-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

lunes, 19 de noviembre de 2012

Una imagen con ternura


Siguiendo la convocatoria que nos ofrece Natalia, desde su imprescindible blog IMAGINAR, a continuación una imagen que me resulta tierna:






A ver que os parece, personalmente me hace caer la baba ver a mi Nano colocando todos sus muñecos con detalle y estudiar la formación con mirada perfeccionista.
Que nadie piense que es un ejército, es su colegio.
¿Tierno?

18 comentarios:

Leonor dijo...

Tiernísimo. Qué paciencia. Imagino lo buen compañero que es.

Un beso.

Alfredo Cot dijo...

Vaya colegio divertido... bajo la mirada atenta del "Famobil" mayor.

Natàlia Tàrraco dijo...

El Nano y su ejército bien alineado, conozco a cada cual y al capitán y al papá y a la mamá...
Así da gusto ponernos los zapatos del lunes como nuevos, gracias por participar, conviene el buen rollo, que dure. Besitoooos muchos a la tropa en general, toda. Buena semanita.

José Vte. dijo...

Fabulosa, no puede caber mejor sentido de vida que esa gran formación de Clips y con el mejor capitan formador.

Un abrazao

Neogéminis dijo...

Claro que sí!...además, mirarlo desde la perspectiva de su padre que le saca la foto le agrega a la imagen un plus de ternura extra! jejeje
=)
Abrazos!

Teresa Oteo dijo...

Los dos hemos mirado con ternura a nuestros retoños amigo güevero!
Vaya colegio de playmobil, se ve que están aumentando la ratio, no querría yo esa clase para mí jajaja
Muchos besos a toda la familia.

casss dijo...

Ya lo he dicho alguna vez por la blogósfera: ADORO LOS PLAYMOBIL, yo seguiría comprandoselos a mis hijos. Me quedé con ganas de la casita de muñecas, pero haya nieta algún día o no, QUE ME LA COMPRO, ME LA COMPRO. Como me compro a tu Nano, adorable y querido hijo de mi amigo J.C.

besos a ambos ( y a Cris, y a las nenas, que nadie se ponga celoso, que tiene que ser un gran lunes!!!)

Marta C. dijo...

Muy tierno, porque ya no es tan niñito y todavía le gustan los playmovil. Además se apunta como persona ordenada, esas hileras perfectas anuncian también que será perfeccionista. Bueno, quizás es demasiado imaginar. Un beso.

Isabel Barceló Chico dijo...

Delicioso. Y qué felices nos hacen los hijos y los nietos... Un abrazo.

San dijo...

El Nano y su cole todo alineado, es como para que se te caiga la baba. A mis hijos le encantaban los playmobil, aún hay guardados algunos, bueno vaaaaaleee,el papá y la mamá tambien jugaban, eso de colocarles las melenas, los cascos etc, era bien divertido.
Besos para el papa, la mama, las nenas y ese NANO.

Mari Carmen Polo dijo...

Y tanto que sí, la mar de tierno y de dulce :)

Un abrazo

G a b y* dijo...

Claro que sí! Su mirada concentrada y esa perfección en la formación de sus muñecos.
Una gran dosis de ternura nos nace cuando vemos a nuestros hijos. Es algo inevitable que no nos despierten sentimientos dulces y conmovedores, verdad?
Muy buen comienzo de semana! Un beso grande:
Gaby*

Lola Polo dijo...

Ya lo creo que es tierno y ademas una foto preciosa. Esa perfecta alineación de los playmobil... hace poco estuve haciendo limpieza, fui incapaz de dar los de mi hijo, los he guardado para mis nietos.

Un abrazo

Lola

Matices dijo...

Tengo un sobrinillo que hace lo mismo con los coches, este verano hemos echado algún ratito juntos y conmigo no quiere jugar porque no tengo idea de como va el parque automovilístico.
Que momentos más bonitos, nos roban el corazón y nos sacan la sonrisa.

Besos

maria jose Moreno dijo...

Si que es una imagen tierna que me ha hecho sonreir. Un besote

rosa_desastre dijo...

¡No me canso de mirar la foto! Yo quiero un cole como ese, y un compañero como el Nano que alinee mis sueños.
Un abrazo a ambos

Montserrat Sala dijo...

Puestos a pedir yo tambien quiero, un chico ordenado al que le guste jugar al play mobil, y que después de dejarme jugar a mí recoja todas las piezas.(jajaja) No como mis nietas que están todo el dia con las maquinitas y dale que dale al teclado que parece una ametralladora automática.
Un gusto ver tu blog. Si puedo volveré. Abrazos

Juji dijo...

Con lo que adoro el orden, esta foto me encanta. Bien por él y bien por el padre-fotógrafo.
Un abrazo a los dos.