-

-

¡Felices Navidades!

¡Felices Navidades!

jueves, 25 de noviembre de 2010

Monólogo del culo

        Hoy voy a hablar con el culo.
      Muchos de vosotros recordaréis aquel chiste que contaba como las diferentes partes del cuerpo discutían quien tenía que ser el jefe y cuando la mierda decidió no salir causó tal malestar que hubo que ceder a sus condiciones. Bueno, es hora de decir la verdad. Ese chiste es demagógico, la mierda no es sino sustancia viscosa carente de criterio propio. Soy yo quien decide cuando y como expulsarla.
      Entonces, ¿somos los culos los jefes? ¡No! Somos seres pacíficos a los que nos gusta la tranquilidad y lo blandito. Mmm, nada como reposar sobre un sofá suave y rico para relajarse. Somos muy epicúreos y por ello poco dados a expresarnos, pero ya que este jueves me brindan el protagonismo, lo asumiré.
      Somos conscientes de nuestra mala fama, pero no tenemos complejos. De acuerdo, se nos utiliza como metáforas de lo feo, (cara de culo), de ridículos (has quedado como el culo), de asquerosos (la gente rastrera lame o besa el culo), de antipático (me cae como el culo) y hasta de tontos (lo has pensado con el culo o a para remachar la calificación de tonto, se le llama tonto del culo). No nos preocupa. Dirán lo que sea pero sabemos perfectamente de nuestro atractivo.
      Dentro del cuerpo se nos considera lo último. Vale que somos lo más opuesto a la cara. Hombre, lo último serían los pies, pero como los pies se ven, nos aplican ese sambenito. Ya se dice que algo remoto está en el culo del mundo.
      Mucha culpa de esa mala fama la tiene la boca. Habla mucho, pero es ella quien engulle, con toda su elegancia, una comida que califica como exquisita y que en verdad ... buf, vaya mierda que nos manda. Habríais de ver como se retuercen los intestinos cuando la ven venir. Y cuando nos toca trabajar con esa “exquisita” comida, ahí está la bocazas, quejándose del asco que le da.
      El pelo ya lo veis, se lleva todo el glamour. ¡El pelo! Es muy llamativo pero no hace absolutamente nada. Y anda que no exige trabajo. En cambio nosotros, no pedimos más que nos limpien cada vez que evacuamos.
      Otros que se las dan de glamourosos son los ojos. Ah, pero con ellos tenemos una relación secreta. ¡Anda que no les atraemos! Se las dan de ser ellos quienes enamoran, pero saben muy bien algo que  evitan reconocer en su discurso: nadie se enamoraría de dos ojos que no tuvieran culo.
      Pues si somos los que evacuan lo innecesario, básicos para el descanso y atractivos, pero además el lenguaje popular nos ha puesto como símbolo también de la intimidad, mantener la integridad es salvar el culo y es metáfora de lo molesto o lo humillante que den o se meta algo por el culo.
      Y como otros ejemplos del protagonismo que nos dan, a un perezoso se le exige que se mueva el culo o a alguien que se excede se le dice que se pone hasta el culo.
       Pero como empezaba diciendo, los culos no queremos ese protagonismo, lo único que quere mos es estar a gusto en el sofá, en una silla mullida o en una taza de water agradable ¡Y que digan lo que quieran!
Bueno, hasta otra. Dejo esta silla rígida y me voy al sofá, aunque no creo que por mucho tiempo porque soy un culo de mal asiento.
           Y ya sabéis, el que quiera peces, que se moje las témporas. Huy, perdón. Me he confundido.

18 comentarios:

Princesa115 dijo...

La verdad Juan Carlos es que he visto súper difícil hacer una entrada sobre "el culo", pero tú lo has conseguido, tú lo has bordado y no has dejado nada fuera.
Hasta me has hecho reír, jajaja.
Y al final el victirioso es "el culo", el que se lleva la palma, jajaj.

Bueno, pues amen.

Besos y sonrisas, vale?

Neogeminis dijo...

jajjaaja...muy bueno y completito tu aporte juevero!, más considerando lo complejo y comprometido del tema de esta semana! jeje...te has lucido!


saludos.

mar dijo...

Jajajaja, buenísimo Juan Carlos.
El culo hablando en primera persona y poniéndonos las cosas claritas, y debemos reconocer que razón desde luego no le falta que le tenemos al pobre subestimado.
Me ha encantado tu entrada
Un beso de Mar

Verónica Marsá dijo...

Pues no te preocupes, querido culo, hay bocas que cuando hablan, lo hacen como el culo; culitos prietos y glamurosos que da más gusto mirar que muchas bocas desdentadas; palmaditas en el trasero más sensuales en complicidad que la más hermosas de las palabras.
Querido culo, eres el jefe!

Porque hay culos que te invitan y otros que te evitan; culos señoriales, ostentosos, portentosos, orondos, traviesos, sentados, cóncavos, convexos, confusos, difusos y profusos. Cubiertos y descubiertos, de vals y fiesta de pueblo
Culos por todas partes, en hermosas esculturas, ángeles, dioses! Tú, querido culo, alabado seas!

Besito!

Natàlia Tàrraco dijo...

Trátalo bien Carlos, se lo merece, es bello y blandito, estoy contigo.
Te dejo, acabo de recibir un disgusto, no estoy para nada, nos vemos amigo.

Mari Carmen dijo...

Bueno, el tema sobre el culo sería complicado pero tú lo has expuesto muy bien :) Tiene todo el derecho del mundo a decir lo que quiera.

Saludos

Medea dijo...

Jajaja muy bueno tu monologo del culo, hasta ahora solo se me ocurría que su mención era para cosas malas, "tonto del culo" "estoy hasta el culo" "voy de culo" siempre como algo fastidioso, pero en este caso, TU culo me ha hecho ver que es importante que...¿qué haría yo ahora si no tuviera culo, que pondría sobre el sofá para dar una cabezadita? además de la cabeza claro.
Un beso Juan Carlos

maria jose moreno dijo...

Me quito el sombrero, magnifica tu entrada Juan Carlos, el culo como protagonista y habla que te habla. En este jueves hemos tenido de todo desde un cara culo a un culo verborreico...jajaja
Felicidades
Un besote

alfredo dijo...

Un escaparate de muchos culos o un culo disfrazado para muchos escaparates.
Ameno, próximo, dan ganas de acariciarlo (después de limpiarlo, claro)
El, no tiene la culpa de ser tan versátil, recurrido, referenciado, en definitiva un héroe mal entendido.

Abrazos

yonky dijo...

una oda exquisita al heroe no reconocido,el de tantas batallas,el que realmente se ensucia una y otra vez por los demas.Le has hecho un sincero y respetuoso homenaje como se merecia.No puedo menos que felicitarte.

buenazo

Juan Carlos dijo...

PRINCESA: Gracias, lo de no dejar nada fuera, dado el tema, ¿quiere decir que no la he cagado?. Gracias amiga.

NEOGEMINIS: Lo de lucir me recuerda una canción infantil, que decía "¿que es aquello que reluce / en la puerta del castillo? / es el culo de *** / que le están sacando brillo".
No transcribo el nombre del personaje por ser un líder religioso venerado en países árabes y no árabes ...
Saludos.

MAR: Ha sido una jornada de reivindicación y hasta veneración del culo, porque el que tu planteaste es de los más deliciosos que hay. Benditos jamones. Un beso.

VERONICA: Buena tu loa al culo, me gustó mucho lo de culos de vals y de fiesta de pueblo ... anda que no es visual. Un beso compañera.

NATALIA: Gracias por participar aunque en tan mal momento. Ya lo leí en tu blog ... otro abrazo.

MARI CARMEN: Gracaias, defenderemos la libertad de expresión para el culo. Besos.

MEDEA: Lo dicho, ha sido el ueves la dignificación del culo. El mío agradece tus palabras de elogio, nunca le habán valorado salvo por su belleza ... ejem, más sinceramente, creo que nunca le habían valorado. Besos.

MARIA JOSE: Es cierta la diversidad de ópticas desde las que se ha mirado el culo (iba a corregir la frase, por eliminar el 2º sentido, pero no lo haré). Me ha encantado esa variedad, esa riqueza de todos los jueveros. Del humor al drama. Besos.

ALFREDO, has empleado la palabra que me guiaba al redactar y que al final no empleé: versatilidad. Es lo que me sugirió esta vez en que trataba de pensaba como el culo. Un abrazo.

YONKY, ya me gusta verte por aquí. Pués si, parece que el culo, en el cuerpo, es ese héroe secundario, el que se ensucia y sufre por la causa común. Un abrazo.

Any dijo...

Parece que el culo también piensa y tiene su corazoncito, está harto de que se lo use como metáfora de todo lo malo pobrecito. Apoyo la moción de dejar de maltratarlo y darle el lugar que merece jajajaj.
Tu monólogo me hizo reir mucho.
un abrazo

gustavo dijo...

la palabra culo, y pr cierto, disculpas por la tardanza en leerte...pero he ido de culo...la palabra culo me sirve para decirte que...
¡¡¡ERES UN MONSTRUO, JUAN CARLOS!!!!
pues la palabra monstruo, a lo que se, tiene el significado de...anda, ponlo tu para decir que me ha encantado esto que te he leido¡¡¡¡
saludos, amigo...

Juan Carlos dijo...

ANY: Me alegra que te haya hecho reir. No insisto en lo del jueves como jornada de reivindicación del culo.
Besos amiga.

GUS: No te preocupes por llegar tarde, yo también lo hago a algunos jueves y hasta hay alguno de los blogs al que no he llegado nunca. Ya llegaré.
Lo de monstruo me lo tomo por el lado bueno, vale?. Un saludo amigo.

A TODOS: Vale, he entrado en un lenguaje que me es ajeno y que dejo hasta q1ue toque volver a él. Nunca había escrito tantas veces la palabra culo.
Cariño para todos.

Tésalo dijo...

A mí de niño me resultaba inquietante cuanto con aquello que con mi mirada no habiera conseguido percibir se ha referido.
Esta parte resulta por un lado inabarcable pero por otra, indefendible.

Tésalo

Juan Carlos dijo...

Gracias Tésalo, tu comentario me acaba de llevar a comprender porque se utiliza como metáfora de la vulnerabilidad.
Saludos.

CAS dijo...

Un excelente alegato, exposición, reivindicación.
Un buen escritor no conoce de temas difíciles....un abrazo

Juan Carlos dijo...

Caramba Cas ... cada vez que leo algo de buen escritor me pregunto ¿a quien se referirán?
En éste caso no quedan dudas y por ello mi orgullo se hincha (no lo digas, es un secreto) y me hace sentir íntimamente bien.
Un abrazo, compañera.