-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

miércoles, 23 de febrero de 2011

Dream builder


      Comenzaba el tiempo que le concedía el Señor de los Sueños. Él se fascinaba con la tecnología que se le confiaba, cuando escuchó esa voz sobrenatural:
      - Mi tecnología es aquella que vosotros podáis imaginar.
      Él tenía la ocasión de crear un escenario al que ella entraría en sueños ¿Cómo entraría? Imposible saberlo, él solo podía crear un entorno en el cual el subconsciente de ella se movería libremente.
      Decidió recrear aquel barrio céntrico de aquella ciudad histórica donde se alojaron en su primer viaje juntos.
      Crear el ambiente de su sueño era la forma de llegar hasta ella.
      La única forma de llegar hasta ella, ahora sumida en el coma.
      La última forma de llegar a ella, sabía íntimamente.
      El Señor le recordó que en el sueño él no podría interactuar. Él protestó con toda la vehemencia de su indignación. Y sus protestas fueron al vertedero de la impotencia humana frente a fuerzas superiores.
      Se afanó en que todo fuera perfecto, como fue, como lo revivían en sus conversaciones, ahora como lo recordaba.
      En sus recuerdos no podía faltar la placita de la fuente. Tantas noches de verano sentados ante su frescor, disfrutando su sonido, envueltos en conversaciones sin principio ni fin, pero con llenas de contenido y sentimiento. A veces tratando de juntos, a media voz, con los una junto al otro unidos los cuerpos; otras frente a frente, con la voz alta y las risas sonoras que derivan del entusiasmo.
      Una noche en la fuente había una flor. Él la arrancó y colocó cuidadosamente entre el pelo de ella, que le miraba con aquel brillo tan especial, tan suyo.
      Un momento, la flor era amarilla.
      Se acababa el tiempo. Repasó todo con el detalle que el tiempo le permitía.
      ¿Y la luminosidad? La de primera hora de la mañana, como la que había cuando comenzaron a explorar la ciudad, cuando todo era nuevo, cuando tenían el tiempo en sus manos..
      Ahora ya no había tiempo, se ocultó para contemplarla.


Sale ella del portal del hotel. ¡Se alegra! Pasea por la calle como entonces, con esa gracia suya, con esa calma y esa curiosidad que le permitía encontrar cada día un nuevo detalle, eso que hacía que con ella la vida fuera imprevisible, siempre nueva, siempre
Huele el ambiente. ¡Dios!, ¡es feliz!
Lo disfruta, disfruta cada paso, como siempre, esos detalles que solo ella sabe apreciar.
Sí, camina hacia la plaza, hacia la fuente. Su recuerdo es mi recuerdo. Su emoción es mi ilusión, La flor, con la ilusión de aquella vez.
Como si supiera que su tiempo se agota, que estaba viviendo un “extra” en su efímera existencia, vuelve al hotel, a su destino. El tiempo se agota. El tiempo del sueño, el tiempo de la vida.


      Grabó en su mente cada uno de los momentos que compusieron esa ocasión de verla desplegando vida. Las guardó con fuerza, como si eso las mantuviera más vivas en su memoria. Porque fuera del recuerdo la única percepción sensorial de ella sería verla tendida,
      Y una foto y ¿esa flor? Gracias Señor de los Sueños. Gracias por permitirme este instante.

      Más interpretaciones sobre el vídeo en Gus y sus jueveros llorones.

22 comentarios:

Manuel dijo...

Como buen creador, no puede interactuar con su creación una vez terminada, debe quedarse al margen confiando en el efecto de lo creado. Muy buena la apreciación de la elección de la lumnosidad, es la busqueda del instante perfecto para recrear el recuerdo perfecto.
¿Quien se resistiría a poder hacer realidad un sueño?
Has ido entresacando los detalles del conjunto, aplausos !!!!
Un abrazo

V.Nas dijo...

Está claro que somos creadores dormidos y despiertos. En sueños somos todopoderosos y en el recuerdo magnánimos, recreamos las vivencias idealizadas y perfectas, alimentando el amor que se agarra al ser, no solo al cuerpo.
Un precioso relato.
Un beso.
Mariví

Neogeminis dijo...

Una muy emotiva interpretación de ese bello video que nos ha convocado este jueves. Jugar -o arriesgarse- a ser Dios por unos momentos es una idea atrapante que sin duda nos hace despertar la imaginación a todos.

saludos de co-juevera!

LUNA dijo...

Quien pudiera y tuviera el don de poder recrear un mundo para que nuestros seres amados fueras felices...

Bueno, cuando son niños, eso hacemos.
Pero luego crecen y se tienen que enfrentar al mundo real, el de afuera de nuestra casa y nuestros brazos.

Pero siempre se llevan esa margarita...
Magnífica recreación, querido amigo.
Un besito

Natàlia Tàrraco dijo...

Hay que creer en el Señor de los Sueños, lo llevamos dentro y podemos invocarlo de muchas formas. La creatividad echa a volar, todo es posible, todo se levanta de la nada, incluso la esperanza, la memoria y la margarita, viva, aún, en un vaso.
Besitooooooooooo

Inma Brujis dijo...

Realmente el se sintió feliz de verla feliz a ella. De eso se trataba ¿no? de hacerla disfrutar dentro de su convalecencia de un momento de magia, de amor profundo.
Un beso

Any dijo...

Algunos sueños deberían poder guardarse en un archivo para volver a verlos cuando uno tiene ganas. Y con mayor razón este sueño, armado a medida para darle un plus de felicidad a la protagonista antes de partir. Lástima que no se podía interactuar ... para decirle unas palabras o abrazarla, pero bueno, todo no se puede.
Un saludo

Matices dijo...

Estoy contigo Juan Carlos para recrear ese mundo, solo podría ser desde ese punto, creernos creadores. Agarrarnos a los recuerdos, plasmarlos en nuestra mente e intentar llegar con todos los sentidos y sentimientos en un mensaje conciliador que solo nos llega a nosotros mismos, es soñar.
A veces, eso nos ayuda a seguir adelante...

Besos

Carmen Andújar dijo...

Muy bonita tu descripción, se parece un poco a la mía; pero tú has rememorado esa ciudad donde se conocieron.
Me ha gustado
Un abrazo

maria jose moreno dijo...

la fantasía es infinita y con ella podemos recrear lo que queramos, pero la realidad es otra, no existe ese lugar donde recrear ese pasado, sino la miseria de uan fria habitación donde nos afanamos en hablar y hablar porque nos dicen que seguro que nos escucha,
Me ha gustado mucho, Juan Carlos.
UN besazo

Burton dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alfredo dijo...

Recreación casi paso a paso del contenido del video, Momento de sueños inalterables y miradas escondidas.

Rico en detalles y lleno de matices.

Abrazos

rosa_desastre dijo...

¡Ay si nos dieran esa oportunidad!
Tu nos abres una puerta de esperanza y por un instante nos hemos acordado de que nuestras pequeñas grietas, se pueden arreglar...
Luego, cronstruyamos con fé.
Besos

Ceci dijo...

Me gustó el video en cuanto lo ví. Igual lo hice al menos un par de veces para ver que me inspiraba. Y te digo que entiendo desde lo mas profundo, y me resultó absolutamente conmovedor, el esfuerzo que hace esa persona por diseñar un sueño a la medida de una persona querida. La desazón más terrible que vendrá después cuando se haya ido, y la voluntad feerea de ateosorar cada recuerdo, imágen, sabiendo que no habrá más.
Excelente relato e interpretación Juan Carlos. Felicitaciones!
Besos

CAS dijo...

Preciosísima recreación o CONSTRUCCION literaria de las imagenes vistas.
Sabes? me pregunto donde quedará el vertedero de las impotencias... a veces me gustaría tirar allí algunas...

te mando un fuerte abrazo

Verónica Marsá dijo...

Si lo crea y recrea con su propio recuerdo ya está interactuando, incluso a la hora de escoger el momento preciso, la luz, los aromas y los elementos. Él ya estuvo presente y en el recuerdo de ella volverá a estarlo. Interactuó entonces y al recrear lo vuelve a hacer... esa es la declaración de amor más hermosa y romántica, cuando interviene y recrea para ella.

Bravo, amigo. Especial como siempre, un toque de canela.

Beso y feliz sábado.

Primavera dijo...

Que bonito seria poder crear los sueños y llevarlos a la realidad, lo malo es que nos tenemos que conformar en desearlo atraer la energia suficiente para que algun que otro se pueda llevar a cabo.
Magnifico relato
Primavera

Recomenzar dijo...

Buenísimo ¿que mas te puedo decir???

Medea dijo...

Querido amigo, te leí el primero por ser el origen de este video que me llegó de tus manos. Hoy vuelvo a leerte y comprobé que no te había dejado mi comentario.
Has creado un mundo, un mundo de palabras dando vida al Señor de los sueños, de esos sueños a los que nos aferramos cuando la esperanza es poca. Construyes para ella los mejores momentos vividos y sin querer interactúas porque después de conseguir hacerle revivir esos momentos... ¿quién no despertaría?
Una flor amarilla...y un beso

gustavo dijo...

hay una serie que veo de vez en cuando a eso de las tantas de la madrugada...jajaj, ¡¡¡se me olvidó el título,,,jajja!...bue...a lo que te iba...en uno de sus capítulos sucede que un tipo puede construir una máquina que lo que hace es crear mundos que puede ser sentidos por el consciente...claro, se lo aplica a su querida comatosa..él puede entrar en ese mundo...ella es consciente de que está en un mundo de hologramas, ficticio, que está en coma...pero sin embargo siente, tiene todos los sentimientos...él también...
la decisión final es que ambos se quedan enganchados a la máquina, pues es el único mundo, el de los sueños, el ficticio, donde pueden estar juntos y disfrutar juntos...
a este recuerdo me ha llevado tu jueves...
saludos, juan carlos..

San dijo...

Creando para ella, ha creado para él, vuelve a sentir las mismas emociones que junto a ella sintió. La verdad que no estaria nada mal poder ser creador aunque solo fuera unas horas y poder conceder la oportunidad de revivir instantes de plena felicidad.
Juan Carlos te has detenido en detalles muy bonitos.
Un abrazo.

Gastón D. Avale dijo...

En el sueño él no podría interactuar..... TE DAN GANAS DE AGARRAR AL SEÑOR Y DECIRLE TANTAS COSAS.... parece casi una maldición no poder interactuar...pero que buen detalle, armar un recuerdo para los dos...un lujo la verdad! un saludo! tremendo relato!