no han hecho).
Todo mi apoyo a estos compañeros.

Alberto.

Esilleviana dijo...

Ésto es lo que busca este gobierno, acabar con todos los vestigios sociales que tanto nos han costado conseguir. Da igual que se trate de derechos de los trabajadores, como el derecho a la educación, como el derecho a la huelga o a la sanidad pública y gratuita. Se han empeñado en cambiar la Constitución a cambio de poder y riqueza.

un abrazo