-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 24 de agosto de 2011

Los ciegos también escriben




Prefiero escribir en mi máquina braille que en el ordenador.


Escribo. Describo. Un águila que vigila desde el cielo y de repente inicia un picado que parece suicida hacia el agostado campo para atrapar un huidizo conejo que siempre supo que cualquier día podía ser el último y por eso era huidizo, zigzagueante, aún sabiendo que nada de ello valdría si el águila le descubría en campo abierto, como en ese instante en que, entre las garras del águila, se convulsiona en la angustia previa a la rendición.

Javi me pregunta como escribo lo que nunca he visto.

Veo un águila, plumas pardas de dureza y resistencia, flotando bien a favor, bien en contra del viento, como cuando éste arrecia y me muevo con o contra él. Adquiriendo una velocidad vertiginosa, de esa que levanta aire; frente a un campo amarillo de finales de agosto, vestido de amarillo áspero. Un conejo, nervio, tensión; en zigzag, dribling en carrera. El miedo, la angustia ante la muerte inminente.

No lo veo con mis ojos, lo veo en mi mente, con mi corazón.

Volviendo al inicio ¿Sabéis porque prefiero usar la máquina braille?

Prefiero pulsar con la fuerza de mis ideas esas siete palancas que deslizar mis dedos sobre el teclado diseñando pausadamente un texto.

Pero más, lo prefiero por el resultado.

Vosotros leéis por la vista y no creo que las palabras entren con la misma calidez, con la misma sensación desde la distancia de la vista que cuando la tocas, que cuando llegan, entran, contactando directamente con la piel.


Más escritores ciegos en el nuevo sitio de Gus.
LOS CIEGOS TAMBIEN ESCRIBEN

17 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

"Prefiero pulsar con la fuerza de mis ideas esas siete palancas que deslizar mis dedos sobre el teclado diseñando pausadamente un texto"

Juan Carlos, con ese párrafo das en el blanco...en el iris, en los ojos, boca, oídos, tacto, olor de lo que significa escribir tanto para ciegos como para mudos, sordos, videntes...todos trazamos sueños, de palabras que pueden leerse, cantarse, imaginarse.
Besitos con los sentidos.

Manuel dijo...

Como escribir "a mano" o en ordenador, seguramente el uso de la maquina de braille da esa sensción de contacto, de unión entre el pensamiento y la escritura tal como en la caligrafía manuscrita.
Un abrazo

MARU dijo...

Juan Carlos, has dado en el clavo. Somos tan fátuos, tan prepotentes, que creemos que las personas que están faltas de sentido sensorial, son discapacitados y dignos de lástima... Y es que no hay peor ciego que el que no quiere ver... cegado por su ignorancia...
Me ha encantado.
Un besito, amigo.

CAS dijo...

Tocar, palpar, sentir la vibración, la fuerza, el empuje, el alivio, la resistencia, el deslizamiento. Como trabajar con el barro, dando forma, recibiendo las formas para contárselas a nuestra imaginación.
Sí.... quizá no sea tan imposible de superar como parece. Tu buen punto de vista, reflexivo, nos induce por un camino acertado, nuestros temores de no ver.
Un fuerte abrazo.

rosa_desastre dijo...

Modelar palabras con el tacto y transmitir... que mas da si intervienen o no, los ojos, para dar forma a los sentidos, a los sentimientos, a las ideas.
Un texto precios y preciso.

Carmen Andújar dijo...

Supongo que el contacto con la palabra, el sentir en la propia piel cada letra, cada frase, cada sentimiento, debe ser muy diferente como cuando se ve, y creo que será más profundo. En cierto punto es un pribilegio sentir la lectura a través del tacto.
Un abrazo

San dijo...

En cada palabra un golpe de corazón sobre el teclado golpeado con la fuerza de la imaginación. Se describe lo que se siente más que lo que se ve.
Me gustó compañero.
Un abrazo.

Inma Brujis dijo...

Al sentir los puntos del braili en sus dedos, me imagino que esas palabras se graban en la mente y en el corazón con mucha más facilidad que las palabras escritas con el teclado del pc.
Un beso

Liwk dijo...

Le has dado un final tan inesperado y contundente a tu relato, que me has dejado con las palabras enredadas entre los dientes.
Muy bueno, Juan Carlos.
Un beso.

Neogeminis dijo...

Quien ve con los ojos de su corazón aprecia mucho mejor los detalles que,para quienes estamos acostumbrados a ver con los ojos, quizás pasen desapercibidos. No ve mejor quien tiene buenos ojos, sino más agudizada la capacidad de SENTIR.

Un abrazo.

Atalanta dijo...

Estoy con Maru, eso de discapacitados, minusválidos, incapacitados, y todo lo que se les ocurra decirles, pó me niego a esas definiciones.

Tengo varios amigos/as, que sufrieron la Polio de pequeños y la verdad es una conquista diaria vivir, en el mundo convencional.

Que merito tiene los invidentes, un inmenso OLE !!!

Besos cegadores

gustavo dijo...

y va juan carlos y se queda tan pancho ante este jueves que nos ha regalado, así, como que la cosa no quiere, nos ha dejado un retazo de belleza, como que la cosa no quiere, como d etapadillo, como en silencio, como ciego..a freír espárragos¡¡¡ joderse, juan carlos¡¡¡¡ , que esto es bello intrínsecamente bello...
medio beso.

Verónica Marsá dijo...

Como Bethoven pero con los ojos.

Enhorabuena, amigo, me encantó!

Besito.

alfredo dijo...

No sé que es mejor, si lo que has querido contar, o la forma en la que lo has contado.

La forma, sutil, elegante, precisa.
El fondo, estimulante, aleccionador.

Abrazos

Ceci dijo...

Vaya giro! No habia lo habia pensado hasta que me los pusiste en frente, esto de que a las palabras se acceda tambien por tacto. Esa doble dimensión, la lectura y el refuerzo que le viene por su relieve. Muy bueno! me gustó mucho Juan Carlos
Un abrazo fuerte

Primavera dijo...

A veces me dejo volar mi imaginacion que me lleva bien lejos donde el mundo es bien distinto, donde no hay sufrimiento, dolor, hambre, violentos...un mundo donde todos podemos vivir en paz.
Beso

Mari Carmen dijo...

Sí, ellos saben tocar las palabras, y tu nos tocas a nosotros con sus escritos. Me ha gustado muchísimo el texto, Juan Carlos.

Un abrazo