-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

martes, 6 de septiembre de 2011

Barajando y repartiendo



La fortuna es una prostituta
(Hamlet –no textual)





Baraja y reparte con movimientos lentos, un brazo oculto, el otro arremangado, siguiendo rígidas normas compiladas en un protocolo que garantiza la igualdad de oportunidades.

La mano es mero instrumento de la fortuna.

Y cuando se confía en recibir el rey de diamantes, la carta que se descubre es un innegociable dos de picas.

Y, de nuevo, solo queda el ingenio para jugar lo mejor posible esa carta.





Otras ideas surgidas del truco de Rene Lavand en el viejo y querido blog de Gus

13 comentarios:

Verónica Marsá dijo...

Y creía que por ser amigo del encargado de la fábrica, no leiban a despedir. Y no lo hiciero, pero le rebajaron el sueldo a la mitat -lo tomas o te vas a la calle- y lo tomó, qué remedio. Con ello se las apañó para mantener a su familia.

Eres genial.

beso al cuadrado.

Verónica Marsá dijo...

Perdona loe errores, estaba tumbada en el sofá bocabajo y no veía bien las teclas!!!!! Disculpa.

San dijo...

Ante la adversidad la adaptación la imaginación la superación, si te dan una duplica y vence por dos
Ay! Juan Carlos.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Todos los protocolos y normas se dirigen hacia al igualdad de oportunidades, lastima que algunos piensen que las normas estan diseñadas para incumplrlas, eso si, si se hace lentamente pasa desapercibido para la mayoria.
Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Como la vida misma, hay que jugar todas las cartas, a poder ser con lentitud, con atención, con deleite, y si se tiene mala suerte, otra partida hasta la última. Pero todo depende del crupier ¿hace trampas, o es mago?

Muy sutil esta mano de cartas que nos has repartido.
Besitoooooooooo.

MARU dijo...

Síííííííííí, con mucha sutileza, como dice Natali. Despacito, lentamente, con los ojos bajos, sostener la mirada en algunas situaciones es muy dificil; pero no pasa nada, volvemos a barajar, seguro que alguna vez ganamos a la banca.
Un besito, amigo.

CAS dijo...

Yo no podría descubrir el truco por más lenta que sea la mano. Siempre hay alguien que me puede engañar con la fantasía y la magia. Deberé tomar más precauciones, o será que en el fondo nos dejamos engañar para creer que existe lo fantástico?

Duplico la apuesta. Lo hiciste otra vez!!!

besos

Liwk dijo...

Seguro que una buena mano vendrá con ese dos de picas. Es un gusto leerte, Juan Carlos.
Besos de miércoles, casi jueves.

Carmen Andújar dijo...

Desde luego es imposible descubrirlo. Lo de una sola mano, no se si es que no tiene o la esconde; pero en todo caso es espectacular.
Un beso

gustavo dijo...

Y cuando se confía en recibir el rey de diamantes, la carta que se descubre es un innegociable dos de picas

esta frase...juan carlos...dentro de esta frase ahy un adjetivo:"innegociable" ...
dentro de esta frase...joderse, ¡cómo se puede decir tanto con tan sólo un adjetivo bien situado, colocado?
medio beso, rey del microrrelatrooo.

Teresa Cameselle dijo...

Con ingenio nada es innegociable, ¿no?
Un relato para pensar.

maria jose moreno dijo...

La fortuna no siempre nos acompaña. Me encanta esa cita no textual de Hamlet.
Besos

Matices dijo...

Que cierto es, al fin y al cabo es la fortuna la que ampara el juego y gasta malas pasadas. Aún así eso debe ser lo mio falta de ingenio, el juego nunca fue lo mio.
Me gustó este condensado relato y todo lo que esconde.
Besos