-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 14 de junio de 2012

Piés … ¿para qué os quiero?


Con esta publicación comienzo a publicar mis viejos relatos revisados. Este es una reedición del que publiqué cuando la convocatoria del relato de  los jueves fue "los piés".





 
Tenía que ser hoy, justamente hoy.

La obsesionaba aquella pesadilla: se veía perseguida por una multitud, ella trataba de correr y no podía hacerlo. Era ingerida por la horda, retenida, zarandeada, sobada … y despertaba sudando.

De esa pesadilla, aquella obsesión. Y comenzó a correr un kilómetro diario para mantener una condición física que la permitiera eludir tal tipo de contingencias.

Hoy la muchedumbre corría directamente hacia ella. Hoy, el primer día que salía a la calle, apoyada en dos muletas, recuperándose de la operación tras fracturarse el tobillo.

Como en la pesadilla, llegaban por una avenida y ella trataba de alcanzar una intersección por la que huir, pero no podía.

La vociferante masa la engulló.

Y reapareció, por encima del revuelto de personas, que la aclamaban coreando su nombre, el de la única atleta española ganadora de medalla en los últimos Juegos Olímpicos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdo la convocatoria sobre los pies porque fué mía! En ese momento me pareció un tema del que podían surgir historias interesantes. Y ya ves, la historia de esta atleta - una pequeña historia bien contada - es la prueba de que los pies también pueden contarnos algo.
Un abrazo y un saludo a tooooodos los compañeros que se juntan mañana
Soy Any

Juji dijo...

Me-ha-encantado- Que gozadita de relato, Juan Carlos. Sabes como adoro los finales con sorpresa :) Una buenísima idea la de reeditar algunos escritos.
Un besazo enorme, en este domingo que tienes que estar pasando tanto calor, por Córdoba, en tan buena compañía.