-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

sábado, 12 de marzo de 2011

Madre tierra






En el fondo de la gruta, Gdruññ se despertó por el frío y trató de obtener más calor. Así que se arrimó más al cuerpo tumbado a su lado. Sin embargo, ese cuerpo no desprendía ningún calor. Con solo palpar y olfatear un poco se apercibió que ese cuerpo estaba muerto.

Tendría que avisar al grupo, pero lo demoró. En la oscuridad de la larga noche de invierno, se mantuvo tendido, repasando con sus manos espalda, abdomen, brazos, piernas del cuerpo que cuando se acostaron desprendía calor, energía y ahora solo sería útil como alimento

No podía ser casualidad. Justamente cuando el grupo estaba al borde de la muerte, sin más soluciones alimenticias que chupar pieles, mascar maderas, lamer piedras; ese cuerpo daría las proteínas para subsistir.

Luego intuyó que alguien había decidido que así fuera. Una fuerza superior, protectora. Una fuerza que estaría en lo alto, que tenía en sus manos el misterio de la vida.

Una fuerza que tenía que ser hembra, como ellas que de repente y sin ninguna razón sacaban un nuevo ser de entre sus piernas y le protegían hasta que obtenía autonomía.

Cuando Gdruññ comunicó a sus compañeros el fallecimiento también comunicó su reflexión y así se inicio la adoración de la madre naturaleza.



Las sociedades se hicieron complejas y sobre la misma idea que a Gdruññ le sugirió la adoración de la mujer, se trató de destruir ese poder, fomentando el sentimiento de culpa y dañando autoestima de las mujeres, creando en los hombres un mito de superioridad. Mito que nadie creyó, pero que dio a los seres de cada género un papel a interpretar en la vida. Los hombres asumieron las responsabilidades y las mujeres quedaron relegadas a un papel que se consideró menor: ejercer sus funciones mágicas..



Sin embargo nunca nadie consiguió eliminar el mito de la madre naturaleza. El misterio femenino. El encanto femenino.

Musica, la femanina Stevie Nicks cantando el embrujo femenino da Sarah
Otros relatos sobre "ellas", en lo de Gus

21 comentarios:

V.Nas dijo...

No debemos olvidar querido amigo que la historia la han escrito los hombres y la leyes también. Pero nada de eso ha conseguido la realidad para que quien quiera verla... y no es otra que; la supervivencia es bipolar, necesita un macho y una hembra... y ese es el orden natural de la existencia.
siendo tan complementarios unos y otras ¿por qué adjudicarle mayor o menos importancia a cada uno? cada cual tiene la que tiene y no es cuestión de su sexo...
Un abrazo.
Mariví

Solitude dijo...

Diosas madres, Madre Naturaleza, Tierra protectora... y mágia propiciatoria, en el interior, en el utero de la Tierra; las cavernas... El canibalismo no solo fue ritual, también para subsistir, aunque en el ritual se perseguía la herencia del caido; y el grupo se alimentaba de su fuerza, para que esa fuerza se quedase, para siempre en el grupo... uno más del clan, para el clan.

Un buen hilo conductor, el del relato.

Mi más cordial saludo.

Princesa115 dijo...

Hola Juan Carlos.
Lo tomo como una metáfora de lo que fue y es la vida misma. El papel de la mujer en la sociedad va cambiando poco a poco pero aún queda mucho trecho por andar. Celebrar un día especial para la mujer es como gritar a los cuatro vientos que somos diferentes, que no poseemos los mismos derechos.
Pienso que ambos, hombres y mujeres, somos seres humanos y como tal ahí están nuestros derechos.
Chuquilloooo que me haces pensar!!!, jajaja.

Mil besos y sonrisas

Juan Carlos dijo...

MARIVI: Totalmente de acuerdo. También en lo del abrazo. Bueno, entre los hombres que escribieron la historia algunos, en terminología de Stieg Larsson no amaban a las mujeres y así nos ha ido.
SOLITUDE: Gracias. Trato de reflejar un canibalismo de supervivencia. Creo lo entendiste perfectamente, uno mas del clan para los del clan.
Saludo cordial.
PRINCESA: Nos hemos cruzado, estaba comentando en el tuyo (muy bueno, por cierto). Tienes razón en tu exposición.
Las mujeres tenéis un potencial que puede hacernos adoraros o temeros. Me quedo con estar a vuestro lado y comprenderos. Besos y sonrisas, amiga.

Natàlia Tàrraco dijo...

Diosa Madre Natura, lo da todo, hasta su cuerpo para alimento, nada se desperdicia.
El culto a la Diosa Madre fue el primero entre los seres humanos, miles de toscas estatuilla de barro, marfil, madera, piedra, la representan muy abundante, poderoso cuerpo, barriga como eterna preñada, sexo visible. Juan Carlos, ese hombre del neolítico o de antes, tuvo la intuición de identificar MUJER, ELLA, con Natura proveedora de todo.
Así durante siglos, hasta que las sociedades con las primeras ciudades inventaron los dioses toro, león, ciervo, machos propicios para la mentalidad guerrera.
Muy oportuno este viaje a los orígenes, frío he sentido en la cueva, y ternura hacia esas gentes haciéndose las primera preguntas, de ellas y ellos venimos. Un chaman dibujó un bisonte en las paredes, allí se iniciaban cultos de pubertad, ritos funerarios, de rezos pidiendo perdón al espiritu de los animales por quitarles la vida, dándoles gracias por la fuerza y energía que al consumirlos pasaba al clan.

Durísimas épocas pero intensas de vidas dando sus primeros pasos como seres humanos. Gracias Juan Carlos, me ha encantado visitarlos de tu mano, tan bien descritos.

CAS dijo...

Tu relato rescata un aspecto perdido en el tiempo. Hurgaste en el orígen y allí encuentras tu ELLA, y siento el homenaje que el hombre hace a la mujer y me conmueve, como el frío de la caverna o el recuerdo del calor al acostarse.
Un fuerte abrazo, remoto, distante en kilómetros pero cálido, desde un verano, que por aquí todavía no se va.

Juan Carlos dijo...

NATALI: Gracias, como siempre generreación sobre como se pudo llegar a la idea de la divinidad femenina. Nunca se ha perdido del todo esa idea, creo que p.ej. en el crsitianismo se refleja en el culto a la Virgen María
Besos, claro, amiga.
CASSS: Te tasmiti el frío? Bueno, aquí no hace falta imaginacion, tenemos unos días de aire gélido que uno puede sentirse homínido bajo alguna ventisca. Gracias por pasarte, amiga. Cariños.

Medea dijo...

Querido amigo,¡¡como me gusta leerte!!,lo digo absolutamente en serio, voy atrasada con los jueves pero llego ansiosa a tu relato a ver con que me sorprendes esta vez. Tu relato siempre me aporta algo, si no es al aprendizaje, es al recuerdo, a los sentimientos o directamente llegas a tocarme la patata (corazón) siempre salgo realmente satisfecha de tus escritos aunque en ocasiones te pones tan esencial o trascendental que me lías he interpreto erróneamente jajaja.
En esta ocasión me introduces en una cueva, del neolítico, el paleolítico, es igual nos llevas de la mano a la prehistoria donde la mujer es endiosada y sabe hasta cuándo morir para aportar su energía y asegurar la subsistencia de su grupo. Buena imagen de la mujer cuando las leyes y las normas las ponía el grupo.
Solo me ha costado un poco mencionar el nombre de Gdruññ jajaja.
Un beso grande amigo y todo mi cariño a esa familia.

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Juan carlos, al empezar a leer tu relato me acorde de la saga El clan del oso cavernario, despues virastes a la crudeza de la naturaleza en sus origenes, leyendote se puede uno poner en la piel de ese antepasado razonando solo en la oscuridad de la gruta. Ciertamente sin ese pensar orazonar nunca hubieramos evolucionado.
Sacas a la luz una verdad, la figura de la mujer ha estado presente en todos o casi todos los acontecimientos de las civilizaciones y el que siempre haya habido diosas e iconos no es desde luego una casualidad, lastima que el "macho" siempre se haya creido superior.....
Un abrazo

Tésalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tésalo dijo...

Alguna vez, alguna mujer en una cueva habrá gruñido al comprobar que yo me he muerto.

En una cueva, sí. Con esta soledad... en mi vivienda. Mi televisor se Habrá quedado encendido.
¡Señor, por qué me imagino mi final... por qué este alivio y aun mismo tiempo, a qué este miedo que Tú me has provocado!
¿Te ofendo?

LUNA dijo...

Las cosas van cambiando.
Cuando los hombres vivían sólo gracias a la tierra, LA MADRE TIERRA, que les proveía de sustento y vida, encarnó en la mujer ese papel.
Efectivamente no hay más que ver esas esculturas redondas, donde la barriga y las mamas, son lo mas importante de la figura.
La maternidad, la fuente de vida.
Todo estaba en armonia.

Pero luego surgió el poder, el anhelo de poder, de vencer... y se sucedieron una cantidad enorme de dioses que representaban ese poder, el sometimiento.

Y así seguimos...
¿En algún momento, recuperaremos el equilibrio?
No lo sé, espero que sí.
Un besito, querido amigo.

Ceci dijo...

Parece una reflexión tan natural no? Si solita se cae de maduro, por su lógica impecable. Como no asociar a la mujer, proveedora, generadora, grande y amplia, caprichosa y generosa con la madre naturaleza?
Pero si era tan ovbio!!
Después, vinieron los artificios, la mala prensa, todo lo que contás tan bien.
Gracias por tan merecido homenaje, y me adhiero a tu alegato tan sentido.
Besito

San dijo...

Bueno Juan Carlos poco me queda por decir que estos amigos no reflejen tan bien, me tomo prestadas sus palabras para decirte que me has hecho viajar al pasado, ese despertar junto al cuerpo frio, habiendo sentido su calor y esperar a meditar a enterder el sentido, ese servir hasta de alimento.... así fue hasta sufrir tantos cambios.
Ella mujer, Ella madre naturaleza.
Perfecto viaje Juan Carlos, un cariños abrazo.

rosa_desastre dijo...

Deslizarse por la historia desde tus renglones, sentir el frio y sentirse parte, semilla y perpetuidad desde el instinto mas básico.
Un cálido homenaje a ELLA aunque surja del una fria cueva. Gracias.
Un beso

maria jose moreno dijo...

Esto mismo es de lo que trata la pelicula avatar, me encantó su mensaje sobre todo ahora que la tratamos tan mal y ella nos está respondiendo de igual modo. La madre naturaleza se ha despertado y con bastante fuiereza, ¿por qué sera?

Menos mal que me ha dado por volver a pasar por el blog de GUs, porque no sabia que te había engancvhado este jueves.
Un beso muy fuerte, amigo

gustavo dijo...

primera consideración:
en atapuerca se ha descubierto que los homos "no sé qué" eran caníbales.
segunda consideración:
siempre, desde siempre he oído ese de la mujer como adorada, como diosa...de ahí, creo, eso de la madre tierra...desde luego no me extraña que la adoración por la mujer se produjese, pues eso de dar vida...eso es sencillamente mágico.
tercera consideración:
desde mi punto de vista, el hecho de que el hombre obtuviera la preeminencia con respecto a la mujer tiene que ver con una especie de querer recuperar el poder....considero, que no lo sé pero que intuyo a partir de algunas sabidurías probablemente distorsionadas ya por mí...considero que el hombre sintió envidia de la mujer diosa, de la mujer a la que adorar...
hay un hecho...bue...paro que si no me enrollo.
ah, es lunes y contigo acabo las lecturas del jueves...
saludazos, amigo.

Juan Carlos dijo...

Hola MEDEA: no recuerdo que hayas interpretado mal mis escritos. En todo caso apunto: no ponerme tan trascendental, jeje.
Gdruññ me parece un nombre cocjo..do para un prehistórico, ¿no?
MANUEL: Me has pillado. Mucho de lo que sé sobre la prehistoria viene de la saga del Clan del Oso. Por ej., que adoraban la figura de la mujer.
TESALO: Supongo que la imagen de la muerte, así de repente es muy fuerte, nos podemos ver reflejados. El Señor nos permita disfrutar tus lecturas mucho tiempo.
Por cierto, un sentido de mi texto era el descubrimiento o la invención de Dios. Que cada cual, con su ideología elija la palabra adecuada.
LUNA: Ayer leía un artículo y ¿sabes a qué atribuyen que el hombre se hiciera con la supremacía? Al invento del arado. Entonces hizo falta fuerza para manejarlo y como el hombre tiene más fuerza ... pues eso.
Tiene sentido, tal vez fue el arado.
Supongo que a trancas y barrancas vamos avanzando hacia el equilibrio, no crees?
CECI: Gracias por pasarte, no se que decirte, porque tu comentario me parece tan completo que solo eso, agradecerte que lo hicieras y como lo has hecho.
SAN: También, me encanta que te haya gustado ese ambbiente que he tratado de reflejar. Muchas gracias.
ROSA: También gracias y me gusta el juego de calor-frío del comentario.
MARIA JOSE: No he visto Avatar, si sabía que es una película con mensaje ecológico. No sé, por mucho que la despreciemos, la naturaleza sigue siendo más fuerte que nosotros y a veces lo demuesttra, de modo tan brutal como acaba de hacer en Japón.
GUS: Sabía lo del canibalismo, aquí lo trato como canibalismo suave, es decir, ellos no matan a nadie de su grupo, pero si muere ... Sobre lo del cambio de tornas, cuando el hombre empezó a ser el preminente, leí justo ayer que fue a partir de la invención del arado (se lo he comentado a Luna). Tal vez, cuando prevaleció la fuerza física sobre otras consideraciones. Supongo que también influyó saber que la maternidad tenía una causa y en ella participa el hombre.

A todos, Besos, abrazos y mucho cariño.

Susurros de Tinta dijo...

Ehhh, yo no había leído este relato, a ver porqué????, Dioses y Diosas, manipulados y blandidos como armas contra el ser humano, que pena que siempre haya un listo que se aproveche de los menos listos, miles de besosssssssssss

Susurros de Tinta dijo...

Ehhh, yo no había leído este relato, a ver porqué????, Dioses y Diosas, manipulados y blandidos como armas contra el ser humano, que pena que siempre haya un listo que se aproveche de los menos listos, miles de besosssssssssss