-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 31 de julio de 2013

El poderoso influjo de la luna


Soy Hari Chandra Mahajan, experto en alteraciones conductuales de la Universidad de Calcuta. Estoy muy feliz de poder utilizar este medio que, según me cuenta Juan Carlos, llega cada semana a cientos de miles de lectores.
Llevo tiempo estudiando el poderoso influjo de la luna en la conducta humana. Mi equipo y yo entendemos que la plenitud lunar provoca la liberación de los más ocultos instintos en todos los humanos. Yo mismo, cada noche de luna llena me convierto en cantante melódico italiano.
Los casos de transfiguraciones son respuestas extremas a esa exacerbación de los instintos. Conocemos los casos de hombres que se convierten en lobos. Pero hay muchos otros casos.
Por ejemplo, el caso de Gregorio Samsa. ¿Por qué creen ustedes que aquel muchacho se transforma en ese repugnante insecto? Evidentemente nadie ha podido comprobarlo, pero estoy en condiciones de asegurar que la noche en que se produjo la Metamorfosis por excelencia fue de luna llena.
Y los sapos que se transforman en príncipes … el beso solo surte efecto si la luna es favorable.
Las transfiguraciones son anecdóticas, lo interesante son las alteraciones en las conductas humanas por efecto de los ciclos lunares.
Hace poco estudiamos el caso de la mujer pantera, una humilde tendera de Sao Paulo que en las noches de luna llena se comporta como una salvaje felina con un enorme apetito sexual. Quienes sucumben a sus encantos gozan desconociendo que, una vez terminado el acto, ella les atacará sorpresivamente destrozando su yugular.
O los casos que denominamos mujeres/hombres-clavel, que afectan a miles de personas que las noches de luna llena permanecen quietos, con el fin de lucir su belleza …
Huy, ¿qué ocurre? ¡Hoy hay luna llena!

Llega la orquesta ...¡Aspettare me, ragazzi! … ¡Io sono già qui!


Más relatos presididos por la luna en el lugar de encuentro de María José.

NOTA: El título recuerda una divertida película de Adolfo Marsillach.

22 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Sospecho que hay quienes sueñan con correr el riesgo con la mujer pantera.
Vas a notar una coincidencia, si lees mi relato.

San dijo...

Esto si que es una transformación ROMAAAANNNNNTICA,la luna llena y todo lo que conlleva, me ha gustado pasear por esta casa con musiquita incluida.
Hoy no hace honores, anda tímida no la veo alumbrar este cielo negro.
Un abrazo.

LAO Paunero dijo...

¡que relato Juan Carlos! Gracias por ponerme sobre aviso, habrá que andar con mas cuidado.... se ve claramente que hay romances que tienen un alto costo.....

Carmen Andújar dijo...

¡Cuántas cosas pasan con la luna llena! Será mejor que no salgamos cuando el satélite esté en estas condiciones. Gracias por avidsar.
Un abrazo

Lucia M.Escribano dijo...

Yo mantengo la creencia, de que a muchos hombres les gusta ser devorados por mujeres panteras...Pero ese es otro cuento jajajaj por que la luna puede estar o no presente.
Me gusta el poder que ejerce la luna llena sobre los humanos,como sempre me encanta leerte querido amigo.
Besos desde mi bochito llenos de cariño.

Neogéminis dijo...

jajaja metamorfosearse en cantante lírico italiano!...esa sí que es una transformación!
Excelente texto juan Carlos, muy divertido!
=)

Leonor dijo...

Todos llevamos dentro ese otro yo que aparece de vez en cuando, estaré atenta para ver si hay coincidencia con el estado de la luna, así aportaré documentación a ese estudio. Ha sido muy divertida esa transformación.

Besos.

Leonor

Tracy dijo...

Me has hecho reír con tu imaginación, ahora me quedo pensando como me influirá en mí la luna llena, ya te contaré.

Lupe dijo...

Hola Juan Carlos.

El caso ese de las mujeres/hombres-clavel me deja algo perpleja. Pero nada si lo comparo con la tendera del enorme apetito sexual que, dicho sea de paso, casi es preferible que le de por la yugular...

¡Muy bueno! Me has proporcionado un rato agradable leyéndote.

Te dejo un abrazo.

Lupe

Charo dijo...

Jajajajajaja...Juan Carlos, siempre me sorprendes con tus relatos. Me he partido de risa con la transformación en cantante melódico italiano,ja,ja.
Me parece un relato fantástico con ese toque de humor especial que tienes tú.
Un beso

rosa_desastre dijo...

Amigo, tu relato no tiene desperdicio!
Asi que esa melodia que escucho y que crei que era Domenico Modugno es por culpa del influjo lunar?, cuanto se aprende del ser humano. ajajajaja
Besos mil

Maria Liberona dijo...

Si de seguro que la luna aquella hermosa luna a todos nos transforma

Teresa Oteo dijo...

Ayyy!! la luna llena y sus influjos... hay que tener cuidado amigo güevero!
Muchs besos!!

casss dijo...

Qué buena investigación la de tu amigo. Muy interesante. Dónde puedo encontrar más bibliografía, desearía verificar si tiene alguna influencia el caso de San Pablo, estando tan próxima...

Ahora, si cantás como Modugno, me encantará verte alguna noche de luna llena: prometo aplaudirte y ser tu fan.

besos!

maria jose Moreno dijo...

Pobre científico, cayo tambien en el influjo de la luna. Y mira que había investigado antecedentes y que era sabio, pera la luna es mucha luna.
Un besito y gracias por participar. ;-)

Alfredo dijo...

Divertido texto, a estas alturas no debería sorprenderme tu ingenio, (no me sorprende)
Pero ese final... me ha sacado esa sonrisa que una guarda para las grandes ocasiones.

Abrazos

Encarni dijo...

Un buen estudio avalado por la universidad de Berk-leí, dime cuando es la ponencia por aquí por España y la anoto, que no tiene despercio y además será divertido como este discurso tan profesional.
Te apunto que lo mismo Don Quijote tenía el influjo de la luna, estoy casi segura, pero me faltan datos fehacientes, cuando los tenga te los envío.

Un beso

Sindel dijo...

Cuántas cosas que pasan cuando hay luna llena, cambios, personalidades ocultas... Será que nos llega a todos en alguna noche de luna llena esa metamorfósis?
Un abrazo.

Montserrat Sala dijo...

Que la luna ejerce algún poder sobre el agua las cosechas, esto está demostradísimo que no. Pero sobre las personas ya tengo mis dudas. pero por algo se les dice lunáticos a las gentes cuyo comportamiento es difernte al resto de los mortales.
Una entrada muy buena, amigo Juan Carlos.
Saludos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Escribí un epilogo a mi relato, explicando lo que preguntaste.

Mirella... dijo...

El porque influye? No se ha demostrado realmente el porque...´pueden llamarlo magnetismo..atracción de los cuerpos..influencia del brillo del sol reflejado...yo a pesar de todos esos valores físicos bien documentados les diría a esos sabios que se detengan una noche de luna llena..se sienten sin mas obstáculos que su parte trasera y el suelo y miren hacia ella..sentiran que ese brillo lo inunda todo, que hasta al mas seco se le escapa la humedad por los ojos..ella calienta por dentro y te hace volar y escapar del cuerpo...te hace imaginar...soñar...acaso hay algo mas inspirador que mirar a la luna llena?

JACC dijo...

¡Que bueno! a mi no me importaría transformarme en cantante italiano o en algún cantante de canción francesa. Saludos.