-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 9 de mayo de 2012

Érase una vez ...


Había una vez, y sigue habiendo y seguirá, un blog llamado Ya que digo, en el que el mago José Vicente realizaba encantamientos a través de las palabras, que una semana, al ritmo de Quelsevol nit pot sortir el sol, nos convocó para escribir un cuento fantástico y aquí se encuentran los enlaces a cada uno.



Érase una vez un elegante caballero, dotado por la naturaleza para la seducción. Esbelta figura, pelo engominado y armadura tan radiante como su sonrisa, volvió al reino tras completar su educación en las universidades más exclusivas, considerándose destinado a liderar el mundo aplicando su doctrina neocon.

Érase una vez, la misma vez que antes, un príncipe azul. Literalmente azul. Acomplejadito el pobre dado el color de su piel. Un príncipe que quería la paz, el progreso de todos sus súbditos en un reino que respetara la policromía.

Érase también esa vez una bruja borracha que a menudo deambulaba lanzando hechizos sin ton ni son.



Y esa vez coincidieron todos en el castillo, cuando se velaba el cadáver del rey. Estrictamente su mitad inferior. La superior estaba en las tripas de un par de velocirraptores que, curiosamente, le pudieron tragar.

En el castillo se conoció la noticia del accidente del rey cuando cazaba dinosaurios en el Parque Jurásico con poca sorpresa, sabían que era un caso perdido.

El Consejo de Notables, con todos sus miembros debidamente uniformados, debatían sobre la conveniencia de permitir gobernar a un ser azul. Un ser azul que escuchaba los argumentos con resignación, mientras dibujaba un paisaje lleno de colores.

En ese trance irrumpió en la sala el elegante caballero, presentado por la cruel condesa Desespe como Pércival, comenzó a explicar a los Notables, con ayuda de presentaciones powerpoint, como podrían acondicionar el castillo y mejorar sus negocios eliminando gastos innecesarios como los de educación o sanidad.

Los Notables escuchaban con la boca abierta, asintiendo bobaliconamente en cada estudiada pausa del inesperado orador. El príncipe negaba repetidamente con la cabeza y tomó tímidamente la palabra, que Pércival le arrebató en seguida con su voz potente y segura, descalificándole con un ingenioso chascarrillo en alusión a su color que desató las risas de los Notables.

Llevaba un rato observando la escena una bella joven, que se presentó:

- Soy la princesa Gafotas, del reino vecino. He venido al funeral del Rey y no he podido dejar de escuchar lo que se está diciendo. El único sentido que tiene un gobierno es dar servicios a su pueblo …

Pércival la interrumpió con una risotada. El príncipe se enamoró perdidamente de ella. El flamante caballero continuó la risotada descalificando a la princesa por ser mujer, extranjera, ignorante y tener unas ideas anticuadas. Y segundos más tarde su espléndido cuerpo quedó reducido al de un sapo.

En medio de la consternación se escuchó:

- A mi nadie me llama anticuada ¡hics! ¡papanatash!

Y la bruja borracha se alejó, trazando perfectas eses. Y maldiciendo, como siempre.

Ni que decir tiene que el príncipe fue proclamado rey, que sustituyó en su Consejo a los Notables por Sabios, que el reino prosperó dando cultura y servicios adecuados a sus ciudadanos.

Y la bruja obtuvo una cátedra en la Universidad y pudo eliminar sus verrugas con cargo a la Seguridad Social. A la salida del hospital un mendigo la piropeó, y ella, emocionada, le transformó en Brad Pitt y se lo llevó a su casa. Dejó la bebida.

Y por supuesto, el Príncipe Azul se casó con la Princesa Gafotas y tuvieron un montón de hijos blanquiazules.
Y astígmatas.

Y blanquiazulín, blanquiazulado, este cuento ha terminado.

23 comentarios:

José Vte. dijo...

Me he reido un montón. Hay que ver los problemas que puede tener un príncipe azul, azul. Un entretenido cuento con sus buenos giros y sus sorpresas. La bruja es mucha bruja.

Muchas gracias por la presentación, me ha encantado, y por supuesto por el enlace del libro.

Un fuerte abrazo

Alfredo Cot dijo...

Al igual que la bruja, he acabado más mareado que un pato mareao...
Mira que cantidad de personajes variopintos, el malo malo, el bueno azul, la buena con lentes, un mendigo actor, y un montón de hijos del Español o de la Real socidad, eso va a gustos.

Muy bueno Juan Carlos, divertido, con chispa y para sacarle mucha punta.

Abrazos

Natàlia Tàrraco dijo...

¿Cómo se puede, Juan Carlos desbordar tantísima creatividad y no acabar convertido en bello príncipe azul? Pues se hizo el portento, a tu lado una hermosa princesa, Gafotas, ¿la conozco inventor de maravillas?

Un cuento para "sucar-hi pa", con miga y muy jugoso. Así que tuvieron hijos periquitos???
Saluda al Brad Pitt y a la salerosa bruja cum laudus.
Ni una palabra al sapo tecnócrata, que se quede en la charca apestosa.
Besitos y hasta pronto.

Teresa Oteo Iglesias dijo...

Qué bueno! lo que me he reído con el rey que lo comen los velociraptores...jajajaj
Muy divertido y real como la vida misma.
Igual el príncipe azul era papá pitufo:))
Un beso

censurasigloXXI dijo...

Jjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaajaaaaaaja!!!
Amigo mío, hay de brujas como esas unas cuantas pero en mi cuento llevaban minifalda y tenían cara de "no me pegues que soy una mujercita débil"!!! Jajajaa! Mira tú que ideas tienes.

UN beso, genio.

Carmen Andújar dijo...

Ójala que las cosas fueran así en este nuestro reino, aquí gana la bruja y de calle, aunque nunca es tarde si la dicha es buena.
Un abrazo

mar... dijo...

Buenísimo Juan Carlos, tremendamente divertido.
Y maravillada me quedo de que con esos personajes tan variopintos y un tanto estrafalarios haya salido un cuento tan bueno.
Quizá pudiéramos pedirle a la bruja alguna poción para que el final del cuento nos llegue a otro lejano reino en el que los notables parecen andar un tanto perdido. ¿Sería posible?
Un beso
Mar

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Buen repaso has dado a más de uno. Lo he pasado pipa con tu cuento y te diría que lo subas al "feisbu" porque tiene mucho que decir, o mejor dicho, dice mucho. Podríamos invocar a esa bruja y traerla a ver si hace algo por aquí.
Un beso de Leonor, no blanquiazulada aunque sí presbítica.

Encarni dijo...

La combinación entre velocirraptores y power point es genial porque en medio cabe todo :) Algunos que viven en grandes castillos no desean saber lo que les pasa a la plebe. Menos mal que este principe azul encontró su media naranja y repartió zumitos entre los ciudadanos, que si no... llamo a mi primo el de zumosol.

Un abrazo de colores.

MARU dijo...

jajajajajaaaaaa mira que tienes gracia!!!!! he reconocido a brios personajes...¿o no? bueno, lo que me dá muchas esperanzas es el cambio del consejo de Notables por el de sabios... Buen comienzo...
Lo de las berrugas a cargo de la Seguridad Social, hoy día, de cuento desde luego... Lo de los velocirraptores... impresionada me has dejado...

Enfin, querido amigo, gracias por las carcajadas...Ha sido un placer.

Marta C. dijo...

Hola, Juan Carlos, es mi primer jueves. Antes de que se me olvide: estoy dispuesta a ser una bruja borracha con verruga y todo, aunque no me la quiten en la seguridad social, si puedo llevarme a casa a un mendigo transformado en Brad Pitt. Ya me darás la dirección de la bruja "cum laudem". Muy incisivo tu cuento, metafórico y divertido. Te felicito. Besos

G a b y* dijo...

Genial! jajaja! (hoy parezco disco rayado, pero francamente, todos se ha puesto las pilas contando historias) vengo riéndome hace rato, y en este preciso momento, ni te cuento! Una maravilla de relato con personajes no sé si reales o fantásticos pero tan bien logrados y puestos en el lugar indicado que no se podía esperar otra cosa que un final "blanquiazulín, blanquiazulado!"
Una vez más: genial!!!
Besos al vuelo:
Gaby*

CAS dijo...

propio de un Mel Brooks legítimo....!!!
para reirse y releer y seguir disfrutando.

...es que el que sabe: sabe.

besos

Neogeminis dijo...

Un cuento lleno de extravagancias muy propias de los actores habituales de nuestras propias realidades.Alusiones muy legítimas que nos retrotraen con gracia a sucesos recientes no muy felices! jejejee
Has hecho un buen uso del género que aquí nos convoca a la vez que no te privaste de la crítica irónica! jajaja
Un abrazo.

Pepe dijo...

Entre la cruel condesa Desespe y el Consejo de Notables todos expertos neocon, bien que nos están haciendo la puñeta en el reino que nos acoge. Ojalá no proliferen las verrugas, porque creo que los sortilegios para su curación se han puesto por las nubes de caras.
Imaginativo cuento Juan Carlos, lleno de ironía, creatividad y un cierto paralelismo con reinos no tan lejanos.
Nos vemos pronto. Un fuerte abrazo.

Cristina Piñar dijo...

Vaya, vaya, a tu cuento no le falta de nada, tiene personajes para todos los gustos, es divertido, toca asuntos diversos desde el humor y concluye con final feliz, ¡así da gusto! Un beso.

El Alma de Venus dijo...

Hola Juan Carlos, ha tu cuento, no le falta de nada, sobre todo diversión, y risas, con mensaje de trasfondo y final feliz...Me voy a seguir la ronda con una sonrisa en los labios y el corazón contento.
Besos amigo mio.

rosa_desastre dijo...

Diossssss tu cuento dice mucho mas de lo que puede leerse! Que bien me ha sentado la risa y es que no tiene desperdicio la plebe de tu reino.
Me chiflan los principes azuletes, y las que empinan el codo (solo asi se ve a Brad Pitt por las esquinas) Las que beben agua como yo, todo se nos vuelven sapos.
Muaaakksssssss

San dijo...

Juan Carlos dice Alfredo que cuento para sacarle punta, yo diría que punta fina. Divertido y finamente retorcido jajaja.
Genial.
Besos.

Maat dijo...

Hola, Juan Carlos.

Leyéndote, la imaginación iba a cien por hora. Nos has llevado de aquí para allá y nos has hecho encontrarnos con personajes un tanto conocidos por nuestro reino. Muy sagaz y tremendamente divertido.

Lo de la bruja...¡Genial!

Un abrazo.

Maat

Matices dijo...

Ya me lo dijo San... que me iba a reir y cierto es, es un cuento salpicado de nomenclaturas actuales que no deja de ser real por ser un cuento...
Mi abuela me decía te voy a contar un cuento... "El cuento de la buena pipa..." pues como esto ¿no? se repite una y otra vez con diferentes matices.

Muy bueno, si... jaja

gustavo dijo...

te doy mi palabra de haberlo leido...
y te digo esto por que mi comentario sólo sólo y exclusivamente es este:
jajajajaja CO
JO
NU
DÍSIMOOOOOOOOOOOO¡¡
JAJAJAJAJ..
medio beso.

julian dijo...

Creo no estar muy lejos de ese reino, o peor estar en él, menos mal que como todos los cuentos acaba bien, el elenco de personajes es divertido, creo haber visto la figura del rey juanca matando velociraptores, eso si que estaria bien, aunque creo que se lo pondrian ya bien muertos para hacerse una foto, bueno que siga la fiesta,,,
lástima no nos conviertan en Brad Pitt...
saludos