-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 27 de junio de 2012

Este jueves, en los zapatos de ...




Esta semana Gastón, desde su blog, nos pide que nos pongamos en los zapatos de otro. Allí estarán las restantes visiones.

Y por alguna razón no voy a ponerme en los zapatos, sino en la piel, o mejor dicho, en el plasticazo de:


EL ESPANTOSO ADORNO DE LA TIENDA DE LOS CHINOS

Hola. Soy un adorno espantoso de una tienda de chinos.

Nací lejos muy lejos de aquí. Mi infancia fue feliz, en un ambiente fácil de entender, sencillo, amable. Estábamos muchos iguales, juntitos en aquellas cajas en las que nos congregábamos, sintiendo el suave arrullo de mamá máquina.

Luego empezó el desconcierto. Todo se movía. Nos mirábamos unos a otros extrañados, traqueteo, ruido de metales chocando, de calderas. No pasábamos miedo porque estábamos todos juntitos

Ah, os preguntaréis como es que un espantoso adorno de tienda de chinos escribe. Pues porque me gusta. Me encanta investigar lo que ocurre y contarlo.

Un día todo dejó de moverse. Después de tanto tiempo nos sentíamos raros, pero complacidos. Al fin la calma.

Entonces llegó lo peor. Abrieron nuestra caja y empezaron a desaparecer algunos de los nuestros. El desconcierto fue total, no sabíamos donde les llevaban, que sería de ello y de cada uno de nosotros. Y me llegó el día.

Una luz cegadora, unas manos que nos toman, a mi y a uno de mis compañeros. El pánico me paralizó, ahí quedamos los dos, expuestos. Yo delante, mi amigo detrás. Mejor, él es miedoso y prefería estar protegido y yo, como soy muy curioso, podía estar mirándolo todo.

Pasaba un montón de gente ante mí, algunos me tocaban, manos ásperas, palabras hirientes, muy desagradable la gente de este lugar.


Viniendo de un mundo en el que todos éramos iguales, aquí me hacían sentir raro, feo, diferente. Un inadaptado al borde de la depresión.
Entonces apareció él. Había algo especial en ese tacto cálido, cariñoso. Me llevó consigo, me metieron en una bolsa verde y nos fuimos.

Me regaló a su novia.

No creo que esa fuera la causa de su ruptura.

Todo iba bien. Se sentía calorcito, sonaba música relajada, ellos hablaban bajito. Yo estaba tan a gusto que me quedé dormido. Y cuando desperté, volaba por los aires hasta golpear en la cabeza de él. Tirados los dos en el suelo me recogió y me llevó a su casa.

El lugar es acogedor, algo destartalado porque él, que me cuenta sus cosas, dice que mientras no tenga expectativas de ligar no recogerá ni limpiará y parece que la cosa no va por buen camino.


Pero ¿sabéis lo mejor? Es reportero, mmm, mi alma gemela, creo que me llevará en sus viajes.

miércoles, 20 de junio de 2012

Este jueves: mis jueves



Cuando mi coche abandonaba las calles cordobesas tras el encuentro bloguero-juevero para dirigirse al norte por la Autovía A-4, el equipo de música tuvo el acierto de reproducir el Viva la vida de Coldplay.

La canción puso el fondo musical perfecto para el carrusel de emociones, recuerdos, conversaciones inacabadas, gestos de complicidad, expresiones de cariño de un fin de semana que ha tenido precedentes, que tendrá sucesión, pero que ha grabado un momento maravilloso en esta vida.

Esta canción diría que refleja euforia, la euforia tiene como elemento sustancial su temporalidad y eso no cuadra con lo que hubo en el encuentro, fue un momento puntual, pero el encuentro sigue cada jueves, en todos los blogs que nos juntamos, como dice Tésalo en el prólogo al libreo de los jueves, en el abrazo que se envía con la convocatoria. No hay temporalidad, hay solidez y permanencia en este espíritu.

A ver que os parece, mi relato sobre fondo musical, una idea a la que llevo tiempo dando vueltas y que creo esta semana tengo muy clara, en música, ideas y sentimientos



video

Más historias sobre los jueves en nuestro periódico.

lunes, 18 de junio de 2012

Así se dedica un libro ...

El libro de los jueves fue dedicado por cada uno, como se ve en las fotos. Cada cual con su propia personalidad:

María José

Pepe

Encarni

Nieves

María José - Susurros

Chelo - San

Vivian - Cass

Carmen

Ana - Medea


Rosa Desastre

José Vicente

Cristina

Alfredo


Lupe - Maat

Y yo mismo

Me faltan fotos firmando de Natalia, que aquí aparece intentando comunicarse con Ceci y Sindel:


Manuel, aquí, conversando con la otra querida Encarni, seguidora de los jueves ¿participará?


Y nuestro fichaje estrella para los jueves: ¡José Miguel!


¿A que podemos firmar en la Feria del Libro?

Un abrazo muy fuerte para quienes estuvimos en Cóirdoba en cuerpo y alma y para quienes solo estuvieron en alma.

jueves, 14 de junio de 2012

Piés … ¿para qué os quiero?


Con esta publicación comienzo a publicar mis viejos relatos revisados. Este es una reedición del que publiqué cuando la convocatoria del relato de  los jueves fue "los piés".





 
Tenía que ser hoy, justamente hoy.

La obsesionaba aquella pesadilla: se veía perseguida por una multitud, ella trataba de correr y no podía hacerlo. Era ingerida por la horda, retenida, zarandeada, sobada … y despertaba sudando.

De esa pesadilla, aquella obsesión. Y comenzó a correr un kilómetro diario para mantener una condición física que la permitiera eludir tal tipo de contingencias.

Hoy la muchedumbre corría directamente hacia ella. Hoy, el primer día que salía a la calle, apoyada en dos muletas, recuperándose de la operación tras fracturarse el tobillo.

Como en la pesadilla, llegaban por una avenida y ella trataba de alcanzar una intersección por la que huir, pero no podía.

La vociferante masa la engulló.

Y reapareció, por encima del revuelto de personas, que la aclamaban coreando su nombre, el de la única atleta española ganadora de medalla en los últimos Juegos Olímpicos.

lunes, 11 de junio de 2012

Mi aventura de los jueves


Si publico esto es pensando en ese Gus que tanto nos ha dado,
al que tanto le tenemos que agradecer.
Y tambien a Cas y Neo y a Natalia.
Y a otros, a todos los que conformamos el colectivo juevero.


Un día escuché susurros de tinta, fueron solo palabras y caricias de papel. Solo y tanto. Me sentí obligado a seguir el canto de la sirena hasta encontrar a Gustavo en micro y luego a Tésalo, los dos me abrieron el corazón y entraron en el mío.

Con ellos me encontré en el lugar ideal para imaginar, y encontrar en este rincón del mundo un acogedor lugar de encuentro, desgranando momentos memorables hasta quedarme dormido en una cama de sueños.

Al despertar me asomé por el balcón de Cas, desde el que pude vislumbrar hel-lenikó y, luego mirando dentroaunque sea un instante, entre sentimientos (o en euskera, hitz egin) e impulsos, dicho de otro modo, entre el alma y la razón, descubrí que la cara oculta de la luna es rosa.

Eso ocurrió en La plaza del diamante, por la que correteaba un encantador xilguerín parleru, al que seguí por su Vida y sendero y llegar hasta Espurnetes.remando en San Ignacio conocí el mundo de Neogéminis.en el que Mezclando arte descubrí Matices en la vida que alegres decían: ¡Y nacimos casualmente!


Mi viaje continuó hacie El mundo de Atalanta en Solitude. Pasé el viaje conversando con Maru por mi móvil y tras leer lo que Maat  cuenta en El blog de Lupe, enterré los Secretos del corazón al pié de El árbol de la ardilla roja.

Imbuido en la utópica parafernalia, seguí mi viaje informándome mediante The Daily Planet's Blogger hasta llegar a la idílica Playa del Castillo, tras la que se podía contemplar el Mar de conchas, lugar ideal para disfrutar la poesía de Luzdemiel, que me recordó Irlanda.

Y ya que digo me indujo a leer relatos. Con las palabras de Sindel, los cuales me embriagaron con el espíritu de Venus, tanto con la brisa de Venus, como con el alma de Venus

Las letras tienen misterio y fue el momento de jugar con ellas. Juntando letras pude apreciar plenamente el sabor de las letras exquisito, incluso el de mis letras insomnes.


Mi aventura me llevo a conocer a tres mujeres en el sur con quienes coincidimos en tratar de poner puntos suspensivos en donde otros escriben esa terrible censura siglo XXI.

Una vez llegó el momento del relax, me quedé mirando a través de la ventana . com esperando la llegada de nuevos e interesantes compañeros para esta aventura.

Y ya está, este es el Flin en la libretita. Haciendo gambetas de lana me despido preguntando ¿Y qué te cuento?

jueves, 7 de junio de 2012

Relato encadenado




Jenaro arrebató el sobre que le tendía Marta. Ella, con un gesto de desprecio y un ¡hasta nunca! que no pronunció pero dejó patente, le daba la espalda definitivamente.

Abrió el sobre y su ansiedad no le dejó hacerlo convencionalmente, lo destrozó y dentro, ¡oh dentro! Para nada lo que esperaba. Solo un mapa. Un simple mapa como aquellos en que los piratas encriptaban las claves para acceder a su tesoro

- ¡Mala bruja! – Dijo en voz baja.

No entendía lo que veía. Sabía que era todo pero para él, en ese momento, no era nada. Tendría que recurrir a alguien. ¿A quien?

- ¡Mala bruja! – repitió, de nuevo en tono audible, considerando que debería recurrir a la ayuda de la señora Sonsoles, aquella bruja que conoció en Ávila.

Sin pensarlo dos veces, puso en marcha su vehículo y marcó en el GPS una ruta, tras la que esperaba obener una revelación, aun sabiendo que ello le costaría tanto.


Esta historia continúa en el blog de Rafa.

miércoles, 6 de junio de 2012

Dedicado

Lo que publico está dedicado.               
A quien sienta algo como lo que quiero describir.  



Hay veces que llueve con saña.
Hay veces que parece que nada tiene sentido, salvo el sinsentido. Hay veces que la euforia del colectivo no oculta la soledad de alguno de sus integrantes, que la virtualidad no sustituye la realidad.

Hay veces que los arranques desde lo más hondo quedan plasmados en una pantalla y parecen dejar de ser sentimientos para convertirse en archivo informático.

Hay veces que la historia parece quedar borrada por las sucesivas oleadas de novedades, que lo que ayer fue grande hoy solo es pasado y que lo único que nos motiva es el futuro.

Son veces en que pedimos al cielo una tempestad, vientos huracanados azotando con miríadas de gotas que destruyan y se lleven todo ese absurdo bagaje de sentimientos que acumulamos y que parece solo estorbar.

Siempre escampa.
 Los pájaros vuelven a transitar libres por el cielo de la esperanza y nuestra visión, ya no distorsionada, nos permite apreciar con claridad y valorar en su medida aquello que hemos sido capaces de crear. Que el archivo informático conserva el sentimiento, que aquello que empezó siendo virtual es hoy parte de la realidad.
 Se busca en inglés se dice wanted, que en castellano quiere decir QUERIDO. Y eso es lo que esta pandilla de jueveros pelmazos queremos decir.

Y, tomando palabras de Sindel (que me cuenta tomó de Saramago):


Dentro de nosotros mismos
hay algo que no tiene nombre
y eso es lo que realmente somos.


Y añado, ese algo es lo que trasmitimos, lo que genera que seamos queridos.