-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 12 de diciembre de 2012

El influjo de Mercurio



Vender. A eso me dedico.

No es fácil. Ni es solo cuestión de tener un buen catálogo. El que yo ofrezco es el mejor, pero no lo llevo solo por ser quien soy, ni por ser tan mona. Es el que me he ganado. Subrayo: GA-NA-DO.

Empecé colocando bisutería, pero estoy bendecida por Mercurio, el dios de los comerciantes, de los habilidosos, de quienes tienen don de palabra (y si, vale, también el de los ladrones, vocingleros y mentirosos).

Mi técnica es simple, natural. Ofrezco un producto para generar en mi interlocutor un deseo. Dejo que reflexione, consulte con su pareja si la tiene, consigo misma si no la tiene y sutilmente fomento ese deseo.

A veces hay que tirar de ingenio, crear expectativas. Cuando tengo delante una pareja les hago ver que una joya es la representación de su amor. Ellas se lo creen. Ellos no, pero creen que regalando una joya obtendrán todo de ellas (todo o simplemente eso, ya sabeis). Es cuestión de sugerir, para que cada cual caiga en la red que tiendo. Sin guerras, ni luchas. Mi triunfo es el triunfo del amor.

Cuando vendo una joya a una pareja, el obtiene a su chica, ella se siente amada y yo … cobro mi comisión.

No me emocionan mis ventas: los dioses carecemos de emociones, solo las representamos. Para padecerlas y gozarlas están esos mortales, los compradores.




Por emejota y jotacé / jotacé y emejota.



Más relatos a cuatro manos sobre la propuesta "SE VENDE" en la tienda de San.

28 comentarios:

Teresa Oteo dijo...

Bueno dioses, así que no tenéis emociones jajajaja
Al final todos contentos, no se puede pedir más.
Besos a los dos emejota y jotacé!!

emejota dijo...

Ahorita mismo es que he actualizado, lo siento, soy un desastre durmiente, porque me he dormido una siesta larga que me ha borrado los recuerdos. Rápidamente me he puesto a ello, en cuantito he caído en el "influjo de Mercurio" el dios que "espabila las neuronas". Bssss.

Sani Girona Roig dijo...

Hola MJ & JC,

Me ha gustado mucho la aparente simplicidad de vuestro relato.

Esa idea de la tentación es del todo real: alguien me explicó una vez (y nunca más lo he olvidado) que el "padrenuestro" original en no qué lengua, si en arameo o en qué otra lengua... no decía "no nos dejes caer en la tentación" sino que decía textualmente "Y no dejes que nos tienten" ... dando por supuesto lo obvio... que si te tientan, ¡caes en la tentación! ¿verdad?

Pues eso. Eso vuestro es... un relato divino .

Dos abrazos.

Juji dijo...

¡Perfectas esas cuatro manos, de Mj y JC! Y yo que me siento tan mortal jijiji y siempre caigo en las tentaciones...
Un besazo a los dos.

Natàlia Tàrraco dijo...

Mercurio dios del comercio, siii, y de los ladrones, jejeje, os ha inspirado este pensamiento sobre el ser o no ser vendedor.
Magnífico apunte psicológico, aunque opino que ni se compra ni se vende...el amor que yo te tengo, según la coplilla.
Felicitaciones a dúo, Juan Carlos y Emejota, tanto monta.

casss dijo...

Pues estamos en cada manos!!!! Por suerte las 4 de ustedes no pertenecen a ningún dios insensible ( o si??) Por suerte Uds. escribieron un relato entretenido con su lección bien clarita: ya mismo se lo leo a mi marido, por si quiere eso... Uds. entienden no?
:)

Muy buen trabajo, entre dos escribientes, que bien se llevan.

besos!!!

Leonor dijo...

La estrategia del buen vendedor, convencer de que el producto es necesario y beneficioso.
Cada uno obtiene lo que desea, dinero, amor, sexo.........y todos contentos.

Un beso.

Tyrma dijo...

Muy buen retratro del buen comercial...aunque los hay con sentimientos,ajjaja
A cuatro manos y con una harmonía alucinante, ni pizca he notado la diferencia lógica entre los decires del uno y el otro.
Felicidades a los dos.

G a b y* dijo...

Cierta vez se me ofreció hacer un curso de marketing, y creo que estos dioses que la tienen muy clara, debieron andar por allí. Pues la técnica de venta, te ofrezco, deseas, compras... mmmm... Sin duda que se lo ha ganado! El toque de seducción no le falta, así que el comprador, totalmente entregado.
Muy buen relato, mis felicitaciones al dúo de letras!
Besos: Gaby*

Neogéminis dijo...

Joyas!...por un momento me pareció que vendía sus servicios! ajjajaja
Muy buen relato a cuatro manos, tan bien enlazado que se diría, fueran dos!
=)
Felicitaciones a los dos autores!

Neogéminis dijo...

P.d
por cierto, muy bueno ese doble juego de consonantes! ejjeje

rosa_desastre dijo...

Una joya esta lectura, a mi me habeis convencido, soy debil...o la estrategia muy buena. ¡Ay los dioses a cuatro manos!
Cuatro besos

Tracy dijo...

Creía que ya os había comentado, pero parece ser que no, como sois dioses lo mismo habéis escondido mi comentario para que comente otra vez.
Habéis descrito a la perfección las artimañas de l@s vendedores, habrá que tenerlas en cuenta en estas fechas y no dejarse embaucar que no esta el monedero para bromas.
He disfrutado leyéndoos.

juliano el apostata dijo...

ayer pasó un vendedor por mi casa. vendía de todo. desde odio hasta amor. vendía desde vientos a huracanes. vendía desde agujas hasta hilos. vendía de todo, insisto. en un momento dado quiso venderme un caganet para el belén. pero si yo no hago belén, le dije. así que me regaló un belén entero para que le comprara el caganet. así lo hice. y es que en estas fechas , me dijo, vendo sobre todo amor, y el amor se manifiesta en los belenes...bue, tan sólo me costó el caganet unos 500 euros. creo que hice un buen trato.
medio beso.

José Vte. dijo...

En estas ventas cada cual saca su propio provecho, la chica la joya, el chico su amor incondicional y el vendedor su comisión. Vamos como la vida misma. Muy buen relato a cuatro manos. Como le has comentado a Emejota muy fructífera colaboración. Mi enhorabuena.
Yo no participe en esta ocasión.

Un abrazo

Cristina Piñar dijo...

Es lo que tienen los buenos vendedores, que son capaces de venderte hasta lo más insospechado. El caso es que al final todos queden contentos y que se tenga en cuenta aquello de "el cliente siempre tiene la rezón" (o al menos que eso parezca). Muy buen trabajo conjunto el vuestro, seguro que seriais capaces de vendernos lo que haga falta, jeje. Besos.

San dijo...

Lo siento he caido, pero de lleno. Me habeis convencido y tentado, soy debil lo sé pero yo lo compro. Del principio al fin un texto que engancha y atrapa. Cuatro manos sin diferencias- Bravo pareja.
Un abrazo, bueno mejor dos y a ser posible bien apretados.

Encarni dijo...

Así que mi Emejota ha hecho pareja con mi JotaCe?? Que unidos quedan: EmeJotaCe. Más o menos así ha quedado vuestro relato muy bien ligado. La técnica de venta ha sido divina y divinizada por los planentas, a ver cuando hacéis cursillos... que me apunto :)

Un abrazo para cada uno.

Alfredo dijo...

Diferente y curioso. El texto y el pretexto. Claro y pragmático.
Cuatro manos en una sola dirección, la de deleitar, la de convencer.
Abrazos a ambos

Carmen Andújar dijo...

Buena manera de ganarse la vida, y encima hace felices a las pareas, no todo el mundo lo puede conseguir.
Original relato
Un abrazo

Sindel dijo...

Excelente trabajo a cuatro manos.
Un dios que genera tentaciones, unos humanos que ceden a ellas, y la felicidad redonda que dan los bienes materiales. Al menos no le hace mal a nadie no?
Un abrazo enorme!!!

Toni dijo...

Con lo bonita y creativa que puede llegar a ser la bisutería y los hay que se empeñan en tener toooodo de marca. Borregos que somos a veces.

Buen relato. Saludos!

RGAlmazán dijo...

Relato limpio y bien escrito. ¡Quién fuera dios para no sentir algunas veces ciertas penalidades!

Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Muy ingenioso, pero no me creo eso que los dioses carecen de emociones.
Buen relato a cuatro manos.

Celia dijo...

Te deseo una muy feliz Navidad, amiguina
Y te envío un beso y un abrazo.
celia

censurasigloXXI dijo...

Ya sabía yo que las divinidades tienen las mismas debilidades que los humanos, por eso cobran comisión. El vaticano debe estar por eso lleno de comisiones... no?

Un abrazo para todos.

Pepe dijo...

No hay nada mejor que un buen argumentario de ventas para colocarle un frigorífico a un esquimal. El arte de la seducción tiene mucho que decir en esto de la compra-venta. Crear necesidades de consumo donde antes no existían. Algo de dioses sí que parece.
Un abrazo a los dos.

Matices dijo...

Y es que somos tan simples que un vendedor con técnicas tan ancestrales como la vida misma nos vende lo que desee... y tan contentos todos.
Un relato original de un estupendo equipo.

Besos