-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Este jueves, un sueño


… y entonces Dios me dijo:
- Quédate un rato en mi puesto. Sé que lo deseas – y ante mi asombro, explicó –Este es mi observatorio, es como un aleph (1). Aquí puedes ver lo que ocurra en cualquier punto del universo. Pedro te ayudará si tienes alguna duda. Recuerda que no debes tocar nada.

Y me quedé allí, en el puesto de mando de Dios. Increíble, algo así como el Google Earth pero con total definición, llegando al interior de las viviendas, al subsuelo y todo en tiempo real. Fui recorriendo el Mundo, fascinándome con todo lo que veía, ansioso por ver más y más, tremendamente excitado, hasta que escuché un grito.

- ¿Qué has hecho? – Dijo Pedro.
- Nada, solo mirar.
- Has tocado ese botón verde, ¡Púlsalo otra vez! ¡Ahora mismo!
Lo hice y él solo preguntó donde estaba mirando.
– El centro de Helsinki.
- Menos mal, no será tan grave. Ten cuidado, cada uno de esos botones desencadena una desgracia.
- ¿Qué he hecho?
Y dirigió la imagen a una pantalla de televisión:
- Buenos días, Televisión Finlandesa informa del extraño suceso ocurrido hoy en el centro de Helsinki, donde durante un minuto han llovido serpientes. Como lo oyen, una lluvia de ¡serpientes! La situación está bajo control, se ha acordonado la zona y los servicios de emergencia confían haber retirado todos los reptiles antes del anochecer.
- La plaga de serpientes. – Dijo en tono serio.
- Lo siento, debí pulsarlo sin querer. – Me alejé del panel de control y pedí a Pedro que me explicara como funcionaba todo. Él dijo que llevaba poco tiempo, solo dos mil años y fue explicándome posibilidades.
Hablamos mucho, y de pronto le propuse una idea ...
Dios volvió dispuesto a continuar con su labor y con gesto serio me dijo:
- Sé lo que has hecho.
- ¿Lo de las serpientes? – Pregunté tímidamente.
- No. Lo otro.
- No pude resistirme, ¿hice mal?
- Sabes que sí. Me has defraudado. Nunca debí confiar en ti.
En la Tierra había una actividad frenética. Infinidad de aviones de carga salían con dirección sur, había atascos de camiones cargados, viajando desde el centro hacia las afueras. Y la gente parecía feliz.
Mi sorpresa se tornó primero en sonrisa y enseguida en sonora carcajada.
(Mi imagen, riendo estruendosamente, se va empequeñeciendo al tiempo que la cámara que me enfoca sube, girando suavemente, hasta llegar al cielo).
Allí Dios recrimina a Pedro por haberme ayudado. Éste, cabizbajo, asume la reprimenda y se extraña de que Dios no deshaga nuestra travesura.
- Es que es algo que hace mucho, mucho tiempo tenía ganas de hacer, pero no puedo. Y ahora, veo lo que está ocurriendo y me gusta tanto que no me apetece cambiarlo.
Desde entonces todos los humanos continuamos con ese dispositivo que transforma la codicia desmedida en solidaridad activa.


(1) Aleph, en la idea que describe J.L. Borges en su cuento El Aleph.

Otros sueños alli donde tres puntos, para no hablar más, lo dicen todo: . . .

26 comentarios:

José Vte. dijo...

Una interesante película de tonos celestiales la que nos has preparado Juan Carlos (esa cámara que enfoca subiendo, jeje, me ha parecido un gran recurso, muy divertido). Y desde luego ese Pedro que con 2000 años aun es un aprendiz, jajaja, le va a costar un rato largo llegar a oficial de 1ª.
A ver si cada uno apretamos nuestro propio botoncito verde y aprendemos a solidarizarnos un poco más y a sonreir.

Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Solamente tocaste el botón para los menos codiciosos...

Tracy dijo...

¿La codicia en solidaridad? desde luego ha sido un buen sueño. ¡Ay! si eso se convirtiera en realidad...

Juan Carlos dijo...

Gracias por tu comentario, me alegro que te gustara el recurso de la cámara. Además, me has permitido ver un fallo, el final no tenía que ver con el botón verde, pero en el primer texto no se entendía bien. Lo acabo de corregir.
Muchas gracias y un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Vaya, o sea que conseguiste que dios te hiciera caso. Pues eso, si quieres te puedo mandar una lista con cuestiones que hay que arreglar y tocas los botones necesarios.

Un abrazo

Teresa Oteo dijo...

Puestos a soñar tú lo has hecho desde las más altas esferas eh? desde el puesto de mando de Dios, quédate ahí un ratito que ahora te digo yo un par de cosillas jajaja
No estaría nada mal...
Muchas gracias por acompañarme en la convocatoria y felices fiestas!
Besos, amigo güevero!

Encarni dijo...

En tu relato hay un sueño subliminal, tú querías ser cineasta ¿verdad?
Estaría bien esto de modificar las funciones humanas tocando sólo un botoncito celestial.

Un abrazo.

Sani Girona Roig dijo...

Hola Jwancarlos,

Dos cosas.

La primera, felicidades pro este divino sueño navideño. Demasiado bien te portaste. Si a mi me dejan cinco minutos al lado "del Amo" ... monto un cambio planetario !

La segunda, justamente tiene que ver con el Aleph y la coincidencia en el tiempo que se ha dado. Yo también lo tuve en cuenta y lo cité como te demuestro aquí:

Cito a Borges (añadiendo un párrafo que se suele omitir en muchas ediciones, pero que existe por lo menos en una edición especial del año 1945, publicada en Córdoba (Argentina)...


"(...) vi la circulación de mi oscura sangre, vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte, vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, y en la tierra otra vez el Aleph y en el Aleph la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara, y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo. (…)
Vi por fin un lugar especial de la costa, Vilanova llaman a esa ciudad, vi allí cómo un grupo de amigos, reunidos el día del solsticio de invierno de 2012, expandían poderosas sinergias planetarias que conseguían contrarrestar e impedir que se cumpliera la temible profecía maya predeciendo el fin del mundo para esa misma fecha.
JORGE LUIS BORGES. El Aleph. Revista Oeste. Nª 13. Córdoba. 1945


De ahí saqué la inspiracion para crear el poema que repartí a mis amigos y amigas el díá de mi fiesta de 60 aniversario.

Te paso la versión en castellano ya que el poema original está en catalán:

SOLSTICIO DE INVIERNO 2012

Después de darle vueltas y vueltas
De pronto, lo tuve claro. Como fuera,
Había que impedir esa premonición
Oponernos a la profecía de los mayas
Que nos anunciaba el fin del mundo
Justamente aquel viernes por la noche,
Noche mágica del solsticio de invierno.

Había que oponerse a la conjunción de los Astros
Con el poder de un montón de Estrellas, vosotros,
Estrellas potentes, brillantes y luminosas
Reunidos en un punto especial y misterioso
Un Aleph desde el cual se esparcieran
Latidos universales, sinergias planetarias
Con el fin de anular el fin del mundo anunciado.

Haremos pues, si nada nos lo impide,
Una fiesta en el Hotel César de la capital
Del Garraf que es, como sabéis, Vilanova.
Y cuando un día futuro, más allá, lo recordéis,
Podréis decir con orgullo: hoy estoy aquí
Porque esa noche estuve allí y alephianamente
Impedimos que se cumpliera la fatal profecía.

Dejádmelo decir así porque no sé
Si lo sabría expresar mejor de otra manera.
Pensando en verso libre este escrito
Para que lo guardéis siempre en la memoria,
He querido aplicar el imperativo que lanza
El príncipe de los poetas, cuando nos exige…
"Sois toujours poète, même en prose"

Sani Girona
(21) Diciembre de 2012


Bueno pues ya ves. El bueno de Borges lo vio ya TODO y más hace ya mucho tiempo.

Feliz fin de 2012 y que 2013 nos mantenga igual o mejor, ¡pero en ningún caso peor!

Un abrazo.



emejota dijo...

Qué genial sueño, qué dios tan benévolo, tan majo, solo me preocupa una cosita, que nos haya hecho a su imagen y semejanza, ayyynnnsss. Me ha encantado la historia. Bsss y a pasar cada día mejor que el anterior.
.

censurasigloXXI dijo...

Pues menos mal que nos afecta a todos esa ola de generosidad... a ver si los políticos estaban en un bunker y no les afecto??? Estaría bueno.

Un beso para todos y felices fiestas con cariño de los cuatro.

Carmen Andújar dijo...

Si tuviéramos una varita mágica, cuantas cosas hariamos, y si la vanidad se convirtiera en solidaridad, sería una pasada. Bueno, no perderemos la esperanza, porque gente solidaria siempre habrá.
Un abrazo

Pepe dijo...

¿Tan fácil es solucionar las cosas como darle a un botón? ¿Y siendo tan fácil dice que no puede, a pesar de su omnipotencia?. Con razón cada día inspira menos confianza. Yo no dudaría ni un momento a la hora de apretar los botones necesarios al menor descuido de D. Pedro.
Felices fiesgtas, Juan Carlos.

Leonor dijo...

Y pensar que está en nuestra mano que tu relato se convierta en realidad, sin necesidad de ningún botón verde ni dioses que lo pulsen. Es triste que el ser humano no se pare a mirar a su alrededor y se enfrente a las injusticias. Soñemos pues que un botón verde tomará la decisión por nosotros.

Un beso.

Matices dijo...

Esperemos que no tarden mucho en darle al botoncito... los primeros interesados ellos que últimamente la gente se está volviendo muy incrédula. Si todo fuera tan fácil... aún así la solidaridad parte del corazón, viene de serie, otra cosa es que no la activemos
Feliz año, os deseo lo mejor, familia
Besos

Alfredo dijo...

¡¡JUAN CARLOS, despierta, ya son las siete!!
Te dije anoche que no bebieras tanto cava de ese peleón...

Abrazo Navideño

Marta C. dijo...

Muy buen relato, más alegórico imposible. Esa visión de dios asumiendo el control con un puesto de mando "en vivo y en directo". Permíteme, sin embargo, que dude del final. Si hubiera un dios misericordioso, hace tiempo que habría hecho lo que tú hiciste en tu sueño. Besos.

juliano el apostata dijo...

podría decir de este texto varias, variadas cosas...
pero no me da la gana. y no me da la gana
POR
QUE
ME
HA
EN
CAN
TA
DO...
y con esto, ya he dicho todo...
medio beso, juan carlos.

San dijo...

Oye Juan Carlos por que no te duermes otro poquito y ya puestos tocas el botón verde, el azul, el rojo, el blanco...
Ojala se puedera ¿o se puede?
Besos.

casss dijo...

yo lo estoy soñando, o los comentarios se repiten en secuencia?

cómo lo hiciste?
quien te ayudó? Fue Pedro, Dios, El Aleph, o el google earth?

Lo tuyo es el cine, sin lugar a dudas, bueno, claro y los sueños, de ahí sacarás buen material!!!!

Yo tenía ganas de hablar de las zanahorias y su influencia en la teoría de los sueños, pero no me dio tiempo para elaborar una buena tesis, aunque algunas ideas tengo.

Besos y abrazos!

Luis Rodriguez dijo...

Has tocado un botón y has realizado un cambio, por lo que pude leer en el comentario con José Vte, ahora ya no es lo mismo, jeje. Con mi realidad trastocada no puedo más que felicitarte por tan buen texto. Un saludo y ya te deseo lo mejor por estas fiestas y mucho más textos así, con tanta imaginación para este 2013

Toni dijo...

En las próximas elecciones celestiales te vamos a votar para dios. :) Qué se cumplan tus sueños. Feliz 2013.

Saludos!

Sindel dijo...

Genial Juan Carlos!!! Un relato tan sorprendenmente loco que hasta uno desea que se pueda hacer realidad.
Ojalá se pudiera hacer justicia apretando un botón!!!
Un abrazo enorme!!!
Muy feliz 2013!!!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que dispositivo tan util. Por lo visto, Borges es muy leído entre los jueveros, lo cual me parece razonable. Soy el proximo anfritrión.

Juji dijo...

Un sueño. Un "cuento de navidad". Un deleite de lectura con sonrisa en la boca y en el corazón.
Un beso. Un abrazo. Y mucha felicidad, para ti, amigo escritor.

Esilleviana dijo...

Me ha gustado este sueño: un humano le demuestra a Dios y Pedro que estamos cansados de tanta insolidaridad, ambición y miseria; es una buena lección :))

Feliz año 2013 cargado de buenos sueños hechos realidad y en compañía de las personas que te quieren y con las que te sientes a gusto.

un abrazo

miralunas dijo...

eso del google earth me ha hecho reir a carcajadas!
y eso de torcerle a dios las costumbres....
me ha encantado, Jwan!

(y hasta me he enterado de esa predicción de don jorge luis que no conocía!)

buen año y buena vida!